Se encuentra usted aquí

Calderas de condensación

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
logo_llama_gas

Las calderas son la herramienta que permite calentar el agua de una instalación de gas natural. Actualmente hay varios modelos de entre los instalados en las viviendas que están fuera de normativa


Cómo funciona la caldera de condensación

Lo primero es remarcar que desde septiembre de 2015 estas son las únicas calderas que se pueden instalar según la normativa europea de emisión de gases invernadero.

caldera_blanca

Esto no es ningún inconveniente si queremos hacer una instalación de gas natural en casa. Al revés, las calderas de condensación son hoy por hoy las más eficientes y limpias del mercado. Lo que sumado a que el gas natural es la energía no renovable más limpia hace que sea un doble acierto.

Las calderas de condensación tienen como gran ventaja que gracias a su forma de reutilizar el combustible, el rendimiento puede ser superior al 100%. Esto se consigue haciendo que los gases de efecto invernadero vuelvan a circular por una cámara estanca que los enfría a unos 50º, por lo que el calor latente (190 grados) se aprovecha también para generar energía.

Y como el gas que se enfría para esto es dióxido de carbono, la mayor parte de lo que sale a la superficie es tan solo vapor de agua, nada contaminante.

¿Es mejor que otras calderas?

Las calderas de gas natural que hay instaladas en muchos hogares hasta ahora son de circuito estanco y de baja emisión de óxido nítrico (NO), un gas muy contaminante; las calderas atmosféricas ya no se fabrican y también están dentro de la normativa.

Poco a poco todas estas calderas están siendo sustituidas por las de condensación. Estas calderas han ido viendo cómo su eficiencia, la capacidad de transformar el gas natural en calor, han ido quedando atrás con respecto a las calderas legalizadas.

Tipo de caldera Eficiencia
Atmosférica 90%
De circuito estanco convencional 91%
De circuito estanco de bajo NOx 93%
De condensación 97-108%

¿Es caro cambiar de caldera de gas?

No es lo más barato del mundo, pero algunas Comunidades Autónomas han establecido ciertos programas de ayudas económicas para instalar gas natural en casa y cambiar las calderas cuando éstas quedan obsoletas. Concretamente Barcelona, Madrid, Galicia y el País Vasco tienen algún tipo de subvención durante el año 2015.

Además de estas ayudas, Madrid incorpora el Plan Renove de Calderas de la Comunidad de Madrid, que está pensado para cambiar la caldera actual por una de gas natural y el plazo está abierto hasta diciembre de 2015.

Caldera de gas natural o eléctrica

Las calderas eléctricas o calentadores de agua eléctricos son una forma completamente limpia de calentar el agua en las viviendas, tanto para la calefacción como para ducharse o lavar la ropa o la vajilla.

El mayor problema que presenta es el coste: el precio del kilovatio hora de luz puede ser aproximadamente dos veces y media más caro que el del gas natural. No hay que olvidar que esta energía es la más económica de España.

En una simple comparativa, usando los precios del mercado regulado, podemos ver cómo un consumo igual de una y otra energía deja ver que el gas natural es mucho más económico. Hagamos la cuenta con un consumo anual de unos 2500kWh

  • Con precio de gas natural (tarifa TUR 3.1): 2500kWh * 0.05125/kWh = 220.21€
  • Con precio de luz (tarifa PVPC 2.0): 2500kWh * 0.116771/kWh = 291.92€

Y todo esto sin aplicar el término de potencia en el caso de la luz ni el término fijo del gas. También habría que añadir después los impuestos y el alquiler de contadores y servicios de mantenimiento.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor de la página web Alberto de la Cruz es experto en mercados eléctricos y de gas natural.