Se encuentra usted aquí

Factura de gas natural con EDP

Las facturas energéticas pueden resultar complejas a la hora de identificar qué significa cada término y cómo nos están tarificando el consumo que se realiza de gas natural. En el presente artículo se detalla la información que podemos encontrar en cada uno de los puntos que componen la factura de gas.


Datos que incluye la factura del gas natural

factura-gas-edp

 Datos del cliente. En este apartado se incluyen los datos personales del titular del suministro de gas (nombre del usuario, dirección de la vivienda, documento nacional de identidad, número de cliente).

 Datos de la factura. Este apartado se dedica íntegramente al resumen de la factura, donde se incluyen datos tales como la cuenta bancaria donde se abona, el número de factura (necesario para futuras tramitaciones), la fecha de emisión, la forma de pago y la referencia del documento de pago.

 Resumen de la factura. Se muestra el periodo de facturación, el tipo de tarifa contratada, los descuentos aplicados y el importe final que deberá abonar el cliente a la comercializadora.

 Informaciones útiles para el usuario. Aquí se incluye información en relación al consumo del usuario, en algunos casos mostrando gráficos con comparativas de gasto energético desde el primer mes del año hasta el último facturado. Dentro de este apartado también podemos encontrar consejos sobre cómo ahorrar energía.

factura-gas-edp-2

 Facturación. En este apartado el cliente podrá ver reflejado el consumo que ha realizado en el último periodo de facturación. También encontrará información relacionada con las lecturas de consumo actual y anterior, así como el consumo real efectuado por el usuario.

 En esta sección se aplica el 21% en concepto de IVA sobre el importe total de la factura. La cantidad resultante es sumada al importe total de la factura, reflejándose en último lugar el coste final que deberá abonar el cliente.

Pagar menos por el gas natural

Para pagar menos por el gas natural, el cliente puede optar por cambiar sus hábitos de consumo - opción que en algunos casos supone unas condiciones no óptimas en el uso de las viviendas - o por cambiar de tarifa o de compañía. Existen dos maneras de reducir el coste que supone el gas natural en los hogares:

  • Reduciendo el consumo de gas que se realiza dentro de una determinada vivienda (por ejemplo, sustituyendo las viejas calderas por calderas de bajo consumo) o cambiando los hábitos.
  • En la mayoría de los casos aunque el usuario reduzca su consumo de gas natural, no le reporta un gran ahorro económico en la factura. Por ello, es muy importante encontrar tarifas que facturen a un precio inferior al que se está pagando por kWh consumido de gas natural. Hoy en día existen aplicaciones online que facilitan esta tarea al usuario, mostrándole una comparativa de todas las tarifas que hay en el mercado con tan sólo introducir el consumo que realiza habitualmente.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar