Se encuentra usted aquí

Modelo de factura de gas natural

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

La factura de gas natural es el recibo acreditativo del coste de un servicio, donde se desglosa el importe íntegro a pagar por el cliente y que todas las compañías de energía envían a sus clientes. En este tipo de justificante se muestran conceptos tan importantes como son la tarifa de acceso, el consumo realizado, los impuestos abonados o el alquiler del contador.

Tipos de factura de gas natural

Toda comercializadora de energía está obligada a enviar la factura de gas natural al consumidor, donde informará del importe total que tendrá que pagar por el suministro contratado y este documento se puede entregar actualmente de dos maneras completamente distintas:

  • La facturación en papel es la forma tradicional de hacer llegar esta información al consumidor y es enviada a través del correo ordinario. Esta manera permite conservar el recibo durante todo el tiempo que quiera el cliente.
  • La factura electrónica es la versión digital del tradicional recibo acreditativo del coste de los servicios. Tienen la misma validez legal que las facturas clásicas en papel, siempre y cuando dispongan de la firma electrónica.

La gran ventaja que ofrece la nueva facturación digital es el ahorro en costes, así como la protección del medio ambiente gracias al nulo consumo de papel, y además se tratan de facturas que son fáciles de archivar para que no sufran ningún tipo de deterioro.

Períodos de facturación del gas natural

Uno de los principales factores que el cliente debe tener en cuenta para controlar el gasto del suministro de gas natural es el período de facturación. Las empresas comercializadoras ofrecen dos tipos de facturación relacionados con la frecuencia de cobro:

  • Factura mensual que se cobra y llega al domicilio cada mes del año.
  • Factura bimestral cuyo pago se realiza cada dos meses y el recibo llega 6 veces al año al domicilio.

Partes de la factura de gas natural

La factura de gas natural es un documento indispensable para el consumidor, no solo doméstico sino también profesional porque le permite controlar el consumo que realiza, y además informarse sobre qué aspectos del suministro está pagando en cada momento.

Este tipo de documento suele venir con un resumen inicial en la primera cara, pero también incorpora el desglose con toda la información en la parte de atrás y principalmente se encuentran las siguientes partes:

  • Documentación del contrato donde se incluyen los datos personales del titular, dirección del punto de suministro, Código Universal del Punto de Suministro (CUPS), cuenta bancaria y tarifa suscrita.
  • El término fijo es aquel que se paga haya consumo o no y que se cobra solo por tener disponible el suministro. El coste se puede referenciar por euros al día o al mes y el precio depende de la tarifa de acceso que se tenga.
  • El término variable es el consumo de gas que el cliente ha realizado y se factura en kilovatios hora (kWh). Los contadores efectúan la contabilización en metros cúbicos que después son transformados en kWh y se multiplica por el precio pactado con la compañía.
  • Impuesto de Hidrocarburos que se cobra y es conocido como el llamado céntimo verde. Este concepto se aplica únicamente a la cantidad de kWh consumidor con un coste de 0,234c€/kWh.
  • El alquiler del contador de gas es un concepto cobrado por la distribuidora de su zona, que es quien se encarga de cederle este aparato medidos y que apenas supera los dos euros en la factura.
  • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) que es un gravamen que se cobra a todos los consumidores en el total de la factura de gas.

Estos son los datos más significativos para el consumidor, dado que son los que le ayudan a entender cómo se estructura la factura de gas, pero también incorpora otros conceptos como son los siguientes:

  • Los descuentos aplicados por la compañía de gas natural tanto en el término fijo como en el variable.
  • El servicio de mantenimiento contratado con la comercializadora y el precio que se abona por el mismo todos los meses.

¿Cómo puedo ahorrar en la factura del gas natural?

Un importe elevado en la factura de gas natural puede obligar al consumidor, no solo ha variar sus hábitos de consumo sino también a adoptar otras medidas importantes y así conseguir un mayor ahorro en el suministro de gas en su vivienda. Las principales iniciativas para conseguir este fin son las siguientes:

  • Aplicar consejos de ahorro en aspectos como la calefacción, la cocina y el agua caliente para evitar un consumo de gas excesivo.
    • Mantener una temperatura estable con la calefacción.
    • Limpiar la caldera y purgar los radiadores.
    • Terminar de cocinar con el calor residual.
    • No dejar el grifo abierto con el agua caliente.
  • Cambiar de compañía de gas para suscribir una tarifa más barata que la actualmente contratada.
 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor

Autor de la página web Alfonso Fernández es experto en mercados eléctricos y de gas natural.