Revision gas butano: precio y certificado

Revisión del gas butano

La revisión del gas butano es una gestión obligatoria que el usuario debe solicitar. Descubre en qué consiste, cuánto cuésta y cada cuanto hay que pasarla.


¿Qué es la revisión de gas butano?

La revisión del gas butano es la inspección técnica de la instalación de dicho gas. Esta es obligatoria y sirve para garantizar que la instalación funciona correctamente y que, por tanto, dispone del nivel de seguridad adecuado para utilizar gas butano como combustible generador de calor y agua caliente sanitaria.

La revisión del gas butano no es obligatoria en las instalaciones con un único envase de GLP de capacidad inferior a 15 kg conectado por tubería flexible o acoplado directamente a un solo aparato de gas móvil.

El titular de la instalación o, en su defecto, la persona que este haciendo uso de esta, es la encargada de contactar con una empresa autorizada para la realización de la revisión del gas butano. Asímismo, el usuario es también el encargado del correcto mantenimiento de la instalación.

La revisión del gas butano puede solicitarse de forma puntual o formar parte de un servicio de mantenimiento que el usuario haya contratado con una empresa y esté incluida la inspección de la instalación.

  • ¿En qué consiste la revisión del gas butano?
  • Comprobación de la estanqueidad de la instalación. Esta determina si la instalación tiene fugas o no.
  • Verificación de estado y conservación de todos los elementos.
  • Constatación de la correcta combustión de los aparatos.
  • Confirmación del cumplimiento de los requisitos de ventilación.
  • Comprobación de la dimensión mínima de la estancia.
  • Verificación de los sistemas de detección de gas sustitutivos de la ventilación rápida.

Si el resultado de la revisión del gas butano es favorable, el técnico de la empresa autorizada debe cumplimentar y proporcionar al consumidor el certificado de revisión del gas butano. Si habiendo anomalías el resultado es desfavorable, el técnico ha de entregar al usuario un informe de anomalías.

¿Cuánto cuesta la revisión del gas butano?

No existe un precio fijo regulado para la revisión del gas butano, este lo marca cada distribuidora o empresa autorizada. En este sentido, recomendamos comparar las diferentes tarifas para conseguir el precio más asequible.

El precio de la revisión del gas butano oscila entre 70 y 80 €, aunque este depende de si solicitamos la revisión con la distribuidora o con una empresa autorizada. La cuantía también varía en función de la comunidad autonóma en la que se encuentre la instalación, de la urgencia de la revisión, de la complejidad de la instalación, de la distancia del desplazamiento y de si en la zona van a hacer más revisiones en la misma fecha para así agruparlas en una misma ruta.

El precio de la revisión del gas butano puede verse incrementado si la instalación presenta anomalías, teniendo el técnico que reparar la irregularidad. Un incremento bastante común se debe a la caducidad de la goma de color naraja, teniendo que sustituirla por una nueva.

¡Cuidado con los fraudes! La revisión del gas butano siempre es solicitada por el usuario, a no ser que tenga una poliza con la distribuidora, en cuyo caso, esta le avisará con 5 días de antelación para programar la inspección. Si unos "técnicos" se presentan en tu casa sin avisar lo más probable es que se trate de un timo.

¿Cuándo hay que pasar la revisión obligatoria del gas butano?

La revisión del gas butano, al igual que la inspección de gas natural, debe pasarse cada 5 años. La revisión es de carácter obligatorio, pues de esta depende ser saber si nuestra instalación cumple las condiciones necesarias para funcionar de forma segura.

Si la instalación de gas se encuentra dentro de un vehículo habitable como una caravana o autocaravana, la revisión del gas butano debe realizarse cada 4 años. Una vez realizada la revisión, el técnico de la empresa autorizada ha de entregar al usuario el "Certificado de revisión periódica de instalaciones y aparatos alimentados desde envases de GLP en vehículos de recreo habitables".

Certificado de revisión del gas butano

Una vez realizada la revisión y habiendo tenido un resultado favorable, el técnico autorizado debe cumplimentar y entregar al usuario el Certificado de la revisión del gas butano. Si el técnico es de una empresa autorizada ha de facilitar una copia a la distribuidora.

El Certificado de la revisión del gas butano puede ser de 3 tipos dependiendo de la modalidad de la instalación, así podemos encontrar un certificado para las instalaciones receptoras individuales, otro para las colectivas y otro para las instalaciones en caravanas.

Indendientemente del tipo de instalación, el certificado del gas butano debe incluir los datos del titular, de la instalación, de la empresa instaladora y del instalador autorizado. Además, ha de ser firmado tanto por el instalador, corroborando que la instalación cumple con los requisitos, como por el usuario.

 Certificado de la revisión del gas butano de instalaciones individuales

Certificado de la revisión del gas butano de instalaciones individuales

 Certificado de la revisión del gas butano de instalaciones comunes

Certificado de la revisión del gas butano de instalaciones comunes

 Certificado de la revisión del gas butano de instalaciones en caravanas

Certificado de la revisión del gas butano de instalaciones en caravanas

¿Qué hacer si la revisión del gas butano es desfavorable?

Si hubiese una irregularidad de carácter principal el técnico debe proceder al precinto de esa sección impidiendo el uso de la instalación hasta que el usuario repare la incidencia. Si se tratase de una irregularidad secundaria, el técnico avisará al usuario para su corrección pero no corta el suministro, teniendo el consumidor 15 días naturales para su reparación y así obetener el certificado.

