Se encuentra usted aquí

Contratar el gas por primera vez

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Cuando un usuario se instala en una nueva vivienda, que puede ser comprada o alquilada, tiene que informarse sobre en qué condiciones se encuentra el suministro de gas natural. Es importante saberlo porque dependiendo de cuál sea la situación tendrá que hacer un un cambio de titularidad en gas o un alta.

Sin embargo, en las viviendas de primera ocupación siempre se tiene que contratar el gas natural por primera vez, dado que nunca se ha tenido abastecimiento en el inmueble y se tienen que aportar una serie de documentos, además de pagar los costes correspondientes.


Vivienda sin suministro de gas

Una gran cantidad de viviendas no tienen posibilidad de utilizar el gas natural porque no tienen acceso a la red de distribución, pero hay otra gran cantidad de viviendas que sí puede usarlo, sobre todo porque en los últimos años las distribuidoras se han encargado de aumentar estas canalizaciones.

Puede consultar la disponibilidad de gas natural en su zona a través del siguiente formulario

Cuando el cliente se ha informado sobre la disponibilidad de gas natural en su zona entonces puede ponerse en contacto con un instalador autorizado, que será el que se ocupe de realizar todas las canalizaciones e instalar todos los radiadores de su vivienda, y que le informará también sobre si hay subvenciones a las que pueda acogerse para que el importe de la instalación de gas no sea muy elevado.

La instalación de gas natural puede variar dependiendo del tipo de vivienda que se tenga, puesto que si se trata de una casa unifamiliar necesitará solo una instalación y si se trata de una comunidad de vecinos, habrá que realizar dos instalaciones. A continuación se explican las dos opciones detallando cuáles son los trámites que se deben realizar en todo momento.

Instalación de gas en una comunidad de propietarios

Las comunidades de propietarios albergan varias viviendas dentro de un mismo recinto, motivo por el que se necesitan dos instalaciones que faciliten el suministro de gas a las viviendas de esos inquilinos. Para empezar, un tercio de los vecinos con derecho a voto tienen que estar de acuerdo con la instalación para que pueda llevarse a cabo. Tras esta decisión, las instalaciones necesarias son las siguientes:

  1. Instalación Receptora Común (IRC) que es aquella que se crea en todo el edificio y que conecta directamente con la red de distribución de gas natural.
  2. La Instalación Receptora Individual (IRI) que es aquella que tiene cada vecino dentro de su propia vivienda y que conecta directamente con la IRC comunitaria.

Una vez que se hayan realizado estas dos instalaciones dentro de la comunidad de propietarios, todos los usuarios que pertenezcan a esa urbanización podrán disponer de gas natural, y utilizarlo para aspectos como la cocina, el agua caliente o la calefacción.

Instalación de gas natural en viviendas unifamiliares

En las viviendas unifamiliares no se necesitan dos instalaciones dado que el inmueble no se encuentra dentro de ninguna urbanización y no se comparten instalaciones comunes con otros vecinos. En este caso, el cliente solo necesita tener la IRI en su hogar para que pueda conectarse directamente con la red de distribución de gas natural y así tener acceso al suministro.

Dar de alta el suministro de gas natural

Una vez que se dispone de instalación en la vivienda, el siguiente paso que tiene que dar es el de contratar el gas natural a través de una comercializadora y así finalizar toda la tramitación para tener suministro. Sin embargo, previamente se recomienda utilizar un comparador de tarifas de gas para buscar aquella que es más económica, que se ajusta mejor a las necesidades del cliente y no contratar con una que pueda ser más cara.

El alta de gas natural en una vivienda es muy sencillo porque solo se tienen que aportar una serie de datos y se puede realizar cómodamente por vía telefónica u online. Para más información, te recomendamos que veas uno de nuestros vídeos donde se explica a la perfección.

¿Cuánto cuesta dar de alta el gas?

El coste por dar de alta el gas por primera vez se abona únicamente en la primera factura del gas. Se trata de un importe que aunque se paga en el recibo a la comercializadora, va destinado a la distribuidora de su zona, que es la encargada de cobrarlo en concepto de los siguientes derechos que se especifican a continuación:

 Derechos de acometida que varían dependiendo de la tarifa de acceso.

Tarifa de acceso 3.1 3.2 3.3 3.4
Consumo (anual) <5000 kWh

>5000kWh

<15000kWh

>15.000kWh

<50.000kWh

>50.000kWh

<100.000kWh

>100.000kWh
Precios 128,82€ 128,82€ 296,09€ 592,19€ 592,19€

*Costes con IVA incluido

 Derechos de alta que varían dependiendo de la Comunidad Autónoma.

Tarifas de acceso 3.1 3.2 3.3 3.4
Cataluña 76,85€ 76,85€ 122,54€ 122,54€
Valencia 91,98€ 91,98€ 152,05€ 152,05€
Madrid 91,96€ 91,96€ 137,57€ 137,57€
Andalucía 72€ 76,02€ 97,14€ 107,47€
Castilla La Mancha 84,95€ 87,63€ 126,12€ 129,25€
Castilla León 67,05€ 70,58€ 105,88€ 105,88€
Galicia 106,89€ 106,89€ 151,78€ 151,78€
Navarra 93,5€ 106,06€ 139,55€ 139,55€
La Rioja 86,56€ 86,56€ 143,57€ 143,57€
País Vasco 105,14€ 105,14€ 157,74€ 157,74€
Aragón 99,68€ 105,39€ 134,61€ 134,61€
Extremadura 90,61€ 90,61€ 126,94€ 160,87€
Murcia 83,47€ 88,23€ 112,68€ 112,68€
Asturias 112,08€ 118,48€ 151,31€ 151,31€
Cantabria 87,34€ 102,27€ 153,42€ 153,42€

*Costes con IVA incluido

Tanto el coste de la instalación de gas natural como el de alta pueden resultar muy caros, pero esta energía tiene un precio del kilovatio hora (kWh) muy bajo en comparación con otros suministros y el desembolso se amortiza en un periodo de tiempo bastante corto.

Documentos para contratar el gas natural

CUPS

Tras haber realizado la comparativa de tarifas, y haber decidido qué comercializadora de gas resulta más beneficiosa para el consumo que se va a realizar, el cliente tendrá que ponerse en contacto con la compañía en cuestión y facilitarle la siguiente documentación:

La tramitación queda finalizada en un plazo de 5 a 7 días hábiles desde el momento en el que se solicita el alta. La distribuidora tiene que enviar a un técnico que será el encargado de instalar el contador de gas para que se pueda tener suministro.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar