Se encuentra usted aquí

Tipos de calefacción

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
Tipos de calefacción de gas o electricidad

En España, el 90% de los hogares cuentan con un sistema de calefacción. Para aquellos consumidores que quieran caldear su vivienda, les explicaremos cómo renovar su actual instalación, cómo instalar una nueva y que tipos de calefacciones pueden integrar en su inmueble.


Calefacción eléctrica

La calefacción eléctrica utiliza esta fuente de energía para entibiar el domicilio. Se estima que el 46.3% de las calefacciones en España son eléctricas, llegando hasta un 66.8% en la zona Mediterránea.

Radiadores termoeléctricos

Los radiadores termoléctricos utilizan una resistencia eléctrica que calienta el líquido contenido en el radiador. Normalmente utilizan un aceite térmico con buenas propiedades de transmisión de calor.

Estos radiadores se enchufan en la red eléctrica de la vivienda y normalmente son independientes y se pueden cambiar de lugar. El Ministerio de Industria estima que se utilizan 3.600.000 radiadores termoeléctricos portátiles.

  • La ventaja de este tipo de radiadores es su portabilidad y su capacidad de seguir proporcionando calor una vez apagados.
  • El aspecto negativo es el alto consumo eléctrico que tiene. Este gasto se traduce en un aumento en la factura de la luz y, en muchos casos, un incremento de la potencia contratada.

Calefacción eléctrica por acumulación/convección

Este sistema de calefacción eléctrica está muy extendido, debido a su precio asequible y a su seguridad. La calefacción por resistencias consiste en hacer pasar aire a través de unas resistencias eléctricas para que se caliente.

Este tipo de sistemas suelen ser portátiles y utilizan la corriente eléctrica proveniente de la red de la vivienda. Es una calefacción muy rápida, ya que tiene un efecto casi instantáneo en la vivienda.

Se estima que en España están en uso más de 3.5 millones de convectores/acumuladores eléctricos. Las principales ventajas y desventajas de este método son las siguientes:

  • Su principal ventaja es la rapidez con la que calientan la habitación.
  • El aspecto negativo es su alto consumo eléctrico puede afectar diariamente a la factura.

Calefacción con caldera eléctrica

Las calefacciones con calderas eléctricas cuentan con un sistema de radiadores de agua repartidos por toda la casa. El agua es calentada en la caldera utilizado la energía eléctrica y repartida por todo el circuito de calefacción.

El funcionamiento de las calderas eléctricas es similar al de otras calderas de combustión. Sin embargo, los elementos internos como el termostato o la bomba aceleradora pueden cambiar de unas calderas a otras. Los puntos positivos y negativos a destacar de este tipo de calefacción son los siguientes:

  • La principal ventaja de este tipo de calefacciones es el alto rendimiento que ofrece una caldera eléctrica (entre un 90% y un 100%). Puede llegar a consumir hasta 300kWh menos que una caldera de gas.
  • El inconveniente de las calefacciones con caldera eléctrica es el precio del kWh de energía eléctrica. El consumo puede ser menor, pero el precio total aumentaría en comparación con otro tipo de calderas.

Calderas de gas

Las calefacciones de gas suponen un gran porcentaje en los hogares españoles. Se estima que en torno un 32% de hogares cuentan con calefacciones de gas, de los cuales el 68.3% son pisos y el 22.4% viviendas unifamiliares.

Estufas de gas

Las estufas de gas son sistemas de calefacción tradicionales que pueden utilizar gas natural, gas butano o gas propano. El funcionamiento es simple, unos quemadores combustionan el gas natural y con la llama calientas unas parrillas que proporcionan calor a la habitación.

Estas estufas suelen ser móviles cuando son alimentadas por bombonas de butano o propano. Este tipo de calefacciones tiene diferentes aspectos positivos y negativos que podemos resumir en dos puntos:

  • Tienen un consumo de gas muy reducido si se utilizan bien. Además, el precio del gas natural o el butano es muy competitivo desde el punto de vista del ahorro.
  • Sin embargo, el principal aspecto negativo de estas estufas es la seguridad. Es peligroso acercar cualquier objeto inflamable ya que podría ocasionarse un incendio en la vivienda. Además, en caso de fuga la exposición al gas puede ser toxica.

Calentadores de gas por convección

Estos calentadores tienen un funcionamiento muy parecido a la calefacción eléctrica por convección. Las llamas provenientes de la combustión del gas calientan una parrilla, un ventilador hace pasar aire a través de esta parrilla y este sale al exterior calentando la habitación.

Estos calentadores pueden funcionar con cualquier tipo de gas: butano, propano o gas natural. Aunque suelen utilizarse más los de butano y propano alimentados con bombonas. Como aspectos positivos y negativos para este tipo de calentadores encontramos los siguientes:

  • El principal aspecto positivo es la rapidez de actuación. Son capaces de calentar una habitación grande de forma muy rápida.
  • Sin embargo, producen emisiones contaminantes y pueden incendiar algún objeto que entre en contacto con ellos.

Calefacción con caldera de gas

Este tipo de calefacción de gas es la más extendida en España. Este sistema de calefacción debe contar tanto con una caldera y un circuito de radiadores por toda la vivienda. Se estima que hay instaladas más de 7.6 millones de calderas de gas en nuestro país.

El funcionamiento es el siguiente. La caldera utiliza el gas para calentar el agua que alimenta el circuito de calefacción. El agua caliente llega a los radiadores que irradian calor para calentar la vivienda.

El rendimiento de este tipo de calefacción depende de la caldera que se instale y del tipo de radiadores escogidos. Existen diferentes tipos de calderas de gas según las necesidades del usuario.

Actualmente, las calderas de condensación se están abriendo un hueco entre las convencionales debido a su alto rendimiento y fiabilidad. Según el Ministerio de Industria, en España, hay instaladas 216.715 calderas de condensación. Como aspectos positivos y negativos de este tipo de calderas podemos encontrar:

  • Son sistemas muy seguros y eficientes. Además, el gas tiene un precio muy económico y el sistema de radiadores no produce ningún tipo de emisiones nocivas.
  • El inconveniente de este sistema de calefacción es su alto coste de instalación, ya que hay que contar con una caldera y con un circuito de radiadores.

Suelo radiante

El suelo radiante es un sistema de calefacción relativamente nuevo en España. Estos sistemas utilizan un circuito de tubos que hacen circular agua caliente bajo el suelo de la vivienda. Los tubos irradian calor que se propaga calentando el suelo.

También existen suelos radiantes donde los tubos de agua caliente son sustituidos por resistencias eléctricas que irradian calor. Sin embargo, son más caros en términos de consumo eléctrico.

Este tipo de calefacción se está implementando en nuevas viviendas donde la imagen estética de la vivienda es importante. Además, proporcionan aislamiento térmico y acústico que puede ser interesante en bloques de pisos. Entre las ventajas y desventajas del suelo radiante podemos diferenciar:

  • Pueden ahorrar hasta un 30% en el consumo de calefacción. Además, calienta la vivienda de manera uniforme y estética, sin resecar ni sobrecalentar partes de la casa.
  • El aspecto negativo es la inversión inicial a la hora de realizar la instalación. Hay que levantar el suelo de la vivienda y requiere obra.

Bomba de calor

Información sobre las bombas de calor

La bomba de calor es un sistema de calefacción que utiliza las leyes de la termodinámica para capturar energía de un foco frio (el exterior) y transformarla en calor para calentar la vivienda. Podemos encontrar dos tipos de bombas de calor:

  1. Bombas de calor reversibles: se pueden utilizar como calefacción en invierno y como aire acondicionado en verano. El Ministerio de Industria estima que existen 92.878 equipos reversibles instalados en España.
  2. Bombas no reversibles: solo se pueden utilizar o como calefacción o como aire acondicionado. El Ministerio de Industria estima que existen 3.204.291 equipos no reversibles instalados en España.

Los principales aspectos positivos y negativos que podemos destacar son los siguientes:

  • La principal ventaja es su alta eficiencia con un consumo reducido. Además, con una sola instalación reversible podemos tener dos servicios de climatización.
  • La inversión inicial para la instalación es alta y necesita mantenimiento. Solo es recomendable para instalaciones de baja temperatura.
 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar