Se encuentra usted aquí

Tipo de tarifas eléctricas

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Las tarifas de electricidad se clasifican principalmente según la potencia que se tenga contratada en cada suministro eléctrico. Es importante escoger la mejor oferta puesto que de ella dependerá el importe de la factura de luz.

Opciones en el Mercado Energético

Si un cliente quiere contratar la electricidad tendrá que acogerse a las tarifas eléctricas que existen tras la reforma iniciada por el Ministerio de Industria y que plantea tres opciones para el consumidor energético:

Las compañías que hasta ahora ofrecían la TUR se llamaban CUR (Comercializadoras de Último Recurso) y ahora se llaman comercializadoras de referencia (COR).

  • El Precio Fijo durante 12 meses en el Mercado Regulado

No depende de la evolución en el mercado de la electricidad, por lo que las variaciones en el importe de su factura dependerán sólo del nivel de consumo. Con esta alternativa se sabe con antelación cual será el precio de la luz que va a pagar, pero puede resultar bastante más cara e implica una penalización si quiere darse de baja antes de que finalice el año.

Están obligadas a ofertarlo como alternativa al PVPC todas las Comercializadoras de Referencia. El precio será fijado libremente por cada empresa comercializadora, pero con unas condiciones estándar.

  • La Contratación Bilateral en el Mercado Libre: el consumidor puede contratar el suministro de energía eléctrica con cualquier comercializadora en el mercado libre conforme al precio y las condiciones que en su caso pacten entre cliente y comercializador.

Tarifas eléctricas según la potencia contratada

La potencia eléctrica es aquel concepto que se suscribe con la comercializadora cuando se da de alta la luz, que permite conectar una serie de electrodomésticos a la vez y que termina convirtiéndose en la parte fija a pagar en el recibo de la luz. Dependiendo del término de potencia que tenga contratado el cliente debe acogerse a un tipo de tarifa tal y como se explica a continuación:

  • Consumidores con potencia contratada inferior a 10 kW. Tienen dos opciones:
    • La tarifa PVPC: tarifa fijada trimestralmente por el Gobierno y solo pueden ofrecerla las Comercializadoras de Referencia
    • Tarifa Libre: contratar el suministro de energía con una empresa comercializadora, a un precio libremente fijado por la propia empresa y donde se ofrecen descuentos para ahorrar en la factura de la luz.

Esta tarifa tiene dos variantes con discriminación horaria, una con dos periodos y otra con tres periodos.

  • Consumidores con potencia contratada superior a 10 kW. Los consumidores tienen la obligación de contratar su suministro eléctrico en el mercado energético libre.
    • Tarifa 2.1A (Tarifa para potencias entre 10 y 15 kW).
      • 2.1DHA  es su variante con discriminación horaria de dos periodos.
      • 2.1DHS es su variante con discriminación horaria de tres periodos.
  • Tarifa para potencias superiores a 15 kW en alta tensión
    • Tarifa 3.1A  dispone de:
      • Tres periodos horarios tanto para la potencia contratada como para la energía consumida.
      • Disponer de un Maxímetro (al superar la potencia eléctrica no salta sino que se le penaliza en la factura).
      • Precios muy variables entre las compañías.

Horario de las tarifas 3.0A y 3.1A aplicable durante todos los días del año.

  • Tarifa para potencia eléctrica contratada de 450 kW
    • Tarifa 6.1 en alta tensión

Para el uso de grandes maquinarias en industrias. En función de la tensión de suministro existen variantes.

En las tarifas 3.0A, 3.1A y 6.1, se contabiliza además la energía reactiva en la factura y se penaliza si su valor es alto. Para controlar esto se pueden utilizar baterías de condensadores.

¿Qué significa la discriminación horaria en una tarifa eléctrica?

La discriminación horaria es una modalidad de tarifa, donde el precio eléctrico es más barato durante las horas nocturnas y acaba siendo el doble de caro durante las horas diurnas. La discriminación horaria en dos periodos se divide en:

  • Horas punta: horas donde la electricidad es más cara que las tarifas sin discriminación horaria.
  • Horas valle: horas donde el precio de la luz es más económica.

Esta tarifa eléctrica es recomendable para consumidores que efectúan más de un 30% del consumo por la noche, que tienen unos hábitos muy controlados y donde la discriminación horaria les acaba saliendo rentable.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar