Se encuentra usted aquí

¿Cómo calcular la factura del gas natural?

¿Cuánto pago por el suministro de gas?

El recibo de gas natural es un documento que certifica el cobro del servicio de gas y puede emitirse tanto en papel como electrónicamente. En este justificante se incluye un desglose de los costes a pagar por el servicio y el precio final que debe abonar el cliente.

La manera de calcular la factura de gas es similar a la de electricidad, dado que se dispone de un término fijo, un término de consumo, el alquiler del contador de gas y los impuestos correspondientes aplicados por el Gobierno.

¿Cómo se calcula el término fijo del gas?

El término fijo del suministro de gas está fijado por la tarifa de acceso, que depende del consumo anual de gas que realiza el cliente y es un importe que se tiene que abonar de manera fija todos los meses. Las dos tarifas de acceso más utilizadas para consumidores domésticos son las siguientes:

  • Tarifa 3.1: para aquellas viviendas que no superen los 5.000 kWh al año.
  • Tarifa 3.2: para los domicilios que se sitúen entre los 5.000 y los 50.000kWh anuales.

El precio del término fijo depende de la comercializadora de gas que se tiene contratado y si aplica algún tipo de descuento al mismo.

EJEMPLO.
Un usuario que consuma 5.500 kWh al año pagará lo mismo de término fijo que uno que consuma 22.000 kWh porque ambos tienen una tarifa 3.2 de gas.

¿Cómo se calcula el término variable de gas?

El término variable de gas natural depende del consumo efectuado en el hogar durante el periodo de facturación. Este aspecto es uno de los más importantes, dado que es el que determina una gran parte de la factura de gas y es conveniente buscar ofertas con descuentos en el mismo.

El contador de gas se encarga de medir la cantidad de consumo que se ha realizado, pero es la comercializadora la que aplica el precio pactado con el usuario y refleja este importe en el recibo de gas que llega a la vivienda del mismo.

¿Qué precio tiene el gas natural?

El coste de gas natural depende del mercado al que esté acogido el cliente, sobre todo porque las Tarifas de Último Recurso (TUR) establecen el coste a través de subastas y las comercializadoras del mercado suelen referenciar sus precios a los de la TUR.

formulario

Los siguientes gráficos muestran el importe de las tarifas de gas natural, concernientes a los peajes de acceso 3.1 y 3.2 del mercado de gas y que disponen del siguiente precio en cada una de las compañías:

  • Precios de las tarifas 3.1 de gas:
 
  • Precios de las tarifas 3.2 de gas:
 

¿Cuánto cuesta la factura del gas?

A la hora de contratar una tarifa de gas natural, el usuario tiene que tener en cuenta las condiciones que ofrece cada comercializadora, pero también el precio que se establece para el suministro.

Puede comparar las ofertas de gas natural y ver cuál es la más recomendable para su tipo de suministro.

Otra opción sería calcular cuánto pagaría en la factura de gas, aplicando el precio de cada una de ellas tal y como se va a realizar en el siguiente ejemplo:

Se trata de una vivienda que consume anualmente alrededor de 8628 kWh y por tanto tiene una tarifa de acceso 3.2. El consumo para dos meses es de alrededor de 1.400 kWh y el siguiente cuadro muestra cuánto pagaría con cada compañía:

Compañía eléctrica T. fijo de gas (€/mes) T. Consumo (€/kWh) Total de la factura de gas (T.Fijo + T. Consumo)
EDP 15,98€ 70,42€ 86,4€
Iberdrola 16,16€ 68,46€ 84,62€
Endesa 8,9€ 83,44€ 92,34€
GNF 16,87€ 70,42€ 87,29€
17,76€ 66,78€ 84,54€

*Los precios de esta tabla no incluyen el alquiler del contador y tampoco los impuestos.

¿Cómo ahorrar en la factura del gas natural?

Una de las opciones para pagar menos por el gas natural es escoger una tarifa que se adapte a las necesidades del consumidor. Para ello, puede recurrir a varias alternativas como la opción de un comparador de gas, que le facilita información de la tarifa más económica.

Otra alternativa para ahorrar sería reducir el consumo de gas efectuado en la vivienda, lo que haría rebajar el importe a pagar durante todos los meses y se puede conseguir si se aplican las siguientes medidas para ello:

  • En el ámbito de la calefacción.
    • Limpiar los quemadores de la cocina.
    • Tener un buen aislamiento y mantener una temperatura estable.
  • Para los aspectos de la cocina.
    • Aprovechar el calor residual para terminar de cocinar.
    • Utilizar ollas a presión que reducen el consumo de gas.
    • No abrir el horno cuando se está utilizando.
  • En el ámbito del agua caliente.
    • No mantener el grifo abierto si no es necesario.
    • No mantener el agua caliente abierto.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar