Se encuentra usted aquí

Tarifa nocturna

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

El sistema eléctrico se caracteriza por tener diferentes modalidades de tarifas que los consumidores españoles pueden contratar con la comercializadora. Desde el año 1983, cualquier usuario podía suscribir la “tarifa nocturna”, que establecía un periodo con menos precio del kWh durante la noche.

¿Qué es la tarifa nocturna?

La tarifa nocturna permite a los clientes con potencia eléctrica menor a 15 kilovatios (kW), contratar este tipo de tarifa para ahorrar en la factura de la luz, dado que les da la posibilidad de consumir mucho más en las horas nocturnas.

Esta tarifa también implantaba un ahorro energético, puesto que consumía menos durante el día y reducía la utilización de las centrales punta suministrando solo energía a través de las centrales base. La tarifa nocturna pasaría a llamarse “tarifa con discriminación horaria” en el año 2008.

Cambio de tarifa nocturna a discriminación horaria

El 1 de julio de 2008, la tarifa con discriminación horaria sustituyó a la tarifa nocturna y contribuyó a una serie de cambios que el consumidor tendría que aceptar. La nueva tarifa aplicaba distintos horarios, variación en sus precios e incorporaba otra modalidad para los usuarios:

  • La tarifa con discriminación horaria de 2 períodos. Esta forma planteaba una división del día en dos franjas, variando el horario entre invierno y verano, manteniendo su estructura de la siguiente manera:
    • Periodo valle: Será el más barato puesto que se corresponde a las horas de noche.
    • Periodo punta: Se considera el más caro dado que se engloba en las horas del día.
  • La tarifa con discriminación horaria de 3 periodos. La tarifa nocturna no la incluía siendo introducida en el año 2008 y estructurándose de la siguiente manera:
    • Período supervalle: Es la franja horaria en la que el precio por kWh es más económico.
    • Período valle: El precio por kWh sigue siendo más barato que en el período punta.
    • Período punta: En este tramo, el precio por kWh es muy elevado, el doble que en el período valle.

Esta clase de discriminación horaria no dispone de un horario de invierno o verano sino que será único para todo el año. La factura de la luz se estructurará como con las tarifas normales, pero diferenciará lo consumido por la noche frente al día y le aplicará un precio distinto en cada caso.

Horarios de la tarifa nocturna

La tarifa nocturna establecía 8 horas de periodo valle y permitía 16 horas de periodo punta frente a la discriminación horaria. Cada modalidad de tarifa se estructura de la siguiente manera:

  • La tarifa nocturna planteaba más horas de día que de noche recogiéndose como se refleja a continuación:
    • Franja valle siendo de 23:00 a 07:00 horas en invierno y de 00:00 a 08:00 horas en verano.
    • Franja punta recogido desde las 07:00 a 23:00 horas en invierno y de 08:00 a 00:00 en verano.
  • La tarifa con discriminación horaria facilitaba más horas nocturnas para el usuario y las planteaba de la siguiente manera:
    • Discriminación horaria en 2 periodos.

Discriminación horaria

  • Discriminación horaria en 3 periodos.
    • Supervalle: Comprende las horas que transcurren desde la 01:00 horas de la madrugada hasta las 07:00 horas de la mañana.
    • Valle: Comprendiendo las horas desde las 23:00 hasta las 01:00 horas y de las 07:00 hasta las 13:00 horas.
    • Punta: El horario para esta franja será de 13:00 a 23:00 horas.

Precio de la tarifa nocturna

Esta tarifa era apropiada para consumidores que podían ajustarse a los horarios que establecía, dado que podía suponer un ahorro del 40% en el recibo de la luz, siempre que se realizara al menos un 33% del consumo eléctrico durante el período valle.

Si el usuario realizaba un consumo durante el periodo punta, podía encarecer su factura de electricidad, dado que el precio del kWh tenía un sobrecoste del 3% en comparación con las horas nocturnas.

Ventajas e inconvenientes de la tarifa nocturna

El cambio de la tarifa nocturna a la discriminación horaria ha supuesto una serie de ventajas e inconvenientes. La siguiente tabla presenta las diferencias más evidentes entre estas dos modalidades de tarifa: 

  Tarifa nocturna Tarifa con discriminación horaria
Descuento por la noche. 55% en periodo valle. 47% en periodo valle.
Incremento por el día. Aumento del 35% en el periodo punta siendo la discriminación horaria más cara. 
Horario. 8 horas de periodo valle. 14 horas de periodo valle. 

Estas son las diferencias más evidentes que distinguen una tarifa de la otra. Los consumidores que quieran acogerse a una tarifa noctura, deberán comparar todas las ofertas eléctricas del mercado y solicitar dicha gestión con la comercializadora más adecuada. Si se quiere realizar ese cambio de tarifa de luz, se recomienda siempre tener una factura a mano y saber que podría conllevar un coste por el cambio de contador. 

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar