Instalación de gas: tipos, precio, reglamento y subvenciones

Instalaciones de gas

Para disfrutar de las mejores opciones de calefacción en casa es necesario realizar una instalación de gas o de aerotermia. La instalación de gas se realiza tanto para gas natural, butano o propano, y deberá ser realizada por un profesional autorizado, entregando un certificado que garantice su correcto funcionamiento.



Tipos de instalación de gas

La instalación de gas es la que permite utilizar un suministro tanto de gas natural como de GLP en un inmueble. Acometer esta instalación es necesario para poder hacer uso de cualquier tipo de gas, ya que este necesita ser canalizado hasta los aparatos que lo utilizan para funcionar.

Los gases más utilizados son el gas natural, el butano y el propano. Sin embargo, la instalación de cada uno de ellos es diferente, ya que cada gas cuenta con sus propias características.

Instalaciones de gas
Combustible Tipo de suministro Precio combustible
Gas Natural Canalizado 0,04 - 0,06 €/kWh
Propano Canalizado, granel y bombona 0,08 - 0,14 €/kWh
Butano Bombona 0,09 €/kWh

 Gas natural

Es el tipo de instalación de gas más habitual en España, esto se debe a las ventajas del gas natural como combustible. El hecho de que sea canalizado, es decir, que la distribuidora lo lleve a las casas mediante tuberías, supone que el usuario no tiene que instalar un depósito para almacenarlo y que, por lo tanto, sea un suministro continuo.

 Propano

La instalación de gas propano se suele realizar cuando las red de distribución de gas natural no llega a zona. El gas propano es más caro y más contaminante que el gas natural. La instalación de gas propano varía en función del tipo de suministro:

  • Canalizado: varias viviendas se conectan mediante tuberías a un depósito común.
  • Granel: requiere de la instalación de un depósito individual que es rellenado por la distribuidora cuando el cliente lo requiere.
  • Bombona: el usuario ha de comprar bombonas de 12,5 kg o 35 kg.

 Butano

Las instalaciones de gas butano se utilizan para segundas viviendas donde no hay gas natural. El gas butano es usado para cocina, agua caliente sanitaria (ACS) y calefacción mediante estufa. Su suministro se realiza mediante bombonas de 6, 11 12 y 12,5 kg. El precio de la bombona de butano depende de la compañía y del tipo de mercado (libre o regulado).

Nuestros asesores energéticos le ayudarán en todo el proceso de instalación

Presupuesto gratis 91 198 12 18

Instalaciones de gas: individual y colectiva

IRC: la Instalación Receptora Común se conecta con la red de distribución de gas cuando el suministro ha de dividirse en diferentes puntos de servicio en un mismo inmueble. La IRC es necesaria en edificios y otro tipo de comunidades de propietarios.

IRI: la Instalación Receptora Individual se encarga de llevar el gas desde la IRC hasta la vivienda o negocio situados en edificios. Si se trata de una vivienda unifamiliar, la IRI se conecta directamente a la canalización de gas de la distribuidora.

Instalación de gas IRC e IRI

Cuando se trata de una instalación de gas común a toda la comunidad (IRC), existen dos posibilidades de contratación: mediante la distribuidora de la zona o a través de un instalador autorizado.

  • Si la distribuidora realiza la instalación de gas, los vecinos pueden aprovecharse del canon de finca y así pagar a plazos el coste de la instalación durante unos 20 años. Además, la distribuidora es la encargada del mantenimiento de la instalación de gas.
  • Si una empresa autorizada lleva a cabo la instalación de gas, el importe se paga en el momento de la instalación y el manenimiento y averías corren a cuenta de los vecinos. La gran ventaja es que el coste es bastante menor.

En caso de que la instalación sea la más sencilla, la IRI, el suministro puede estar preparado en unos 60 días.

Precio de la instalación de gas

El precio de la instalación de gas depende de las tasas que impone la comunidad autónoma, de la complejidad de la instalación según el inmueble, del presupuesto que prepare el instalador, así como del tipo y marca de caldera.

El precio de la instalación de gas también depende del tipo de combustible ya que no es lo mismo tener que instalar un depósito como en el caso del propano a granel y gasóleo, que solo instalar la caldera como en el butano o que haya que conectar la instalación a la red de la distribuidora como en el gas natural.

El la siguiente tabla mostramos los precios de instalación de gas natural en un piso, suponiendo que ya cuenta con la instalación común del edificio IRC:

Precio de una instalación de gas en un piso
Concepto Precio
IRI 560 €
Memoria de cálculo técnico + Certificado IRG-3
Gestión y tramitación de licencias, permisos y puesta en servicio
Caldera de condensación 1.000 €
Calefacción (precio por radiador) 290 €
Memoria de calefacción y Certificado RITE 190 €

En la siguiente tabla ofrecemos el precio aproximado de la instalación de gas natural en una vivienda unifamiliar:

Precio instalaciones de gas en viviendas unifamiliares
Concepto Precio
IRI 1.420 €
Memoria de cálculo técnico + Certificado IRG-3
Gestión y tramitación de licencias, permisos y puesta en servicio
Armario de regulación
Tallo de conexión a acometida
Caldera de condensación 1.000 €
Calefacción (Precio por radiador) 290 €
Memoria de calefacción y Certificado RITE 190 €

En el caso de la instalación de gas natural, es importante tener en cuenta que, al dar de alta el gas una vez hecha la instalación, es necesario abonar los derechos de alta y acometida del gas natural. El importe de los derechos de alta de gas depende de la comunidad autónoma en la que se realice la instalación, por lo que siempre conviene consultarlos antes de llevar a cabo el proyecto.

Nuestros asesores energéticos le ayudarán en todo el proceso de instalación

Presupuesto gratis 91 198 12 18

Solicitar distintos presupuestos es clave para ahorrar en la instalación de gas en la medida de lo posible. El presupuesto de la instalación de gas lo define cada empresa instaladora, por lo que puede variar en cuanto a los conceptos incluidos en un importe determinado.

Por lo general, un presupuesto de instalación de gas natural incluye:

  1. Realización de la acometida de gas natural.
  2. IRI - IRC, según sea necesario.
  3. Instalación de un armario de gas con regulador.
  4. Instalación y montaje de la caldera.
  5. Sistema de tuberías para la calefacción y el agua caliente.
  6. Compra e instalación de la caldera.
  7. Desagüe, codos y tubo de extracción de la caldera.
  8. Instalación de los puntos de gas.
  9. Compra y conexión de radiadores necesarios en cada habitación.
  10. Colocación de válvulas y termostatos para mejorar la eficiencia del sistema.
  11. Certificado de la Instalación de Gas favorable.

Calderas para instalaciones de gas

Como hemos visto en las tablas de precios, la caldera supone un coste importante en cualquier instalación de gas. Por este motivo es necesario elegir una caldera de gas con una potencia adecuada a nuestra vivienda y con una eficiencia alta sin que repercuta en exceso en el precio.

Tipos de caldera para instalaciones de gas
Caldera Descripción
Atmoférica Las calderas atmoféricas utilizan el oxígeno de la estancia para realizar la combustión. Son menos eficientes y menos seguras.
Estanca Disponen de una cámara hermeticamente cerradas donde se realiza la combustión. El aire lo recogen del exterior mediante un sistema de absorción. Son mucho más seguras y eficientes que las calderas atmoféricas.
Bajo NOx La caldera de Bajo NOx es un tipo de caldera estanca que destaca por su eficiencia y su buena gestión de las emisiones de dióxido de nitrógeno.
Condensación La caldera de condensación es de tipo estanca y es la más eficiente de todas ya que aprovecha el calor latente que genera el agua al vaporizarse y lo reutiliza. de ahí que pueda funcionar con agua a baja temperatura.

Marcas de calderas de gas

Calefacción para instalaciones de gas

La calefacción es el sistema energético que más consume de un inmueble, es por ello que elegir la energía adecuada puede suponer un gran ahorro en las facturas. En este sentido, la mayoría de los hogares españoles se decanta por el gas natural debido a que la instalación es asequible y el combustible muy barato. También existen otras posibilidades para donde no llega el gas natural. A continuación, te mostramos los tipos de calefacción que existen:

Tipos de calefacción de gas

  • Calefacción de gas natural: destaca por su eficiencia, ya que cuenta con la mejor relación precio-poder calorífico de todos los combustibles. Esto se debe al coste del gas natural (0,04-0,06 €/kWh).
  • Calefacción de gas propano: se utiliza donde no llega la red de gas natural. El precio de la instalación varía en función del tipo de suministro.
  • Calefacción de gas butano: únicamente puede utilizar estufas como medio de calefacción ya que al tratarse de un suministro a partir de bombonas es muy díficil su uso en radiadores ya que habría que tener muchas bombonas y un gran espacio para almacenarlas.
  • Calefacción de gasóleo: el gasóleo es un hidrocarburo derivado del petróleo y suele ser utilizado para generar calefacción en zonas a las que no llega el gas natural. La instalación de gasoil requiere de un depósito que ha de rellenar la comercializadora mediante un camión cisterna. El precio del gasoleo suele estar en torno a 0,9 € de media.

Alternativas a la calefacción de gas

  • Calefacción eléctrica: este tipo de calefacción es muy utilizada en segundas viviendas donde no hace mucho frío. Esto se debe a que no necesita instalación (salvo el suelo radiante eléctrico), por lo que viene bien en lugares donde se le va a dar poco uso. Tiene un alto consumo y el precio de la electricidad es mayor al del gas, por eso no es rentable cuando se usa de forma habitual.
  • Geotermia: la geotermia es una fuente de energía renovable que se utiliza en el ámbito domestico para la generación de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria (ACS). Sigue siendo la gran desconocida ya que su alto coste inicial, pero a largo plazo, el sistema geotérmico puede ser una buena inversión ya que se consigue un ahorro de gasto energético de hasta el 80%. La calefacción gotérmica se basa en la extracción del calor del subsuelo para aclimatar la vivienda. Es el sistema más eficiente de todos pero también el que tiene la instalación más costosa.
  • Aerotermia: la calefacción por aerotérmia sustrae la energía del aire para caletar el inmueble. Supone un ahorro en el consumo pero su instalación es más elevada que la del gas natural.

Reglamento de instalaciones de gas

Las instalaciones de gas están reguladas de forma estatal a través del Real Decreto 919/2006, de 28 de julio por el que se regula la distribución y utilización de combustibles gaseosos y sus instrucciones técnicas complementarias (ITCs), lo cual significa que existe una normativa española que deben seguir los instaladores para seguridad tanto del sistema como de los usuarios.

Esta regulación nacional está apoyada por diferentes normativas autonómicas e incluso locales que determinan las características que han de tener los procedimientos, instalaciones y equipamientos de gas en un área concreta. Además, también es de su competencia dictar y ofrecer posibles subvenciones y ayudas a la instalación de gas, por lo general, instalaciones de gas natural.

  • El reglamento de instalaciones de gas regula:
  • Distribución de gases por canalización.
  • Almacenamiento de GLP en depósitos (butano y propano).
  • Instalación receptora de gas en inmuebles (IRI e IRC).
  • Instalación de GLP en bombona en inmuebles.
  • Instalación de GLP en bombona en caravanas y autocaravanas.

Las claves de la normativa de la instalación de gas son la realización del proyecto de instalación por ingenieros expertos y su ejecución y mantenimiento por los técnicos autorizados. En este sentido, las propias distribuidoras de gas y los proveedores de GLP son las autoridades principales para hacer instalaciones de gas.

Además, el reglamento nacional incluye 11 Instrucciones Técnicas Complementarias que se encargan de regular determinados aspectos específicos de las instalaciones:

  • ITC-ICG 01: Reglamento Técnico de Distribución y Utilización de Combustibles Gaseosos
  • ITC-ICG 02: Centros de almacenamiento y distribución de envases de gases licuados del petróleo (GLP)
  • ITC-ICG 03: Instalaciones de almacenamiento de gases licuados del petróleo (GLP) en depósitos fijos
  • ITC-ICG 04: Plantas satélite de gas natural licuado (GNL)
  • ITC-ICG 05: Estaciones de servicio para vehículos a gas
  • ITC-ICG 06: Instalaciones de envases de gases licuados del petróleo (GLP) para uso propio
  • ITC-ICG 07: Instalaciones receptoras de combustibles gaseosos
  • ITC-ICG 08: Aparatos de gas
  • ITC-ICG 09: Instaladores y empresas instaladoras de gas
  • ITC-ICG 10: Instalaciones de gases licuados del petróleo (GLP) de uso doméstico en caravanas y autocaravanas
  • ITC-ICG 11: Relación de normas UNE de referencia

Las ITCs que nos interesan en instalaciones de gas en viviendas son la ITC-ICG 06, 07, 08 y 09. Estas regulan tanto los pasos previos a la instalación (proyecto o memoria técnica), la ejecución de la instalación, certificados y puesta en marcha del servicio. También hacen referencia a la adquisición de aparatos de gas, modificaciones en la instalación así como a las revisiones e inspecciones periódicas.

Los instaladores también deben seguir las directrices del Reglamento instalaciones térmicas en los edificios (RITE) cuando quieren instalar calefacción. La normativa hace referencia a las exigencias de eficiencia energética, higiene y seguridad que han de cumplir tanto las instalaciones de gas como otros sistemas de generación de calor como la aerotermia, las placas solares térmicas y la geotermia.

Instaladores de gas

Los instaladores de gas son empresas autorizadas por para ejecutar las obras necesarias para que el suministro de gas llegue a un inmueble. Los instaladores autorizados de gas obtienen su carnet de instalador realizando un examen dependiente de cada comunidad autónoma o contando con un certificado de aptitud.

El instalador de gas es el encargado de:

  • Ejecutar y supervisar la obra de instalación.
  • Emitir el certificado de la instalación del gas.
  • Hacer las revisiones obligatorias de la instalación de gas.
  • Comprobar el correcto funcionamiento del equipamiento de gas conectado al sistema.
  • Solucionar las posibles averías que tengan lugar en la instalación de gas.

Los instaladores de gas deben ir debidamente acreditados, de forma que el usuario pueda reconocer a un revisor de gas autorizado fácilmente para mayor seguridad.

Certificado de la instalación de gas

El certificado de instalación del gas es el comprobante que emite el instalador autorizado cuando comprueba que tanto la conexión del gas como los aparatos conectados a ella funcionan correctamente.

El instalador ha de cumplimentar los campos del certificado, firmarlo y fecharlo a día de su emisión, y es necesario que lo entregue al cliente en las siguientes ocasiones:

  • Cuando se hace la instalación de gas por primera vez
  • En caso de que se hagan modificaciones en la instalación general del gas
  • Con cada Inspección periódica obligatoria de la instalación de gas

No confundir la Inspección periódica obligatoria, necesaria cada 5 años, con la Revisión de la caldera de gas, obligatoria cada 2 años.

El certificado de instalación del gas es necesario porque, primero, acredita que la instalación se encuentra en correcto estado; y, segundo, es necesario aportarlo a la comercializadora de gas con la que se contrate la tarifa de gas natural para formalizar el contrato. En caso de que se trate de una instalación de GLP, será necesario el certificado para firmar el contrato con el proveedor de butano o propano.

Es necesario presentar el Certificado de Instalación de gas en estas situaciones:

  • Primer alta de gas
  • Reactivación del suministro de gas tras 2 años de baja
  • Modificación de la instalación o aparatos de gas
  • Cambio de comercializadora de gas
  • Cambio de tarifa de gas

Subvenciones a la instalación de gas natural

El gas natural es una de las energías que más auge tiene dentro del panorama nacional. Es una fuente de energía más económica y respetuosa con el medio ambiente que la electricidad u otro combustibles como el gasoil.

El bajo precio del gas natural en comparación con la electricidad hace de este recurso la alternativa perfecta para surtir a los equipos que más consumen, como la cocina y la calefacción. Además, su alto poder calorífico permite que haga falta incluso menos cantidad de combustible para alcanzar los mismos resultados en cuanto a las funciones que deben realizar los aparatos a gas.

Por esta razón, existen múltiples ayudas y subvenciones para la instalación de este suministro, así como para la renovación del equipamiento de calor que se utiliza en casas y negocios. Un ejemplo son los Planes Renove de calderas, que sufragan la compra e instalación de calderas de condensación, más eficientes en el consumo de gas tanto para agua caliente sanitaria como para calefacción.

Nuestros asesores energéticos le ayudarán en todo el proceso de instalación

Presupuesto gratis 91 198 12 18

Proveedores de gas

Los proveedores de gas son las empresas que ponen a disposición de los clientes el suministro de gas como tal. Estas son las compañías que venden el gas al usuario final, el consumidor. Dependiendo del gas con el que trabajen, se suele hablar de:

Comercializadoras de gas natural

Las comercializadoras de gas natural son las compañías que ofrecen las tarifas de gas natural que pueden contratarse tanto en hogares como en negocios. Estas tarifas aplican un precio por el término fijo del gas (para mantener el servicio) y un precio por el kWh de gas que se consuma.

Proveedores de GLP

Los proveedores de GLP son las empresas que venden butano y propano. Ejemplo de ellas son Repsol o Cepsa, que venden directamente a través de estaciones de servicio o pueden repartir a domicilio las bombonas. En el caso del propano canalizado o a granel, también se encargan de aprovisionar de gas los depósitos correspondientes.

De cualquier forma, es con estas compañías con las que se formaliza el contrato para tener el suministro de gas de uno u otro tipo.

Aerotermia: la alternativa al gas

La aerotermia es una energía renovable que permite tener en el hogar tanto calefacción y agua caliente como refrigeración. Este sistema aprovecha la energía de la temperatura del aire exterior, convirtiéndola en calor o frío en el interior del inmueble. Para conseguir una temperatura confortable únicamente necesita un 30% de consumo eléctrico.

Para instalar la aerotermia se necesita un mayor desembolso que para las instalaciones de gas, pero una vez en uso el ahorro en la factura es considerable, pudiendo amortizar el precio de la instalación en aproximadamente 10 años.

Actualizado a
91 198 12 18
Quiero que me llamen