Bomba de calor inverter: Máxima eficiencia en climatización

Actualizado a
min. lectura

Una bomba de calor inverter es un sistema capaz de climatizar una vivienda consumiendo un 70% menos que el gas y un 80% menos que la electricidad, porque son capaces de mantener una temperatura estable sin necesidad de trabajar al máximo de su capacidad.

¿Qué es una bomba de calor inverter?

La bomba de calor inverter es un equipo de climatización que consume hasta un 45% menos de energía que una bomba de calor tradicional.

Las bombas de calor extraen la energía gratuita del aire, el agua o la tierra y la convierten en calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria. Lo que distingue a las de tipo inverter es que incorporan una pieza extra que actúa sobre el compresor, modificando la velocidad a la que trabaja y su forma de funcionar:

  • Una bomba de calor convencional se enciende cuando el usuario le pide que alcance una determinada temperatura, se apaga cuando la alcanza y vuelve a encenderse cuando la temperatura de la estancia sube o baja un par de grados respecto a lo indicado por el usuario.
  • Una bomba de calor inverter se enciende ante una demanda de frío o calor y, cuando alcanza la temperatura necesaria, reduce la velocidad a la que trabaja el compresor sin llegar a apagarse. Si el espacio se aleja de la temperatura deseada, el compresor empieza a funcionar a mayor velocidad. Al no apagarse, el ambiente se mantiene en un rango de grados estable durante más tiempo.

A diferencia de los equipos ON/OFF, que solo pueden funcionar al 100% o estar apagados, las bombas de calor inverter adaptan la velocidad del compresor a la demanda de temperatura, lo que supone un importante ahorro de energía para el hogar.

Bomba de calor inverter

Ventajas de la bomba de calor inverter

Ahorro de energía
Las bombas de calor inverter suponen un gasto mucho menor, porque la puesta en marcha del equipo es lo que más energía consume.
Mayor vida útil
El equipo inverter sufre menos desgaste que el tradicional, puesto que no trabaja al máximo de su capacidad constantemente.
Resistencia al frío
Al estar situada en el exterior, la bomba de calor sufre por efecto del frío. Sin embargo, como el sistema no se para, acusa menos sus efectos.
Eficiencia energética alta
Las bombas de calor pueden generar entre 3 y 8 kW por cada kilovatio de electricidad que utilizan para poner en marcha el compresor.
Niveles ruido bajos
Como el compresor no está siempre funcionando al 100% de su velocidad, hace mucho menos ruido que un equipo ON/OFF que trabaja sin descanso.
Mayor comodidad
Al no apagarse, mantiene el ambiente en una temperatura estable, sin bajar ni subir más que un par de grados respecto a la temperatura seleccionada.

Consumo de una bomba de calor inverter

Las bombas de calor inverter funcionan a máxima potencia en el momento del encendido y reducen el consumo energético en cuanto la estancia llega a la temperatura indicada por el usuario.

Para calcular el consumo de una bomba de calor inverter es necesario conocer los siguientes datos:

  • Potencia máxima: cantidad máxima de energía calorífica que es capaz de generar el equipo en un período determinado de tiempo para alcanzar la temperatura deseada.
  • Potencia mínima: cantidad mínima de energía calorífica que genera la bomba de calor para mantener la temperatura estable.
  • COP: valor que oscila entre el 3 y el 11 e indica la cantidad de energía calorífica que produce el equipo por cada kilovatio de electricidad que consume.

A continuación, vamos a calcular el consumo en una vivienda cuyo equipo tiene las siguientes características:

  • Potencia máxima: 5,5 kW
  • Potencia mínima: 2,2 kW
  • COP: 4,8

Imaginemos que, en invierno, la bomba de calor tarda dos horas en alcanzar la temperatura deseada y, a partir de ese momento, trabaja 12 horas a la mínima potencia para mantener un ambiente agradable:

  • Consumo bomba de calor inverter
  • Consumo/hora a máxima potencia: 5,5 kW/hora ÷ 4,8 = 1,14 kWh
  • Consumo total a máxima potencia: 1,14 kWh x 2 horas = 2,28 kW
  • Consumo por hora a mínima potencia: 2,2 KWh ÷ 4,8 = 0,46 kWh
  • Consumo total a mínima potencia: 0,46 kWh x 12 horas = 5,52 kW
  • Energía consumida a lo largo del día: 2,28 kW + 5,52 kW = 7,80 kW
  • Precio de la electricidad: 0,20 €/kW
  • Gasto diario: 7,80 kW x 0,20 €/kW = 1,56 €
  • Gasto mensual: 1,56 € x 30 = 46,80 €

Una bomba de calor ON/OFF con la misma potencia máxima tendría que pasar encendida la mayor parte del tiempo para mantener la temperatura adecuada.

  • Consumo bomba de calor ON/OFF
  • Consumo por hora a máxima potencia: 5,5 kW/hora ÷ 4,8 = 1,14 kWh
  • Consumo total a máxima potencia: 1,14 kWh x 12 horas = 13,68 kW
  • Precio de la electricidad: 0,20 €/kW
  • Gasto diario: 13,68 kW x 0,20 €/kW = 2,73 €
  • Gasto mensual: 2,73 € x 30 = 81,90 €

En conclusión, la bomba de calor inverter consume un 43% menos de energía que un equipo ON/OFF.

aerotermia aerotermia

Instala una bomba de calor ahora y ahorra durante todo el año

aerotermia aerotermia

Instala una bomba de calor ahora y ahorra durante todo el año

La bomba de calor inverter frente a los sistemas tradicionales

Una bomba de calor como la del ejemplo anterior consume en calefacción unos 1.404 kWh al año, lo que equivale a 280,80 €.

Bomba de calor inverter: gasto anual frente a otros sistemas

Sistema

Consumo anual en calefacción

Gasto anual en calefacción

Ahorro con bomba de calor inverter

Bomba de calor

1.404 kWh

280,80 €

-

Gas natural

5.281 kWh

369,67 €

88,87 €/año

Electricidad

6.739,20 kWh

1.347,84 €

1.067,04 €/año

A lo largo de un año, una bomba de calor inverter consume un 73% menos de energía que la calefacción de gas natural y un 79% menos que la calefacción eléctrica.

Funcionamiento paso a paso de un equipo inverter

  1. El refrigerante que circula por el interior del equipo se mueve a baja temperatura por el interior de la bomba de calor.
  2. Al encender la calefacción, el termostato detecta que se necesita calor en el interior de la vivienda y activa la bomba de calor.
  3. En modo calefacción, la bomba de calor inverter extrae calor del aire exterior, incluso cuando la temperatura exterior es fría, gracias al evaporador ubicado en la unidad exterior. El refrigerante se encuentra en el evaporador a una temperatura más baja que el aire ambiente, lo que provoca que el calor del aire sea absorbido por el refrigerante, que se evapora y se convierte en un gas.
  4. El refrigerante, en estado gaseoso y cargado de calor, se desplaza hacia el compresor inverter, que lo comprime aumentando su temperatura y presión significativamente.
  5. El compresor es la pieza central del sistema inverter, pues ajusta su velocidad para dar respuesta a las demandas de calefacción de forma eficiente: es decir, no funciona constantemente a máxima capacidad, sino que modifica su velocidad según las necesidades de calefacción.
  6. Tras pasar por el compresor el gas, a muy alta temperatura, se desplaza hasta la unidad interior, donde se encuentra el condensador. En el condensador el refrigerante libera el calor a la estancia.
  7. A medida que libera calor, el refrigerante se condensa nuevamente en un líquido y se desplaza hasta el evaporador para que el ciclo comience de nuevo.

Bomba de calor inverter: mantenimiento y cuidados

Para garantizar la eficiencia y prolongar la vida útil de la bomba de calor inverter es necesario llevar a cabo un buen mantenimiento:

Limpiezas regulares  

Tanto el evaporador en la unidad interior como el condensador en la unidad exterior pueden acumular suciedad y polvo, por lo que es necesario limpiar las bobinas de vez en cuando.

Si los emisores ubicados en el interior son splits o fancoils, es recomendable limpiar los filtros de manera recurrente para evitar que el ambiente se llene de polvo y bacterias.

Revisiones anuales  

Es recomendable que un técnico cualificado realice un mantenimiento anual del equipo para verificar la presión del refrigerante, comprobar las conexiones eléctricas y los componentes y asegurarse de que el sistema funcione correctamente.

Además, un profesional autorizado puede verificar que la carga de refrigerante es la adecuada y que la línea frigorífica no tiene fugas.

Limpieza de los alrededores  

Es necesario mantener la zona que rodea la unidad exterior limpia, sin maleza ni desechos para evitar que el sistema se atasque.

Comprobación de las conexiones eléctricas  

Asegúrate de que las conexiones eléctricas estén en buen estado y comprueba la integridad de los interruptores y los cables.

Elección del modo de funcionamiento  

Las bombas de calor inverter constan de varios modos de funcionamiento, entre los que destaca el modo inteligente o smart, que adapta la velocidad del compresor a las necesidades climáticas de la vivienda, evita que el sistema trabaje innecesariamente y reduce el desgaste.

Seguimiento de las recomendaciones del fabricante  

Lee el manual de uso de la bomba de calor y haz caso a las recomendaciones específicas del fabricante en cuanto a la utilización y el mantenimiento de la bomba de calor. Ten en cuenta que no hay dos equipos iguales y que cada sistema requiere unos cuidados diferentes para alargar su vida útil.