Se encuentra usted aquí

¿Qué calefacción es mejor?

call-preciogas

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

A la hora de elegir qué tipo de energía se va a utilizar para la calefacción hay que tener varios aspectos en cuenta, ya que de esta dependerá lo que el cliente pague en la factura.

Ahorrar en calefacción

Mudarse a una vivienda nueva implica decidir qué opción de calefacción no solo es una mejora energética sino que además supone un ahorro en el consumo. El usuario tiene que tener en cuenta una serie de factores como son el lugar donde se encuentra el domicilio, el aislamiento de la vivienda o el consumo que se realiza.

Otro aspecto muy importante es el precio de las energías, dado que algunas pueden ser excesivamente caras para el uso de la calefacción.

Los tipos más comunes de calefacción son:

  1. Calefacciones de gas natural.
  2. Calefacciones de gas propano.
  3. Calefacciones de gasoil.
  4. Calefacciones de electricidad.

Para resolver dudas o solicitar información sobre la instalación de gas natural puede llamar al 91 123 89 19.

Qué calefacción es más barata

La calefacción más barata actualmente es la de gas natural. El gran aliciente para instalar un suministro de gas es que el precio es muy económico, se trata de una energía limpia y además no necesita mantenimiento como ocurre con otros abastecimientos.

Las personas que dispongan de otro tipo de calefacciones podrán cambiarlas por gas natural contactando con una empresa instaladora, que se encargará de facilitar un presupuesto y ejecutar toda la instalación necesaria. Solo quedará dar de alta el gas, comparando previamente todas las tarifas de gas y buscando la más adecuada para su consumo. 

Calefacciones de gas natural

Actualmente la calefacción de gas natural es la más económica del mercado. Este suministro energético no está disponible en toda España, pero la red de distribución está aumentando  y cada vez son más los consumidores que solicitan el gas natural para sus viviendas.

El gas natural presenta una serie de ventajas frente a las demás energías.

  • Uso instantáneo y sin interrupción.
  • No requiere de un espacio de almacenamiento.  
  • Seguridad: se realizan revisiones periódicas por parte de la  empresa distribuidora para asegurar su correcto funcionamiento.
  • Es una energía limpia y de fácil instalación.

El precio del gas natural es muy reducido en comparación con el resto de energías, colocándolo como una de las alternativas más atrayentes, sobre todo para los consumidores que necesitan ahorrar en su consumo.

Calefacciones de propano

El propano es un gas licuado del petróleo disponible en todo el territorio ya que al distribuirse de tres maneras distintas puede alcanzar cualquier zona. Su distribución se lleva a cabo:

  1. Envasado: en bombonas de 11kg o de 35kg de propano
  2. Canalizado: conectando las viviendas con un depósito central
  3. A granel: mediante la instalación de un depósito encargado del suministro

Para la calefacción con propano se utilizaría el propano canalizado, a granel o en bombonas de 35kg. Se trata de una energía con un alto rendimiento energético y poder calorífico que además presenta más ventajas frente a otras energías:  

  • Resistente a temperaturas extremassu temperatura de congelación es de -44.
  • Margen de negociación: los factores que influyen en su precio dan margen para la negociación.
  • Gas limpio

El propano a granel es una opción muy utilizada por su precio y rendimiento en negocios como hoteles o restaurantes.

Calefacciones de gasoil

El gasoil utilizado para la calefacción es el de tipo C, se trata de una energía con un alto grado de contaminación para el medio ambiente. Además el suministro requiere la instalación de un depósito en el domicilio.

El incremento de precio del gasoil está haciendo que muchos consumidores cambien la instalación de gasoil por la de otras energías más económicas y eficientes. Actualmente se ofrecen ayudas para llevar a cabo el cambio de instalación.

Calefacciones eléctricas

Algunas viviendas recurren a la electricidad como fuente energética para la calefacción. Los consumidores pueden escoger distintos tipos de calefacción teniendo en cuenta sus necesidades y el consumo que realice.

  1. Radiadores de aceite.
  2. Calefacción con bombas de calor.
  3. Calefacción con acumuladores.
  4. Suelos radiantes que calientan todo el entorno.

El uso de este tipo de energía para la calefacción no suele salir rentable ya que el precio de la electricidad es mayor que el del gas y la eficiencia de sus calderas es mucho menor. Tan solo puede resultar rentable para aquellos consumidores que dispongan de una tarifa con discriminación horaria.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Si quiere asesoramiento gratuito para contratar tarifas de luz o gas natural puede llamar al 93 220 90 26
Otra posibilidad es rellenar el siguiente formulario y buscaremos la mejor oferta para tu tipo de empresa.