Se encuentra usted aquí

Poner contador de gas

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
Contador de gas

El contador de gas natural es aquel sistema de medición que se encarga de calcular el consumo efectuado por un cliente. Este tipo de dispositivo se instala en la vivienda cuando se solicita el alta de gas natural.

  • Se tendrá que instalar un contador cuando el domicilio nunca haya tenido suministro.
  • Si el gas natural fue dado de baja voluntariamente o por impago se tendrá que solicitar una nueva contratación.

En cualquiera de estos casos, el consumidor tendrá que conocer las diferentes opciones que tiene al poner un contador de gas y qué gestiones serán necesarias para disponer de él en la vivienda.

Contador de gas en alquiler o propiedad

A la hora de instalarlo en la vivienda, el cliente tiene que decidir si quiere el contador en propiedad o quizá en alquiler, aunque tendrá que tener en cuenta varios aspectos del mismo. El siguiente cuadro muestra las ventajas e inconvenientes de poner los diferentes tipos de contador de gas:

  Contador alquilado Contador en propiedad
Ventajas 
  • Si se avería será la distribuidora quien se hará cargo de la reparación. 
  • Si se estropea el contador también se encargará de reemplazarlo
  • El mantenimiento de dicho aparato correrá a cargo de la distribuidora. 
  • El usuario compra el contador que quiere
  • No tendrá que pagar un alquiler por el mismo. 
Inconvenientes
  • Tiene que pagar un alquiler a la distribuidora de su zona. 
  • El cliente tendrá que pagar el importe íntegro por el contador. 
  • Si tiene alguna avería o rotura tendrá que costear la reparación. 
  • Tendrá que solicitar que una empresa se lo instale y pagar por ello. 
  • El mantenimiento tendrá que abonarlo el propio usuario. 

Generalmente, todos los consumidores tienen el contador en alquiler puesto que es mucho más cómodo y en caso de tener un problema con el mismo será la distribuidora la encargada de solventarlo.

¿Cómo poner un contador de gas?

El contador de gas natural se instalará en la vivienda de un usuario cuando se tramite la contratación de gas en la misma. Sin embargo, quién se encargará de poner el contador tendrá que decidirlo el cliente, puesto que dependerá de si está en alquiler o propiedad:

  1. Si la persona alquila el contador a la distribuidora de su zona, ésta se encargará de mandar un técnico que ponga el aparato y que facilitará el suministro de gas natural en el domicilio.
  2. Si el cliente decide tenerlo en propiedad deberá ponerse en contacto con una empresa, pagar para que un técnico ponga el contador y la distribuidora podrá inspeccionar si todo está correcto.

Estas dos son las formas de poner un contador de gas natural en una vivienda y dependerá de la decisión final que tome el propio consumidor. Generalmente, todos los clientes prefieren pagar un alquiler y evitar posibles problemas con el aparato de medición.

¿Cuánto cuesta poner un contador de gas natural?

El proceso de instalar un contador de gas natural en un domicilio tendrá un coste que el consumidor deberá abonar en cualquiera de los casos. Sin embargo, el importe será distinto dependiendo del tipo de instalación y de quién se encargue de realizarlo:

  • Si la distribuidora se encarga de poner el contador, el importe que tendrá que abonar se especificará en los derechos de dar de alta el gas natural, y que pagarán en la primera factura de gas de la compañía.
  • Si el cliente compra el contador por su cuenta, no solo tendrá que pagar los derechos de alta sino que tendrá que costar el contador, pero también el técnico que se encargará de instalarlo.

En ambos casos, el consumidor tendrá que pagar un importe aunque será más elevado en un caso frente al otro, y ese será uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta. 

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar