Instalaciones de gas: tipos y precios

La instalación de gas es necesaria para disfrutar de cualquier tipo de gas en casa, ya sea gas natural, butano o propano. La instalación debe ser realizada por profesionales autorizados, y es necesario que entreguen un certificado que garantice el correcto funcionamiento tanto del sistema como del equipamiento de gas conectado.


Tipos de instalación de gas

La instalación de gas natural es la que permite utilizar un suministro tanto de gas natural como de GLP en un inmueble. Acometer esta instalación es necesario para poder hacer uso de cualquier tipo de gas, ya que este necesita ser canalizado hasta los aparatos que lo utilizan para funcionar.

Los gases más utilizados son el gas natural, el butano y el propano. Sin embargo, la instalación de cada uno de ellos es diferente, ya que cada gas cuenta con sus propias características.

Por lo general, los tipos de instalación de gas se diferencian entre:

  • IRI: la Instalación Receptora Individual, que se encarga de llevar el gas desde la toma común hasta la vivienda o negocio que lo necesita. Si se trata de una vivienda unifamiliar, la IRI se conecta directamente a la canalización de gas de la distribuidora. Si se trata de un edificio, la IRI ha de conectarse a la IRC.
  • IRC: la Instalación Receptora Común, que es la que se conecta con la red de distribución del gas cuando el suministro ha de dividirse en diferentes puntos de servicio en un mismo inmueble. La IRC es necesaria en edificios y otro tipo de comunidades de propietarios.

En caso de que la instalación sea la más sencilla, la IRI, el suministro puede estar preparado en unos 60 días.

Normativa de la instalación de gas

Las instalaciones de gas están reguladas de forma estatal a través del Real Decreto 919/2006, de 28 de julio, lo cual significa que existe una normativa española que deben seguir los instaladores para seguridad tanto del sistema como de los usuarios.

Esta regulación nacional está apoyada por diferentes normativas autonómicas e incluso local que determinan las características que han de tener los procedimientos, instalaciones y equipamientos de gas en un área concreta. Además, también es de su competencia dictar y ofrecer posibles subvenciones y ayudas a la instalación de gas, por lo general, instalaciones de gas natural.

Este reglamento regula:

  • Distribución de gases por canalización.
  • Almacenamiento de GLP en depósitos (butano y propano).
  • Instalación receptora de gas en inmuebles (IRI e IRC).
  • Instalación de GLP en bombona en inmuebles
  • Instalación de GLP en bombona en caravanas y autocaravanas.

Las claves de la normativa de la instalación de gas son la realización del proyecto de instalación por ingenieros expertos y su ejecución y mantenimiento por los técnicos autorizados. En este sentido, las propias distribuidoras de gas y los proveedores de GLP son las autoridades principales para hacer instalaciones de gas.

Además, el reglamento nacional incluye 11 Instrucciones Técnicas Complementarias que se encargan de regular determinados aspectos específicos de las instalaciones.

Proveedores de gas

Los proveedores de gas son las empresas que ponen a disposición de los clientes el suministro de gas como tal. Estas con las compañías que venden el gas al usuario final, el consumidor.

Dependiendo del gas con el que trabajen, se suele hablar de:

  • Proveedores de GLP: que son las empresas que venden butano y propano. Ejemplo de ellas son Repsol o Cepsa, que venden directamente a través de estaciones de servicio o pueden repartir a domicilio las bombonas. En el caso del propano canalizado o a granel, también se encargan de aprovisionar de gas los depósitos correspondientes.
  • Comercializadoras de gas natural: que son las compañías que ofrecen las tarifas de gas natural que pueden contratarse tanto en hogares como en negocios. Estas tarifas aplican un precio por el término fijo del gas (para mantener el servicio) y un precio por el kWh de gas que se consuma.

De cualquier forma, es con estas compañías con las que se formaliza el contrato para tener el suministro de gas de uno u otro tipo.

Instaladores de gas

Los instaladores de gas son personas autorizadas por su competencia para ejecutar las obras necesarias para que el suministro de gas llegue a un inmueble. Por lo general, los instaladores autorizados de gas obtienen su certificación por parte de las distribuidoras de gas.

El instalador de gas es el encargado de:

  • Ejecutar y supervisar la obra de instalación.
  • Emitir el certificado de la instalación del gas.
  • Hacer las revisiones obligatorias de la instalación de gas.
  • Comprobar el correcto funcionamiento del equipamiento de gas conectado al sistema.
  • Solucionar las posibles averías que tengan lugar en la instalación de gas.

Los instaladores de gas deben ir debidamente acreditados, de forma que el usuario pueda reconocer a un revisor de gas autorizado fácilmente para mayor seguridad.

Certificado de la instalación de gas

El certificado de instalación del gas es el comprobante que emite el instalador autorizado cuando comprueba que tanto la conexión del gas como los aparatos conectados a ella funcionan correctamente.

El instalador ha de cumplimentar los campos del certificado, firmarlo y fecharlo a día de su emisión, y es necesario que lo entregue al cliente en dos ocasiones:

El certificado de instalación del gas es necesario porque, primero, acredita que la instalación se encuentra en correcto estado; y, segundo, es necesario aportarlo a la comercializadora de gas con la que se contrate la tarifa de gas natural para formalizar el contrato. En caso de que se trate de una instalación de GLP, será necesario el certificado para firmar el contrato con el proveedor de butano o propano.

Precio de la instalación de gas

El precio de la instalación de gas depende de las tasas que impone la Comunidad Autónoma, así como del presupuesto que prepare el instalador.

En el caso de la instalación de gas natural, es importante tener en cuenta que, al dar de alta el gas una vez hecha la instalación, es necesario abonar los derechos de alta y acometida del gas natural. El importe de estos derechos depende de la Comunidad Autónoma en la que se realice la instalación, por lo que siempre conviene consultarlos antes de llevar a cabo el proyecto.



Presupuesto de la instalación de gas

Solicitar distintos presupuestos es clave para ahorrar en la instalación de gas en la medida de lo posible. El presupuesto de la instalación de gas lo define cada empresa instaladora, por lo que puede variar en cuanto a los conceptos incluidos en un importe determinado.

Por lo general, un presupuesto de instalación de gas natural incluye:

  1. Realización de la acometida de gas natural.
  2. IRI - IRC, según sea necesario.
  3. Instalación de un armario de gas con regulador.
  4. Instalación y montaje de la caldera.
  5. Sistema de tuberías para la calefacción y el agua caliente.
  6. Compra e instalación de la caldera.
  7. Desagüe, codos y tubo de extracción de la caldera.
  8. Instalación de los puntos de gas.
  9. Compra y conexión de radiadores necesarios en cada habitación.
  10. Colocación de válvulas y termostatos para mejorar la eficiencia del sistema.
  11. Certificado de la Instalación de Gas favorable.

El importe de este presupuesto de instalación de gas puede rondar los 3.000€. No obstante, si se trata de una instalación en la que también haya que incluir equipamiento de gas (caldera de condensación, calentadores de gas para agua caliente sanitaria, calefacción con radiadores...), se pueden añadir en torno a 1.000 - 1.500€ más.

Subvenciones a la instalación de gas natural

El gas natural es una de las energías que más auge tiene dentro del panorama nacional. Y es que es una fuente de energía más económica y respetuosa con el medio ambiente que la electricidad u otro combustibles como el gasoil.

El bajo precio del gas natural en comparación con la electricidad hace de este recurso la alternativa perfecta para surtir a los equipos que más consumen, como la cocina y la calefacción. Además, su alto poder calorífico permite que haga falta incluso menos cantidad de combustible para alcanzar los mismos resultados en cuanto a las funciones que deben realizar los aparatos a gas.

Por esta razón, existen múltiples ayudas y subvenciones para la instalación de este suministro, así como para la renovación del equipamiento de calor que se utiliza en casas y negocios. Un ejemplo son los Planes Renove de calderas, que sufragan la compra e instalación de calderas de condensación, más eficientes en el consumo de gas tanto para agua caliente sanitaria como para calefacción.

También te puede interesar...

Cómo cambiar de butano o propano a gas natural
Cómo cambiarte a gas natural
Leer artículo
Instalación de gas natural por zona
Instalación de gas natural en mi localidad
Encontrar mi localidad
Instalación de caldera de gas natural
Instalación de caldera de gas natural
Leer artículo
 

Si quiere asesoramiento gratuito para contratar tarifas de luz o gas natural puede llamar al 91 198 12 18
Otra posibilidad es rellenar el siguiente formulario y buscaremos la mejor oferta para tu tipo de empresa.