Se encuentra usted aquí

Poner la luz a mi nombre

El cambio de nombre en electricidad es un trámite sencillo, que puede realizarse con una simple llamada telefónica y solo necesita disponer de una serie de datos que serán imprescindibles para la gestión.

Es importante que el nuevo inquilino efectúe un cambio de titularidad de luz, puesto que eximirá de cualquier responsabilidad al anterior propietario y se hará cargo de todas las obligaciones de ese suministro eléctrico.

Datos necesarios para ser el titular de la luz

Para cambiar la titularidad de un suministro eléctrico debe facilitar una documentación a la empresa comercializadora. Esta gestión es preferible que la realice el titular, aunque también puede gestionarlo como representante un familiar del mismo, pero nunca el anterior propietario de la vivienda. Los datos necesarios para el cambio de nombre en la luz serán los siguientes:

  • DNI y nombre del anterior titular.
  • Datos del nuevo titular.
  • Potencia eléctrica.
  • Dirección exacta y datos de la vivienda.
  • Código CUPS (es un número de identificación que está reflejado en anteriores facturas o puede conseguirse llamando a la empresa distribuidora de su suministro).
  • Cuenta bancaria del nuevo titular.

¿Cuánto tiempo tarda el cambio de titularidad en electricidad?

El cambio de titularidad en la luz se hace efectivo entre unos 15 - 20 días y recibe una última factura a nombre del antiguo titular por el periodo actual de facturación. Tras cerrarse éste, automáticamente cambiarán las condiciones al igual que al información y el recibo de electricidad llegará a nombre del nuevo titular.

Coste de poner la luz a mi nombre

Poner la luz a su nombre es un trámite simplemente burocrático y sin  costes  para los consumidores que tienen un suministro eléctrico. No afecta al abastecimiento energético del consumidor y tan solo supone el traspaso de la responsabilidad de pago de la factura de una persona a otra.

Motivos para cambiar la titularidad del contrato eléctrico

Probablemente,  el uso llevado a cabo por el nuevo titular del contrato de luz no tiene por qué ser el mismo que el del anterior titular, por lo que se deben buscar las mejores condiciones para su tipo de consumo.

Contrate una tarifa base que elimine todas las cláusulas del anterior contrato
Lo mejor es comparar las distintas tarifas eléctricas y ver cuál de ellas le producirá un ahorro en la factura de la luz

Un inconveniente importante es que si usted no es el titular del contrato eléctrico, se ve limitado para solicitar cualquier tipo de gestión con la comercializadora y por ello no tiene libertad de decisión al respecto. Lo mejor es buscar una tarifa que se adecúe a las preferencias del consumidor. 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar