Se encuentra usted aquí

Instalar gas natural en Barcelona

Presupuesto para poner el gas natural en Barcelona

El suministro de gas natural es uno de los más utilizados en Barcelona. En esta ciudad, este suministro cuenta con una gran tradición, pues fue pionero en funcionar de forma corriente en nuestro país. En este artículo vamos a ver cómo poner gas natural en Barcelona a través de la instalación de gas.


Cómo hacer una instalación de gas en Barcelona

La instalación de gas es tanto la obra como la infraestructura que son necesarias para poder conectar el gas en un inmueble. Estas son necesarias tanto para tener suministro de gas natural como de butano o propano, ya que, en cualquier caso, es fundamental hacer la conexión entre el gas y los aparatos que lo utilizan para funcionar.

Todas las instalaciones de gas necesitan realizar una obra previa para colocar y conectar las tuberías que van a conducir el gas. La gran diferencia de la instalación de gas natural es que necesita realizar una acometida que conecte el inmueble con la red de distribución general del gas. Teniendo en cuenta la magnitud de esta obra, cuando se habla de instalación del gas, habitualmente se hace alusión a la de este tipo de suministro, el gas natural.

En Barcelona, el consumo medio de un hogar en gas natural es de 1.835,19 kWh anuales. Este tipo de consumo suele corresponderse con hogares en los que no existe calefacción de gas. De hecho, solo el 20,40% de todo el área mediterránea utiliza el gas natural como combustible para su calefacción.

Sin embargo, este es uno de los suministros más económicos y seguros para el hogar. Por esta razón, la demanda de instalaciones de gas natural en Barcelona va en aumento.

Cuánto cuesta instalar el gas en Barcelona

El precio por la instalación de gas natural depende del tipo de obra que haya que realizar y de la compañía con la que se efectúe. Así, podemos distinguir dos tipos de instalación según las necesidades de cada inmueble, si tomamos como referencia la instalación de gas natural en una vivienda de Barcelona.

En cualquier caso, ambos tipos de instalación coinciden en la necesidad de tener construida la acometida de gas natural. Esta es la conexión necesaria para enganchar la instalación del inmueble a la canalización general del gas.

La acometida del gas debe realizarla la distribuidora de gas natural de la zona. Esta compañía es la encargada de la gestión y el mantenimiento de la infraestructura de distribución, por lo que es responsabilidad suya proveer este sistema de enganche al suministro.

 Poner el gas en una vivienda unifamiliar en Barcelona

La instalación de gas en una vivienda unifamiliar se conoce como instalación en SH por los técnicos, y precisa únicamente de la Instalación Receptora Individual (IRI).

Por lo general, las instalaciones de gas en viviendas unifamiliares o casas bajas necesitan realizar la acometida de gas natural, ya que, por lo general, las distribuidoras no realizan estas obras por defecto.

En caso de que sea necesario hacer la obra de acometida, será necesario:

  1. Solicitar la construcción de la acometida a la distribuidora.
  2. Pedir el permiso al ayuntamiento para realizar la obra, ya que esta suponer romper vía pública y cortar el gas durante el tiempo que dura.
  3. La distribuidora debe buscar el material para reponerlo.
  4. Se efectúa la obra de acometida.

El precio por la construcción de la acometida está regulado por el BOE, y se corresponde con la siguiente fórmula: Importe (€) = 104,20 * (L-6).

Una vez construida la acometida, se procede a hacer la canalización interna de la vivienda, su propia IRI. Esta instalación ha de extender el circuito de tuberías para canalizar el gas por toda la vivienda, incluyendo los puntos en los que será necesario hacer la conexión con los aparatos: la cocina, una toma para la caldera, salidas externas para aparatos de terraza...

Además, será necesario instalar un armario específico en el exterior de la vivienda para albergar la conexión entre la acometida y la IRI. En este mismo lugar se colocará el contador de gas, que registrará el consumo de combustible efectuado por el cliente.

 Poner el gas en un piso de Barcelona

La obra de instalación de gas en un piso depende de tres factores: la acometida, la Instalación Receptora Común y la IRI. Por lo general, los edificios de viviendas cuentan con la acometida realizada por la distribuidora en el momento de construcción del inmueble - de esta forma ahorran costes a futuro, ya que se implanta las tuberías en el momento en que aún no hay necesidad de romper material público.

Por otro lado, a día de hoy, muchos edificios de construcción reciente también cuentan con la Instalación Receptora Común. Esta es la instalación de gas que conecta el conjunto del edificio a la acometida, y de ella partirán las IRI de cada una de las viviendas.

Si el edificio no cuenta con IRC, es necesario un tercio de los votos de los propietarios o vecinos autorizados para realizar la obra. Esta será sufragada por todos mediante derrama y, posteriormente, cada vecino abonará el importe correspondiente a su propia instalación individual de gas.

Una vez realizada la IRC, será necesario hacer la IRI de cada vivienda. Las tuberías se colocan a lo largo del apartamento, facilitando las tomas para conectar los aparatos más adelante. En este caso, el contador se instala fuera de la vivienda, en una zona de fácil acceso para el personal de la distribuidora o en un cuarto de contadores común. Este se deja colocado y precintado pero sin conectar; este se pondrá a funcionar por parte de un técnico de la distribuidora de gas cuando se dé de alta el suministro.

Presupuesto de instalación de gas en Barcelona

Como hemos visto, el precio de la instalación de gas varía según las obras que sea necesario acometer. Además, en el coste total influye notablemente la empresa que va a realizar la instalación, ya que cada una puede incluir diferentes descuentos, ofertas, promociones y otras ventajas que crea conveniente.

Por lo general, una instalación individual de gas en Barcelona puede costar en torno a los 1.500 €.

En el presupuesto de instalación de gas es fundamental que aparezcan todos los conceptos incluidos por el instalador para poder comparar las distintas ofertas. De esta forma se podrá valorar con el mismo criterio los pros y contras de cada una. Los elementos que deben aparecer son:

  • El tipo de instalación a realizar.
  • Los metros de tubería a colocar.
  • El armario exterior para la conexión con la acometida.
  • Las piezas individuales de la instalación, como conectores, codos y mangueras flexibles.
  • El equipamiento que se va a instalar, si se va a realizar esta operación con la misma empresa, como la caldera o el circuito de calefacción.

¿Quién instala el gas en Barcelona?

Las instalaciones de gas deben ser realizadas por las empresas autorizadas para ello por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. Entre ellas se distinguen las propias distribuidoras de gas, proveedores de GLP y empresas independientes autorizadas.

La distribuidora de gas natural en Barcelona es Nedgia, que antes era Gas Natural Distribución. Esta empresa sigue siendo la misma y perteneciendo al mismo grupo, pero hizo un cambio de imagen (nombre incluido) a principios de 2018.

Para poner el gas natural en Barcelona se puede contactar con cualquiera de las empresas autorizadas para realizar la instalación. En todo caso, estas empresas deben enviar técnicos igualmente autorizados para manipular los circuitos y conexiones del gas.

Antes de hacer la contratación con cualquiera de ellas es aconsejable solicitar distintos presupuestos para tomar la decisión más conveniente para el bolsillo del cliente.

Obtener el certificado de instalación del gas en Barcelona

El certificado de instalación del gas es necesario para hacer todos los trámites relativos al suministro de gas. Este certificado debe ser emitido por una empresa autorizada, la misma que realiza la instalación, y sirve como comprobante de que la instalación se ha realizado correctamente y está en plenas condiciones de recibir el suministro con seguridad.

El coste del certificado del gas suele rondar los 100€. Es recomendable que en el presupuesto de instalación se incluya este documento para dejar todo bien atado antes de comenzar con la obra.

Este certificado se emite en estas tres situaciones:

  1. Al realizar la instalación de gas por primera vez.
  2. Cuando se realiza alguna modificación de instalación a posteriori.
  3. Con cada Inspección Obligatoria del Gas, para certificar que ha pasado correctamente la revisión.

El certificado de instalación del gas debe especificar desde el tipo de instalación hasta los elementos conectados a ella, pasando por un croquis que identifique cada una de las partes revisadas.

Trámites para poner el gas natural en Barcelona

Para poner el gas natural en Barcelona es necesario seguir tres procedimientos:

  1. Hacer la instalación del gas.
  2. Dar de alta el gas natural.
  3. Contratar una tarifa de gas natural para facturar el consumo.

Una vez hecha la instalación, para dar de alta el gas es necesario contactar con una comercializadora de gas natural con la que después se hará el contrato de la tarifa elegida. Esta compañía es encargará de informar a la distribuidora de que se quiere realizar el trámite de alta.

Cuando la distribuidora reciba la petición, enviará un técnico especializado al domicilio, que se encargará de comprobar que la instalación está en perfecto estado y de dejar conectado y precintado el contador del gas.

Para dar de alta el gas en Barcelona, la compañía exigirá los siguientes datos:

  • El nombre y apellidos de la persona que va a ser el titular del contrato de gas.
  • La dirección del inmueble en el que se va a conectar el suministro.
  • El Código Universal del Punto de Suministro, CUPS.
  • El certificado de instalación del gas.
  • El número de cuenta en el que se va a domiciliar el pago de los recibos.

¿Qué es el CUPS del gas?El CUPS es como el DNI de la instalación, el código de la identifica ante cualquier compañía, independientemente de quién sea el propietario del inmueble o el titular del contrato de suministro. Este código único lo asigna cada una de las distribuidoras de gas natural al realizarse la instalación de gas por primera vez. ¿Cómo saber cuál es el CUPS de la instalación de una vivienda? Se puede llamar a la distribuidora correspondiente para consultarlo o comprobarlo en una factura de gas anterior.

Al dar de alta el gas será necesario abonar una serie de derechos a la distribuidora por conectarse al suministro: los derechos de acometida y de alta. Estos se abonarán una única vez con la firma del contrato y a través de la primera factura del gas que llegue al domicilio. Estos recibos los emite directamente la comercializadora de gas, que redirigirá el importe de estos conceptos a la distribuidora una vez cobrados.

 Derechos de alta

El importe de los derechos de alta del gas dependen de la tarifa de acceso de gas que vaya a tener el punto de suministro y de la Comunidad Autónoma a la que pertenezca. Cada organismo autónomo define el coste por los derechos de alta según el consumo anual del que va a disfrutar el cliente.

Derechos de alta de gas en Barcelona
Tarifa de acceso Consumo de gas (kWh/año) Precio de derechos
3.1 <5.000 kWh 76,85 €
3.2 >5.000 <15.0000 kWh 76,85 €

Los derechos de alta han de abonarse para cubrir el enganche a la red, la supervisión de la instalación antes de conectar el suministro y el precintado del contador de gas.

 Derechos de acometida

Los derechos de acometida de gas se abonan a la distribuidora para poder utilizar la acometida que ha construido. Si la acometida no estaba realizada antes de la conexión sino que ha sido solicitada por el cliente directamente (en el caso de una vivienda unifamiliar, por ejemplo), habrá que abonar el coste resultante de la fórmula indicada anteriormente.

Los derechos de acometida una vez construida están estipulados por el Gobierno a través del BOE, concretamente en la Orden IET/2445/2014, de 19 de diciembre.

Los derechos de acometida para tarifas domésticas es el siguiente:

Derechos de acometida de gas en Barcelona
Tarifa de acceso Consumo de gas (kWh/año) Precio de derechos
3.1 <5.000 kWh 128,67 €
3.2 >5.000 <15.0000 kWh 128,67 €

En total, el precio por dar de alta el gas en Barcelona es el siguiente:

Coste de dar de alta el gas en Barcelona
Tarifa de acceso Coste de alta de gas
3.1 205,52 €
3.2 205,52 €

Instalar la caldera de gas en Barcelona

El elemento clave para disfrutar de todas las ventajas del gas natural es la caldera de gas. Con la caldera la vivienda tiene la posibilidad tanto de tener agua caliente sanitaria como calefacción por agua caliente a un precio más económico que con otros combustibles como el gasóleo, el butano o el propano.

La instalación de la caldera es un procedimiento sencillo y solo necesita efectuar la conexión entre el aparato y la canalización del gas de la vivienda.

Para poner una caldera de gas en Barcelona es imprescindible contactar con un instalador autorizado, que puede ser independiente, pertenecer a una empresa o directamente solicitar su colocación a la distribuidora de gas natural de la zona, que también suele ofrecer este tipo de servicio.

A día de hoy, las calderas de condensación de gas son las más demandadas. Estas permiten ahorrar en el consumo de combustible, siendo más eficiente energéticamente y permitiendo reducir el importe de las facturas de gas. Este tipo de equipo es más caro que otras calderas de gas tradicionales, pero la inversión compensa a medio plazo. El precio de las calderas de condensación puede rondar los 1.000€.

Al igual que para hacer la instalación de gas, para instalar la caldera en Barcelona es interesante solicitar distintos presupuestos previamente a su contratación. Algunas empresas ofrecen interesantes descuentos por la compra del aparato a través de su compañía, por ejemplo. Otras directamente ofrecen ayudas para su instalación.

En el presupuesto de instalación de la caldera debe aparecer tanto el aparato a colocar (si se ha comprado con la empresa instaladora) como el material necesario para conectarla a la instalación de gas. Además, es necesario que aparezcan los elementos extra como el tubo de desagüe para el agua de condensación.

Una vez realizada la instalación de la caldera, el instalador debe emitir un certificado de instalación que refleje que se ha hecho correctamente.

Poner calefacción en Barcelona

La calefacción por gas natural es la segunda más utilizada en la zona mediterránea, en la que se incluye la ciudad de Barcelona. Este tipo de calefacción permite ahorrar en gran medida en las facturas de energía sobre todo durante los meses de invierno, que es cuando más se utiliza.

La calefacción de gas natural puede ser por radiadores o por suelo radiante. Esta última aún no está tan extendida, pero ya goza de buena fama gracias a la eficiencia energética con la que cuenta este sistema. En ambos, se ha de colocar un circuito para conducir el agua caliente desde la caldera hasta los transmisores de calor, sean los radiadores o las propias tuberías del suelo radiante.

En cualquier caso, para poner la calefacción de gas en Barcelona hay que seguir el mismo procedimiento que para el resto de instalaciones: contactar con una empresa instaladora, comprar el equipamiento y colocarlo.

La instalación de calefacción supone instalar la caldera (si aún no se cuenta con ella) y ubicar cada uno de los puntos de emisores de calor en la vivienda. Si se trata de un sistema de calefacción tradicional, es importe hacer un correcto dimensionado de los radiadores para optimizar la eficiencia energética y reducir las pérdidas y la saturación de calor. Además, es recomendable utilizar otros sistemas de control que permitan regular correctamente la calefacción, como los termostatos inteligentes. Con estos se puede activar y desactivar la calefacción incluso fuera del hogar, a través de un teléfono móvil, regular la temperatura de consigna y programar su funcionamiento.

El precio por instalar la calefacción en Barcelona puede alcanzar los 3.000€, incluyendo el precio de la caldera de condensación y el de seis radiadores con válvulas termostáticas.

¿Se puede cambiar de GLP a gas natural?

Para los consumidores que actualmente tienen suministro de gas por butano o propano, es posible hacer el cambio a gas natural fácilmente. Esta operación está incluso subvencionada en algunas localidades, por lo que conviene estar al tanto de las ayudas para instalar gas natural que se ofrecen en cada región.

El cambio de GLP a gas natural depende del tipo de instalación con la que cuenta el inmueble, ya que será necesario hacer más o menos trabajos de instalación en cada caso.

Cambio de butano a gas natural en Barcelona

El cambio de butano a gas natural prácticamente implica realizar una instalación de gas canalizado desde el inicio. Y es que como el butano se utiliza en bombonas, su instalación es muy sencilla y no es compatible con el gas natural. En estos casos es necesario solicitar toda la obra a una empresa instaladora de gas natural o a la distribuidora de gas.

En este sentido, los trabajos y el coste de la operación dependerán del tipo de inmueble a in stalar y de la empresa con la que se realice.

 ¿Por qué elegir el gas natural frente al butano?

El gas natural es uno de los suministros más económicos del mercado. Además, es un combustible más seguro y limpio para el medio ambiente. Además, desde el punto de vista práctico, el gas natural es mucho más cómodo para el usuario:

  • Está canalizado, por lo que no necesita manipular la instalación.
  • No se necesita almacenar combustible en casa.
  • Es un suministro continuo, por lo que no se sufren cortes porque se termine.

Cambio de propano a gas natural en Barcelona

El propano es el gas más utilizado en las zonas donde no hay acceso al gas natural. Este suministro puede ser utilizado tanto para la cocina como para el agua caliente y la calefacción, ya que es un gas con gran poder calorífico y que no transmite olores.

La principal característica del propano es que puede ser suministrado de tres formas diferentes, por lo que para cambiarse a gas natural es necesario comprobar el tipo de instalación para saber qué modificaciones habrá que hacer:

  1. Suministro de propano en bombonas: al igual que con el butano, el cambio de propano a gas natural supondrá la realización de la obra de instalación del gas natural por completo.
  2. Suministro de propano a granel: en este caso, se comprobará si la instalación de canalización interna del gas por la vivienda es compatible con el gas natural. De ser así, el cambio consistirá en realizar la acometida del gas para poder conectarse a esta fuente de energía.
  3. Suministro de propano canalizado: este es el suministro más parecido al gas natural en cuanto a servicio. El propano se canaliza desde un tanque central que surte a un conjunto de viviendas, por lo que ya cuenta con una instalación individual de gas y una canalización general hasta la acometida que conecta con el depósito compartido. Para hacer el cambio de propano a gas natural será necesario comprobar si el material y la infraestructura son capaces de soportar la presión y características del gas natural. En caso afirmativo, la distribuidora solo tendrá que llevar el gas hasta la zona y modificar la parte de la red del sistema de la que se encarga.

En algunas zonas de España, de hecho, este cambio se está realizando de forma paulatina gracias al traspaso de redes de GLP canalizado a distribuidoras de gas natural. En Madrid, por ejemplo, Madrileña Red de Gas y Nedgia están realizado esta labor en las comunidades de propietarios que cuentan con propano canalizado antiguamente de Repsol.

Hacer la inspección del gas en Barcelona

Al tener una instalación de gas es necesario hacer tareas de mantenimiento obligatorias para asegurar el correcto funcionamiento de las tuberías y aparatos, ya que, debido al carácter inflamable del gas, se trata de un proceso que ha de estar muy bien cuidado.

Concretamente, hay dos tipos de mantenimiento obligatorio, independientemente del gas que se utilice:

 La Inspección Obligatoria del gas, que debe realizarse cada cinco años, cuatro en el caso del País Vasco. La inspección debe realizarse por un técnico autorizado; habitualmente, un instalador.

Por defecto, la compañía que realizará la revisión del gas es la distribuidora. Esta debe avisar al consumidor de la fecha de vencimiento de su certificado del gas al menos tres meses antes de que se vaya a realizar la revisión. De esta forma, el cliente tiene tiempo de decidir si quiere seguir adelante con esta compañía o buscar una empresa autorizada independiente. Si el trámite continúa con la distribuidora, esta propondrá una cita para la visita al menos cinco días antes de que se vaya a producir.

El consumidor siempre tiene la responsabilidad de efectuar la revisión, ya que es el responsable directo del correcto funcionamiento de la instalación de gas. Por esta misma razón, ha de estar disponible en la fecha y hora indicadas para la visita del técnico. Si no pudiera atenderle, debe comunicarlo a la distribuidora para señalar otra cita.

Una vez superada la inspección, el técnico emitirá un nuevo certificado de instalación del gas, válido por los siguientes cinco años si no se realiza ninguna modificación.

El coste de la Inspección Periódica del Gas depende de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre la instalación. Estando en Cataluña, el precio por la revisión del gas en Barcelona es de:

Precio por la inspección del gas en Barcelona
IRI IRC
Gastos de Gestión Gastos de Inspección Física
15,49 € 32,52 € 56,69 €

 La revisión obligatoria de la caldera, que debe realizarse cada dos años. En esta inspección, la clave está en comprobar la estanqueidad de la caldera y la correcta combustión el gas, así como la expulsión de los gases de combustión según la normativa recogida en el RITE, el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios.

La revisión de la caldera debe realizarse a petición directa del usuario, quien es responsable de mantener correctamente el equipamiento de gas. En este sentido, puede solicitarlo tanto a una empresa independiente autorizada para ello como a su distribuidora de gas, que habitualmente ofrece este servicio.

El precio de la revisión de la caldera en Barcelona depende de la compañía con la que se vaya a realizar, pero suele rondar los 100 o 120€.

Las tareas de revisión del gas pueden ser contratadas con una empresa a través de un servicio de mantenimiento de gas. Estos son ofertados tanto por los fabricantes del equipamiento como por instaladores, comercializadoras y distribuidoras de gas. En cada caso, los servicios de mantenimiento ofrecen determinadas coberturas y revisiones por un precio fijo anual, o la posibilidad de pagar una cuota más baja a cambio de abonar una parte del coste de la inspección en el momento de realizarla.

Sea como sea, el usuario nunca ha de abonar el coste por la Inspección Obligatoria del Gas ni en el momento ni en efectivo al técnico. Esta operación siempre se cobrará a través de la siguiente factura de gas que llegue al domicilio. Del mismo modo, no se debe confiar cuando se produzcan visitas no pactadas con el cliente; y, ante cualquier duda, siempre se aconseja llamar a la distribuidora para seguridad del consumidor.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar