Se encuentra usted aquí

Tipos de termos

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
Termos para Agua Caliente Sanitaria

Todos los usuarios que disfrutan en su casa de agua caliente tienen instalados termos, también conocidos como calentadores. Los termos utilizan diferentes fuentes de energía para calentar el agua que después utilizamos para el aseo o la cocina.

Aquellos usuarios que quieren instalar un nuevo termo o cambiar el antiguo, deben informarse de los tipos de termos disponibles actualmente en el mercado. Aquí encontrarán todo lo que es necesario saber sobre calentadores.


Clasificación de los termos por su funcionamiento

El primer modo de diferenciar los termos es según su sistema de funcionamiento. En esta clasificación encontramos los termos con sistemas instantáneos y termos con sistemas de acumulación.

Termos con sistemas instantáneos

Estos sistemas calientan agua según las necesidades, es decir, cuando abrimos el grifo de agua caliente se activan y nos proporcionan suministro. De este modo el suministro es infinito y no nos tenemos que preocupar si tenemos o no agua caliente.

En el caso de los calentadores instantáneos, el consumo de energía es continuado y la llama siempre permanece encendida. Esto puede suponer un inconveniente porque se produce consumo secundario cuando no estamos utilizando agua caliente.

Termos con sistemas de acumulación

Los termos con sistema de acumulación tienen un depósito donde almacenan el agua caliente. A medida que el agua se va calentando, se acumula en el depósito y la mantiene a una temperatura estable para que pueda utilizarse.

El principal inconveniente de los termos por acumulación es la discontinuidad del suministro de agua caliente. No se trata de un suministro de agua caliente sin ningún tipo de corte.

Termos según su temperatura de funcionamiento

Los termos de agua caliente también se pueden clasificar dependiendo de la temperatura que utilicen para calentar el suministro. Las dos opciones que puedes encontrar son las siguientes:

  1. Termos de temperatura fija: este tipo de termo calienta el agua a una tempertura estable que no se puede variar. El usuario puede regular la temperatura del agua caliente combinándola con el agua fría.
  2. Termos de temperatura variable: estos calentadores permiten al usuario regular la temperatura del agua según sus necesidades o dependiendo de la temperatura exterior.

Termos según su energía

Los termos también pueden dividirse dependiendo de si se utiliza una energía u otra, algo que afectará no solo al suministro de agua sino también a la factura de energía. Dependiendo del tipo de abastecimiento será más cara o más barata:

Termos de gas

Estos termos utilizan como fuente de energía cualquier tipo de gas: butano, propano o gas natural. El suministro es quemado para calentar el agua mediante una serie de intercambiadores.

Dentro de los termos de gas para Agua Caliente Sanitaria (ACS), podemos encontrar dos tipos según la cámara de combustión y son las que se explican a continuación:

  • Los termos atmosféricos: la combustión del gas se realiza en una cámara abierta al exterior. Son los termos convencionales donde el usuario puede acceder a la llama desde fuera. El principal inconveniente de este tipo de calentadores es la expulsión de gases de combustión a la habitación.
  • Los termos estancos: la cámara de combustión está completamente aislada del exterior. Estos calentadores de gas son los más instalados actualmente debido a su seguridad y a que no emiten gases a la habitación.

Termos eléctricos

Los termos eléctricos utilizan la electricidad de la red para calentar el agua y se trata de un método donde no se necesita un extractor de gases para utilizarlo. Estos termos no producen ningún tipo de emisión ya que no utilizan la combustión para calentar el agua. De este modo no es necesario un sistema de extracción de gases.

Sin embargo, el principal inconveniente de estos calentadores es su elevado consumo. Si la demanda de agua caliente en el hogar es alta, se puede traducir en un incremento considerable de la factura de la luz.

Termos solares

Este tipo de calentador de ACS utiliza la energía solar para calentar el agua. Suelen instalarse en el tejado de las viviendas donde la radiación solar es más intensa. Cuenta con unas placas solares y unos intercambiadores que captan la luz solar y calientan el agua.

Calentar agua con termos

Estos calentadores están extendidos en zonas cálidas y soleadas debido a su dependencia de la luz solar. Naturalmente, su inconveniente es la necesidad de luz solar directa para calentar el agua. Por otro lado, son sistemas de ACS muy rentables y con impacto cero para el medio ambiente. Están más extendidos en casas de campo y viviendas de veraneo.

¿Qué mantenimiento necesita un termo?

Para asegurar un buen funcionamiento del termo es recomendable que un técnico revise el calentador, al menos una vez al año. De esta manera se evitan problemas de seguridad, se aumenta la fiabilidad y se alarga la vida útil del termo.

¿Qué capacidad necesito para mi termo?

Para instalar un termo de acumulación, que incluye un depósito, en su hogar necesita hacer una estimación del consumo. Este aspecto es fundamental porque necesita saber la capacidad que debe tener el depósito y debe conocer este dato antes de instalar el aparato.

Para elegir la capacidad del calentador, el primer aspecto a tener en cuenta es el consumo del usuario. Pongamos un ejemplo para verlo más claro:

EJEMPLO PRÁCTICO El consumo medio en una ducha de 5 min es de 18L/min. El total de esta acción es de 90 litros.

Hay que tener en cuenta que, dependiendo del número de personas que vivan en la casa, deberá calcular una capacidad u otra. Los hábitos de consumo son el segundo aspecto a tener en cuenta. Imagine una familia donde el agua caliente se utiliza todas las mañanas para ducharse o si cada uno de ellos lo hace a distintas horas del día.

La siguiente tabla le ofrece consumos diarios dependiendo del número de personas. Suponemos que cada miembro se ducha una vez al día y que emplean 10 min en ducharse:

  Familia (2 personas) Familia (3 personas) Familia (4 personas)
Ducha de 10 minutos 360 litros 540 litros 720 litros
Lavabo 10 litros 15 litros 20 litros
Fregar la vajilla 10 litros 15 litros 20 litros
 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar