Se encuentra usted aquí

Primera factura de gas natural

factura-gas-natural

Las comercializadoras de gas natural notifican a sus clientes del importe que deben abonar a través de una factura, en la cual se indica el consumo realizado y el término fijo en función de la tarifa de acceso que se necesite, así como el alquiler del contador y los impuestos correspondientes.

¿En qué consiste una factura de gas natural?

El recibo de gas natural se divide en diferentes conceptos que se deben tener en cuenta para ahorrar en la factura. Estos conceptos son los siguientes:

  1. Término fijo de gas natural: es un importe que se abona mensualmente en función de la tarifa de acceso que se tenga contratada. Este término se tiene que abonar por el usuario independientemente de que se haya consumido o no.
  2. Término de consumo: es el que define el precio del kilovatio hora (kWh) que el cliente tiene que pagar por su consumo.
  3. Impuesto sobre Hidrocarburos: o céntimo verde, entró en vigor en 2013 y se aplica sobre los kWh consumidos con un coste de 0,234 €/kWh para usos domésticos.
  4. Alquiler del contador: en el caso de que se tenga el contador alquilado a la distribuidora, este importe será cobrado por la comercializadora a través del recibo de gas natural.
  5. Servicios de mantenimiento: en el caso de que se tenga contratado un servicio adicional se abonará junto con el resto de conceptos de la factura.
  6. Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) se trata de un gravamen fijado por el Gobierno que se aplica a todos los consumidores domésticos y profesionales.

Pago factura gas natural

Por lo general, el pago del importe de la factura de gas natural se realiza mediante domiciliación bancaria, una manera fácil y segura para el cliente. Algunas comercializadoras permiten otros métodos de pago como la transferencia bancaria o el pago online, dependiendo de lo que le sea más cómodo al usuario.

Algunas tarifas solo se pueden contratar inicialmente con domiciliación bancaria y después se puede cambiar la modalidad de pago.

Cómo sabe la comercializadora el consumo que he realizado de gas natural

Los contadores de gas natural realizan la medición del consumo que se realiza en una vivienda en un periodo de tiempo determinado. Esta información le llega a la compañía en metros cúbicos, que se transforman gracias a una fórmula en kWh para que sea más sencilla la medición.

Estos kWh se multiplican por el precio que tenga estipulado la compañía y así se conoce el importe que debe abonar el cliente por su consumo. De hecho, la distribuidora se encarga de regularizar el peaje de acceso dependiendo del consumo anual que haya realizado. El siguiente cuadro detalla las tarifas de acceso dependiendo del gasto anual:

Peajes de acceso en gas natural Consumo anual de gas (kWh/año)
Tarifa 3.1 Menos de 5.000 kWh
Tarifa 3.2 Entre 5.000 y 50.000 kWh
Tarifa 3.3 Entre 50.000 y 100.000 kWh
Tarifa 3.4 Más de 100.000 kWh

Cómo pueden llegar las facturas

A la hora de realizar la contratación del suministro de gas natural, algunas comercializadoras permiten escoger al cliente la manera en la que quiere conocer el importe de su consumo. La manera tradicional de recibir las facturas es mediante correo ordinario. Ahora también se puede recibir online con el correo electrónico.

Cada cuánto se recibe la factura del gas natural

La factura del gas natural se recibe una vez finalizado el periodo de facturación. Este periodo se puede determinar en el momento de realizar el contrato y puede ser de uno o dos meses, según las preferencias del cliente.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar