Término fijo de gas natural

En la factura del gas natural, al igual que en la de la luz, los clientes abonan a la comercializadora un importe fijo por el suministro de gas que tienen contratado. Este importe, denominado 'término fijo' se paga mensual o bimestralmente independientemente de si se realiza o no consumo de gas.


El término fijo en la factura de gas natural

Las tarifas de gas natural se componen de dos términos bien diferenciados y que van a constituir la base de las facturas de gas natural, el término fijo y el término de consumo o de energía que establece el precio por kilowatio hora.

A partir de estos dos términos se calcula una parte de la factura de gas, pero a ella queda aplicarle los servicios de mantenimiento contratados (si los hay), el alquiler del contador y los impuestos que estén fijados por el Gobierno en ese momento.

El término fijo de gas natural es un concepto que todos los consumidores tienen que pagar, independientemente de que se realice consumo energético o no, donde se establece un precio del que dará resultado el importe a pagar a la compañía.

Finalidad y unidades del término fijo de gas natural

La finalidad de este término fijo reside en que el cliente lo abona para disponer de gas natural en las condiciones que han sido pactadas con la comercializadora. Es decir, a cambio de este importe establecido en la tarifa, el usuario adquiere el derecho de disponer de gas natural y la compañía se compromete a dimensionar sus instalaciones para suministrarle la energía en las condiciones de presión y consumo establecidas al igual que pactadas con el cliente.

Este término incluye la parte correspondiente al peaje de acceso que corresponda, en función del consumo que se haya realizado, y es abonado por el cliente. Este importe no se multiplica por ningún concepto (como ocurre en la electricidad con la potencia eléctrica) sino que se refleja en "€/mes" durante el periodo escogido.

Coste del término fijo de gas

Evidentemente, este término fijo no es el mismo para un pequeño usuario, que para una industria o planta que precisa de una mayor presión o cantidad de consumo garantizada. Es por ello que las tarifas son válidas para un tipo de usuario definido y no de forma general.

Por esta razón, el término fijo depende de la cantidad de consumo de gas natural que se haga anualmente. Sin embargo, en la siguiente gráfica se puede apreciar la evolución que ha experimentado el término fijo en los últimos tres años.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor

Autor de la página web Gonzalo Lahera es experto en mercados eléctricos y de gas natural.