Se encuentra usted aquí

Cambio de titular de luz en España

Cambiar de titular el contrato de electricidad implica una variación en el suministro energético, puesto que la responsabilidad del mismo recaerá sobre él y se convertirá automáticamente en el deudor de ese consumo.

Motivos para un cambio de titularidad de luz

El titular es la persona que contrata el suministro de luz y por tanto el responsable legal de todo lo relacionado con el contrato de electricidad. Este tipo de tramitación se requiere en viviendas que cuentan con electricidad y donde el contrato con la comercializadora no se ha dado de baja:

  • Si la vivienda adquirida dispone de suministro eléctrico, sólo tiene que cambiar la titularidad del contrato a su nombre. La solicitud de este cambio solo puede gestionarla el nuevo titular.
  • Si la vivienda se alquila, lo más recomendable es cambiar el titular de luz y ponerlo a nombre del nuevo inquilino, especialmente en arrendamientos de tiempo prolongado. Es un trámite totalmente gratuito a no ser que se aumente o se disminuya la potencia eléctrica. En ese caso habría que pagar la diferencia de los derechos de acometida correspondientes a la nueva potencia.
  • Si el titular actual fallece, algún familiar debe hacerse responsable del suministro y figurar como titular. En caso de no seguir necesitando de los servicios de electricidad puede darse de baja.
  • Si una pareja se separa, el cónyuge que permanezca en la vivienda tiene que transferir todos los contratos a su nombre y hacerse responsable de ellos.

Al realizar un cambio de titularidad, es aconsejable barajar las condiciones del contrato que se asume y si no se adaptan a las necesidades reales de su consumo, elegir una tarifa base lo más amoldada y ventajosa posible, ya sea en el mercado regulado o en el mercado libre.

¿Coste del cambio de titularidad?

El cambio de titularidad es una gestión muy sencilla y completamente gratuita. No es necesario mantener las mismas condiciones que el anterior inquilino, sino que se deben buscar aquellas que se ajusten mejor a su consumo y le permitan realizar un ahorro en la luz.

Si se efectúa un cambio de titularidad junto con un cambio de potencia, se tendrán que abonar los importes correspondientes tanto para reducciones como para aumentos de potencia contratada y se abonará a través de la factura eléctrica.

Se trata de un trámite burocrático fácil de resolver con una llamada telefónica. Nuestro equipo le atiende de manera gratuita en el 91 123 89 19.

En el caso de que el suministro de luz esté dado de baja, el trámite a realizar sería un alta de luz y no un cambio de titularidad, por lo que sí conllevaría una serie de gastos.

Datos necesarios para realizar el cambio

 El usuario que quiera formalizar un cambio de titularidad tendrá que ponerse en contacto con la comercializadora, disponer en ese momento de todos los datos para la gestión y facilitárselos al operador que le atienda:

  • DNI y nombre del anterior titular
  • Dirección y datos de la vivienda
  • Código CUPS (aparece en cualquier factura de luz anterior o bien se obtiene llamando a la empresa distribuidora)
  • Datos del nuevo titular
  • Cuenta bancaria del nuevo titular

“Es totalmente gratuito para los usuarios que tienen suministro eléctrico en sus hogares”

Ventajas de ser titular del contrato de luz

Una vez que se ha hecho el cambio de titularidad, el nuevo cliente tiene autoridad para cambiar la tarifa eléctrica y además puede solicitar cualquier servicio que crea conveniente a la empresa comercializadora. Entre las gestiones más demandadas por los consumidores se encuentran:

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar