Se encuentra usted aquí

Comparar gasoil con gas natural

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

¿Quieres cambiar tu instalación a gas natural?

El consumidor puede utilizar tanto el gas natural como el gasóleo, no solo para los aspectos relacionados con la cocina, sino también para la generación de agua caliente e incluso para el funcionamiento de la calefacción en las viviendas o empresas.

La red de distribución aún no está disponible en todo el territorio español, lo que implica que algunos usuarios tienen que utilizar otros suministros donde se emplea el gas propano, la electricidad o incluso el gasoil porque carecen de otro más barato.

¿Gas natural o gasóleo?

El gasóleo es un combustible que se emplea para vehículos de motor, pero también como energía para aspectos domésticos y se almacena en depósitos situados en la vivienda del usuario.

El gas natural es uno de los suministros más económicos actualmente, sobre todo si se compara con la electricidad sin discriminación horaria o el gas propano, y se reparte a través de una red de distribución que conecta con la instalación del propio cliente.

A la hora de escoger cualquiera de estas dos energías, el consumidor tiene que tener en cuenta todas las ventajas e inconvenientes de ambos suministros, y decidir en base a ellos cuál es el más recomendable para su vivienda: 

Comparativa de gasoil y gas natural

Uno de los aspectos que más preocupa al consumidor es el gasto de cada una de estas energías, comprobar si realmente supone un ahorro a final de mes o si simplemente va a ser un gasto innecesario. Lo mejor es realizar una comparativa y ver en qué se va a traducir el cambio de suministro.

Ejemplo: una vivienda con 80 metros cuadrados en la zona centro de Madrid, donde habitan tres personas y emplean el suministro de gas tanto para agua caliente como calefacción. 

Nº de personas Precio del gasóleo (€/año) Precio del gas natural (€/año) Diferencia entre gasóleo y gas natural (€/año)
534,50€ 413,23€ 121,27€
748,30€ 561,98€ 186,32€
908,65€ 654,78€ 253,87€
1069€ 747,57€ 321,43€

¿Cómo cambiar de gasóleo a gas natural?

Cambiar la caldera de gasoil a gas natural

El cambio de gasóleo a gas natural implica variar, no solo el sistema de calefacción sino también el de la caldera y para ello se tiene que recurrir a una empresa instaladora que se encargue de todas las obras.

La alteración de estos dos componentes permite cambiar el tipo de suministro de forma rápida y sencilla. El cliente solo tiene que llamar a un técnico autorizado, que se encargue de conectar la Instalación Receptora individual (IRI) a la Instalación Receptora Común (IRC) y que es un aspecto indispensable para tener gas natural en la vivienda.

¿Cuánto cuesta cambiar a gas natural?

El cambio de instalación de gasóleo a gas natural tiene un coste inicial por cambiar a gas natural es muy elevado, que el consumidor tiene que abonar en el momento y que puede amortizar en un periodo amplio de tiempo. Por ello, es muy importante elegir una empresa instaladora que sea adecuada y además económica.

NO OLVIDE PEDIR VARIOS PRESUPUESTOS POR EL CAMBIO A GAS NATURAL.
Lo más recomendable es solicitar varios estudios donde se indique el tipo de obra y también el precio de la misma para así contratar la más económica

Subvenciones para quitar el gasoil

Algunas Comunidades Autónomas  ofrecen subvenciones para retirar las instalaciones de gasoil, no solo porque son ineficientes si se comparan con otras energías, sino porque es uno de los combustibles más contaminantes.

En algunos casos, el cliente puede acogerse al Plan Renove lanzado por la Comunidad Autónoma donde se encuentre y beneficiarse de pagar un poquito menos a la hora de cambiar a gas natural. Es recomendable hablar con la empresa instaladora que le asegurará si puede o no acogerse a la misma.

 

Si quiere asesoramiento gratuito para contratar tarifas de luz o gas natural puede llamar al 91 198 12 18
Otra posibilidad es rellenar el siguiente formulario y buscaremos la mejor oferta para tu tipo de empresa.