 Anomalías principales

  • Fuga de gas.
  • Aparatos de tipo A o tipo B instalados en dormitorios o en cuartos de baño.
  • Tubo flexible deteriorado.
  • Tubo flexible toca las paredes calientes de un horno u otros aparatos de cocción.
  • Defectos perceptibles en los conductos de evacuación
  • Extractor mecánico, campana extractora o aparato a gas que dispone de un dispositivo de ayuda a la evacuación de productos de la combustión, conectados a la misma chimenea donde también tienen salida los productos de la combustión de aparatos de gas tipo B de tiro natural.
  • Aparato de gas tipo B que no dispone de tubo de evacuación ó que, teniéndolo, está ubicado en un local de menos de 8 m3 que no tiene ventilación suficiente.
  • Llaves de aparatos sin conectar que no estén cerradas, bloqueadas, precintadas y taponadas.

 Anomalías secundarías

  • Aparato a gas tipo B ubicado en un local de mas de 8m3 que no dispone de ventilación suficiente.
  • Estado general de conservación de la instalación deficiente, o uso de materiales o técnicas de unión inapropiado.
  • Tubos flexibles incorrectos, conexión deficiente del mismo o en contacto con partes calientes.
  • Local con ventilación insuficiente, ya sea por la falta de una abertura o que esta no se asuficiente, esté obstruida o situada a una altura diferente a la especificada.
  • Local con unas dimensiones insuficientes cuando el consumo calorífico total de los aparatos de cocción instalados en el mismo sea superior a 16 kW.
  • Falta el sistema de detección y corte de gas

Tipos de aparatos de gas

Los aparatos de gas de tipo A y B son dispositivos de tipo abierto, es decir, cogen el aire necesario para la comobustión de la atmósfera de la vivienda. La diferencia es que los de tipo A no necesitan conducto de evacuación al exterior, por ejemplo unos fogones. Mientras que los de tipo B necesitan conducto de evacuación al exterior, por ejemplo un calentador de agua.

Los aparatos de gas de tipo C son los de circuito estanco, es decir, disponen de una cámara de combustión que en ningún momento está en contacto con la atmósfera de la vivienda. Estos toman el aire para la combustión del exterior del local a través de un conducto de entrada de aire, para después, enviar al exterior los gases una vez hecha la combustión.

El informe de anomalías de la revisión del gas butano debe incluir la siguiente información:

  • Nombre del cliente
  • Dirección del domicilio
  • Número de póliza
  • Suministrador
  • Ha de indicar que se trata de gas butano
  • Datos de la empresa autorizada
  • Datos del técnico instalador
  • Detalle de las anomalías encontradas
  • Fecha del informe de anomalías
  • Firma de ambas partes
  • Sello de la empresa

Empresas autorizadas para la revisión de gas butano

Las empresas instaladoras de gas se rigen por la Instrucción Técnica Complementaria ITC-ICG 09, que establece los criterios que han de cumplir las instaladoras y sus empleados.

Así, un instalador de gas debe trabajar para una empresa instaladora de gas autorizada inscrita en el registro del Ministerio de industria y cumplir uno de estos requisitos:

  • Tener un título univesitario con un plan de estudios que cumpla con los conociemientos relativos a las instalaciones de gas.
  • Disponer de un titulo de FP con los conocimientos necesarios.
  • Aprobar el examen de la comunidad autónoma correspondiente para obtener el carnet de instalador.
  • Tener amplia experiencia profesional demostrable.
  • Obtener una certificación de una entidad acreditada para expedir certificados.

Los instaladores autorizados pueden realizar la instalación, modificación o ampliación, revisión, mantenimiento y reparación de instalaciones de envases de butano para uso propio e instalaciones de butano en caravanas y autocaravanas. Pero en función de su categoria tienen unos límites:

  • Categorías de los instaladores de gas
  • Categoría A: es la más completa, pueden realizar todo lo mencionado anteriormente.
  • Categoría B: restricción hasta 5 bar de presión.
  • Categoría C: únicamente pueden realizar su trabajo en el ámbito de las instalaciones receptoras individuales hasta 0,4 bar de presión.

Si los instaladores quieren poder realizar la revisión de aparatos de categoria B y C de potencia superior a 24,4 kW deben poseer, además del carnet de instalador, un certificado especial de aparatos de gas APMR-AD.

Revisión del gas butano con Repsol

Repsol tiene una promoción activa hasta el 15 de septiembre con un 10% de descuento en la revisión del gas butano.

Repsol cuenta con dos modalidades de servicio que cubren la revisión preiódica obligatoria del gas butano: Servicio de Mantenimiento Básico, que cubre la revisión del gas butano obligatoiria cada 5 años y, el Servicio de mantenimiento Plus, que además incluye las siguientes acciones:

  • Inspección anual de la instalación de gas (esta no es obligatoria).
  • Servicio de atención de averías en menos de dos horas (3 horas fuera del horario comercial).
  • Presupuesto gratuito y sin compromiso sobre la reparación de averías.
  • Desplazamiento y tres primeras horas de mano de obra gratuitas en caso de avería.
  • Seguro que cubre hasta 30.000 euros.

Si la revisión de tu instalación está póxima a caducar, Repsol te envía una notificación, pudiendo concertar una citaa través de:

  • Aplicación móvil: Bombona Butano Repsol
  • Telefóno: 900 321 900
  • Página web: pidetubombona.repsol.es
Actualizado a
91 123 89 19
Quiero que me llamen