Se encuentra usted aquí

Calefacción de gas para casas

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
logo_gas

La calefacción es un sistema imprescindible en todos los hogares españoles debido a las bajas temperaturas que afectan durante los meses de invierno, otoño y primavera.

Existen sistemas de calefacción que funcionan con electricidad, pero se trata de un modelo que supone un alto coste y más si se compara con otros abastecimientos como el butano, el gasóleo, el gas propano o el gas natural.

Calefacción de gas butano

El gas butano se utiliza en hogares donde no llega la red de gas natural y que tienen un consumo de gas muy bajo. Su funcionamiento es muy sencillo porque solo implica comprar bombonas de gas licuado del petróleo (GLP) cuando se acaba el suministro. Los principales proveedores de gas butano son Repsol, Cepsa y Galp Energía para el ámbito español y su coste está regulado por el Ministerio de Industria.

Calefacción de gasoil

El gasóleo es una forma de combustible cuyos usos básicos están dirigidos a los vehículos de motor y a los domicilios. Se trata de una fuente de energía a la que pueden acceder los usuarios de cualquier punto geográfico y que se puede almacenar en depósitos.

Sin embargo, es una energía muy contaminante que además requiere un alto mantenimiento por parte del usuario, aspecto que unido a su alto precio se posiciona como poco recomendable para la utilización de calefacción en la vivienda

Calefacción de propano

El gas propano se emplea generalmente para la cocina, el agua caliente y la calefacción, pudiendo ser distribuido mediante canalización de la vivienda, sistemas de almacenamiento para grandes consumos o en botellas que se compran en las estaciones de servicio.

Su combustión se realiza de forma similar a la del butano puesto que proviene del gas licuado de petróleo. Las principales compañías de venta de propano en España son Repsol, Cepsa, Galp Energía, Primagas y Vitogas.

Calefacción de gas natural

El gas natural es el sistema de energía que es muy utilizado para el agua caliente, la cocina y sobre todo para la calefacción, debido en gran medida a su bajo precio aunque también a su eficiencia energética.

Su funcionamiento es muy cómodo para el usuario porque no debe preocuparse del recambio del suministro y tampoco supone el corte del abastecimiento. Esto implica que podrá utilizar cualquier tipo de sistema sin ningún tipo de interrupción algo que no ocurre con el resto de energías.

¿Qué calefacción de gas es más barata?

Para comprobar que la instalación de gas natural en una vivienda supone un ahorro, el consumidor debe realizar una comparativa con todas las energías, basándose en las características de la vivienda como ocurre a continuación:

Se toma como referencia un domicilio en Madrid con 75 metros cuadrados, donde se utiliza la calefacción y son dos personas las que conviven allí.

 

¿Cómo instalar calefacción de gas en casa?

Algunos consumidores no tienen instalación de gas porque no existía suministro, pero las redes de distribución se están expandiendo por todo el territorio y cada vez son más las personas que pueden utilizar el gas como fuente de energía.

Para confirmar que se puede tener abastecimiento de gas natural, el usuario puede recurrir a varias consultas que puede realizar y de esta manera conseguir saber si es capaz de disponer de gas

  1. Preguntar a algún vecino si tiene gas en casa para saber si su zona tiene acceso a la red de gas.
  2. Si se encuentra en una comunidad de propietarios, averigüe si su edificio dispone de la Instalación Receptora Común de Gas, con lo que solo será necesario realizar la obra en el interior de su vivienda.
  3. Puesto que el precio por instalar el gas no está determinado, pida presupuestos a diferentes instaladoras o a su distribuidora porque ambas pueden realizar la obra.
  4. El tiempo de duración de la obra también se incluirá en el presupuesto.
  5. Cuando decida la empresa que va a proceder a la instalación de gas, los operarios se acercarán a su casa y colocarán tanto los tubos como los sistemas necesarios para disponer de canalización de gas.
  6. Cuando finalice la obra le será entregado el Certificado de Acometida Interior de Gas, imprescindible para el consiguiente alta del suministro.
  7. Ya solo le queda llamar a la compañía y dar de alta el gas.

¿Sistema bitubular o monotubular en calefacción a gas?

Una decisión importante cuando se quiere instalar calefacción de gas natural en una vivienda es el modo en el que circulará el agua caliente en el circuito de radiadores, es decir, si existirá un único sentido o dos direcciones de entrada y salida:

  1. Sistema monotubular, los radiadores se colocan en serie y el agua realizará el recorrido del primer al último emisor, por lo que los últimos radiadores podrían no desprender tanto calor como los primeros.
  2. Sistema bitubular, donde los radiadores están colocados en paralelo para que el agua caliente sea distribuida de igual manera en cada radiador. Este sistema es más caro porque necesita el doble de tuberías en la instalación y es el más común en viviendas con más de 4 emisores de calor.

¿Qué hacer para contratar gas natural en casa?

Una vez que la instalación ya está realizada en la vivienda, el consumidor tiene que ponerse en contacto con la compañía que le ofrezca mejore tarifa y dar de alta el gas natural con los siguientes documentos:

  • DNI, nombre y apellidos de la persona que va a ser titular de gas.
  • Dirección de la casa.
  • Tarifa de acceso de gas.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) que puede pedir a su distribuidora
  • Número de cuenta del banco para la domiciliación de las facturas.

El usuario que vaya a contratar el gas natural en la vivienda, debe saber que tiene que pagar un importe a la distribuidora de su zona por disponer de esta energía, y este concepto viene reflejado en la primera factura de gas natural.

 Derechos de acometida.

Tarifas de acceso Tarifa 3.1 Tarifa 3.2 Tarifa 3.3 Tarifa 3.4
Cataluña 76,85€ 76,85€ 122,54€ 122,54€
Valencia 91,98€ 91,98€ 152,05€ 152,05€
Madrid 91,96€ 91,96€ 137,57€ 137,57€
Andalucía 72€ 76,02€ 97,14€ 107,47€
Castilla La Mancha 84,95€ 87,63€ 126,12€ 129,25€
Castilla León 67,05€ 70,58€ 105,88€ 105,88€
Galicia 106,89€ 106,89€ 151,78€ 151,78€
Navarra 93,5€ 106,06€ 139,55€ 139,55€
La Rioja 86,56€ 86,56€ 143,57€ 143,57€
País Vasco 105,14€ 105,14€ 157,74€ 157,74€
Aragón 99,68€ 105,39€ 134,61€ 134,61€
Extremadura 90,61€ 90,61€ 126,94€ 160,87€

*Costes con IVA incluido

 Derechos de altadonde el precio dependerá de la Comunidad Autónoma donde se encuentra la vivienda.

Tarifas de acceso 3.1 3.2 3.3 3.4
Cataluña 76,85€ 76,85€ 122,54€ 122,54€
Valencia 91,98€ 91,98€ 152,05€ 152,05€
Madrid 91,96€ 91,96€ 137,57€ 137,57€
Andalucía 72€ 76,02€ 97,14€ 107,47€
Castilla La Mancha 84,95€ 87,63€ 126,12€ 129,25€
Castilla León 67,05€ 70,58€ 105,88€ 105,88€
Galicia 106,89€ 106,89€ 151,78€ 151,78€
Navarra 93,5€ 106,06€ 139,55€ 139,55€
La Rioja 86,56€ 86,56€ 143,57€ 143,57€
País Vasco 105,14€ 105,14€ 157,74€ 157,74€
Aragón 99,68€ 105,39€ 134,61€ 134,61€
Extremadura 90,61€ 90,61€ 126,94€ 160,87€
Murcia 83,47€ 88,23€ 112,68€ 112,68€
Asturias 112,08€ 118,48€ 151,31€ 151,31€
Cantabria 87,34€ 102,27€ 153,42€ 153,42€

El tiempo estimado en dar de alta el suministro y poder comenzar a disfrutarlo es de 5 a 7 días hábiles desde la fecha en que se llame a la compañía