Se encuentra usted aquí

Dar de baja el gas natural

Para dar de baja un punto de suministro de gas natural es necesario conocer cuales son los pasos a seguir y si es necesario realizar la baja del suministro para la gestión que se quiere realizar.

De forma general, los casos más comunes para los que se considera dar de baja el suministro de gas natural son:

  • Cambio de sistema de suministro energético por otro tipo de energía. Para ello debemos comparar el precio de las energías que estemos considerando.
  • Cambio de domicilio. El titular del contrato deja la vivienda o inmueble y desea dar de baja el suministro de gas.

La rescisión o baja de un contrato de gas, que no tiene coste, implica que para poder disponer de gas natural de nuevo es necesario pedir el alta del suministro, que sí tiene coste. Es por este motivo que recomendamos realizar un cambio de titular del contrato en lugar de realizar la baja para luego realizar el alta del suministro.

Rescindir contrato gas natural

Para rescindir o dar de baja un contrato de gas natural es necesario que el titular del contrato realice las siguientes gestiones con la compañía comercializadora con la que tengas contratado el suministro de gas natural:

  • Revisar que no tiene un contrato de permanencia por ningún servicio que tenga contratado.
  • Contactar con la compañía comercializadora (teléfono, oficina, etc).
  • Informar a la comercializadora de nuestra intención de dar de baja el suministro y la fecha que deseamos que se haga efectiva.

Una vez realicemos esta gestión, la comercializadora nos indicará el plazo en el que se ejecutará la baja del suministro. La empresa comercializadora contactará con la compañía distribuidora de la zona para que realice una última lectura del contador y dé de baja el suministro.

La comercializadora para dejar constancia de la petición de baja del suministro puede realizar una grabación telefónica de la petición y pedir al usuario que envíe una confirmación por escrito y enviarla por correo ordinario o FAX.

Precio dar de baja el gas

La baja de un suministro de gas natural es una gestión que no tiene coste alguno y por la cual las compañías comercializadoras y distribuidoras no pueden cobrar ningún servicio. Si es cierto, que en el caso de tener algún servicio contratado asociado a la tarifa de gas natural el usuario sí tenga que pagar la cantidad restante por pagar del servicio hasta la fecha de finalización del contrato.

En algunos casos, para usuarios con un consumo muy alto de gas (principalmente profesionales y empresas), es posible que se especifique en el contrato una permanencia y/o consumo mínimo de gas natural. Esto se hace cuando se trata de consumos muy altos de gas para los que la compañía de gas ha de planificar la obtención de gas en el mercado.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar