Se encuentra usted aquí

Revisión periódica de gas natural

Revisión de gas natural

Las instalaciones de gas requieren por normativa revisiones periódicas para asegurar el buen estado de la instalación y que confirme la seguridad de su uso. La responsabilidad del buen estado de la instalación recae sobre el titular del inmueble o el usuario en el caso de ser un inmueble o vivienda en alquiler. 

La revisión o inspección de la instalación de gas es obligatoria cada cinco años y ha de hacerse dentro del año natural del vencimiento de los cinco años (cuatro en el caso del País Vasco) .

La revisión de la caldera de gas sin embargo, es obligatoria cada dos años, aunque por seguridad siempre se recomienda una anual.

Inspección periódica instalación de gas natural

Los pasos para realizar la inspección de la instalación de gas natural son los siguientes:

  • La compañía distribuidora de gas se debe poner en contacto con el usuario al menos cinco días antes de la revisión para poder acceder a ella el día que le indiquen.
  • La revisión de la instalación de gas la realizará el personal de la compañía distribuidora correctamente indentificada y se revisa:
    • Funcionamiento y estanqueidad de los equipos de medida (contadores de gas), llaves, gomas así como las tuberías.
    • Estado de conservación de la instalación.
  • El inspector realizará una valoración de la instalación que puede ser favorable o desfavorable:
    • ​Favorable: El personal de la distribuidora proporcionará el certificado de inspección
    • Desfavorable: Puede ser debido a dos casos diferenciados en función del estado de la instalación:
      • Anomalía principal: de no poder corregirse en el momento se precinta la instalación hasta que sea corregida y se obtenga una valoración de la instalación favorable.
      • Anomalía secundaria: el usuario tiene un plazo de 15 días para corregir la anomalía pero no se precinta la instalación.

El precio de esta inspección varía en función de la comunidad autónoma. El coste va desde los 30 a los 70 euros, siendo el precio medio de unos 50 euros. Esta cantidad no se abona en el acto sino que se cobra en a través de la factura de gas.

Revisión de calderas de gas

La revisión de las calderas de gas es obligatoria cada dos años aunque es recomendable realizar al menos una anual. En esta comprobación se revisa principalmente:

  • El correcto y eficiente funcionamiento de la caldera de gas
  • Seguridad y durabilidad de la instalación de gas

Esta revisión lo hacen tanto las distribuidoras de gas natural como los propios fabricantes de las calderas.

Las compañías comercializadoras de gas ofrecen en muchos casos servicios que incluyen esta revisión y ofrecen además descuentos en sus tarifas de suministro de gas.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar