Se encuentra usted aquí

Calefacción de gas o bomba de calor

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
Sistemas de ventilación

En el último trimestre del año comienzan a bajar las temperaturas con la llegada del otoño. Esta estación es un buen momento para replantearse la forma energética que se utiliza en la vivienda para la calefacción, así como el plan de precios que se tiene suscrito. Realizar estas previsiones evitará imprevistos de cara a los meses más fríos del año.


Calefacción de gas natural

El gas natural es, actualmente, la energía más económica del mercado. Esta razón, unida a su gran poder calorífico, hace que sea la opción mejor valorada a la hora de elegir la modalidad energética para la calefacción. Las principales ventajas e inconvenientes de la calefacción de gas natural son los siguientes:

  • Tiene un rendimiento muy alto, puesto que aporta calor, tanto en cantidad como en calidad, de manera uniforme.
  • El consumo energético es mucho más bajo que con otras modalidades.
  • El bajo precio del gas natural hace que a largo plazo sea una inversión rentable.
  • Tiene un coste de instalación demasiado alto, por lo que requiere de un uso intensivo para amortizarlo.

Calefacción con bomba de calor

La calefacción con bomba de calor se nutre de la energía eléctrica para su funcionamiento. La calefacción eléctrica requiere una gran cantidad de kW, por lo que se pueden tener algunos problemas en caso de no disponer de un término fijo acorde:

  • Que salte el Interruptor de Control de Potencia (ICP) por hacer uso de una cantidad de potencia mayor a la contratada.
  • En caso de negocios con maxímetro, una demanda de potencia superior a la contratada se verá reflejada en una penalización económica en la factura.
  • Esta gran cantidad de demanda de potencia eléctrica hace que se dispare el consumo energético, por lo que la calefacción eléctrica es una de las modalidades más caras.

¿Qué calefacción es la más económica?

Aunque la electricidad y el gas natural sean las modalidades energéticas más extendidas en el uso de la calefacción, existen otras opciones para caldear las viviendas durante el invierno. Como puede ser el propano, gasóleo o las bombonas de gas butano.

Los consumidores muchas veces necesitan saber cuánto se ahorraría con una energía y cuánto pagarían de más con la otra. Por esta razón, hemos dejado este gráfico desde el punto de vista económico para ver cuáles son los principales suministros y el ahorro que se puede producir.

 

 

Encontrar la tarifa más económica de gas del mercado

Una vez elegida la modalidad de energía que se va a utilizar en una vivienda para el uso de la calefacción, el paso siguiente es seleccionar aquella tarifa y compañía que mayor ahorro proporcionen. El siguiente vídeo expone brevemente como realizar un estudio gratuito del mercado de luz o gas a través del comparador de tarifas de energía, de modo que este analiza las ofertas de todas las compañías del sector para facilitar aquél plan de precios que mejor se ajusta a las necesidades del cliente:

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor

Autor de la página web Alfonso Fernández es experto en mercados eléctricos y de gas natural.