Se encuentra usted aquí

¿Comprar o alquilar el contador de gas?

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
casa_gas

A la hora de instalar el contador de gas natural, existen dos posibilidades, o bien alquilar el contador con la compañía distribuidora, o comprarlo y tenerlo en propiedad. Cada una de estas opciones tienen sus ventajas y desventajas.

¿Para qué sirve el contador de gas?

El contador de gas natural mide el consumo que se ha realizado en un local o vivienda. Lo mide en kilovatios por hora (kWh) y se toma como referencia un periodo de facturación. El dato registrado es usado después por la compañía comercializadora para realizar la factura de gas natural.

La referencia obtenida por el contador de gas aparece en la factura como término de consumo y no afecta al término fijo de gas natural. De hecho, la tarifa de acceso del cliente dependerá del gasto realizado anualmente.

Contador de gas en alquiler

No hay un precio exacto a pagar por el alquiler del contador

La opción más frecuente es que se alquile el contador de gas a la compañía distribuidora pagando una cantidad estipulada en todas las facturas. Aparece como un concepto más dentro de los recibos de gas natural.

No hay un precio exacto a pagar por el alquiler del contador, pues éste depende de factores como el modelo instalado, la membrana o los pistones que tiene el medidor. Sí se puede hacer una aproximación, rondando entre 1.51 ó 3.20 € por factura

La instalación la llevará a cabo la distribuidora, así como el mantenimiento de la misma. Si hubiese una avería, sería la compañía distribuidora la que se encargaría de sustituir las piezas defectuosas o el contador entero, si fuese necesario.

Contador de gas en propiedad

Es menos frecuente ver el contador en propiedad, pero también es posible. Para ello, el cliente ha de comprarlo a la misma compañía o bien en un lugar especializado para ello. El precio va a depender del modelo y también de la tienda donde finalmente se realice la compra.

El propietario tendrá que responsabilizarse del buen funcionamiento y mantenimiento del contador, así como de su instalación. Al contratar un técnico para la instalación del contador, luego la compañía distribuidora tendrá que comprobar que el mismo está correctamente instalado y precintado.

En caso de avería de contador, o si la distribuidora considera que la medición del consumo no es la correcta, el propietario tendrá que contactar con un técnico para su arreglo y/o reemplazo, corriendo con todos los gastos.

No habrá que realizar pagos mensuales a la empresa distribuidora de gas en concepto de alquiler de equipo y el coste de la compra del contador quedaría rentabilizado en unos cinco años. Debe tener en cuenta que la compra del contador supone pagar un importe que ronda entre los 100 y los 200 euros aproximadamente.

Si el contador se estropease o hubiera que reemplazarlo, el propietario habría de correr con todos los gastos, tanto en piezas como en comprar otro contador nuevo. La compañía distribuidora podría ceder un contador de gas natural durante un periodo de tiempo, pero los costes de esta cesión son muy elevados.

¿Alquilar o comprar el contador de gas?

La compra o alquiler del contador tiene una serie de ventajas e inconvenientes para los usuarios del mercado energético. Esta decisión se toma, principalmente cuando se da de alta el gas en una vivienda. Sin embargo, es imprescindible comparar estas dos situaciones para ver cuál de ellas supone un mayor ahorro en la factura de gas:

  En alquiler En propiedad
Precio del contador Paga una cuota a la distribuidora en cada factura. Único pago cuando se compra el aparato de medición.
Instalación del contador Se encarga la distribuidora. El cliente contrata a una empresa externa.
Mantenimiento Corre a cargo de la distribuidora. Se encarga el propietario.
Averías del contador La distribuidora se encarga de reparar las averías. El responsable es el propietario, corriendo con todos los gastos.
Sustitución del sistema Lo sustituye la distribuidora sin coste alguno. El dueño ha de comprar otro contador, pudiendo pedir temporalmente la cesión de este aparato a la distribuidora, pagando un precio de cesión, por lo general elevado.
 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar