Tipos de radiadores ¿Cuál elegir?

Tipos de radiadores

Los radiadores de calefacción son emisores térmicos utilizados para calentar ambientes o recintos y así hacer frente a las bajas temperaturas del invierno. Su funcionamiento varía en función del tipo de radiador, la tecnología que incorpora y el material con el que está construido. Así encontramos los siguientes tipos:


Radiadores Radiadores

¡Instalación de radiadores! Primeras marcas

Tipos de radiadores según la fuente de calor

Radiadores de agua

Los radiadores de agua emiten calor porque están conectados a una caldera. Esta caldera hace que el agua se caliente y que, gracias a una bomba, ese agua circule circule por los radiadores en un circuito cerrado.

El agua que llega a los radiadores procedentes de la caldera de gas hace que el material del radiador se caliente y que, por tanto, emita calor.

Cuando el agua calienta el radiador, en realidad está cediendo su calor, por lo que vuelve a la caldera a una temperatura más baja para ser recalentado y volver al circuito. Si la caldera tiene en cuenta la temperatura de retorno del agua para modular su potencia, y el rango de modulación es alto (1:7 a 1:12) estamos ante una buena caldera.

Los radiadores de agua son los más utilizados en España ya que suelen estar conectados a una caldera a gas natural, energía bastante más barata que la electricidad.

El precio de instalación de la caldera y radiadores suele estar en torno a 850 € (precio de la caldera) + 350 € (instalación caldera) + 290 € (radiador + instalación + tramo de tubería).

Radiadores Radiadores

¿Quieres instalar o cambiar los radiadores para calefacción?

Los usuarios pueden equipar cada radiador con un termostato individualizado que actúa sobre la válvula que regula la entrada de agua al radiador, haciendo que este sea más eficiente.

Radiadores eléctricos

Los radiadores eléctricos son perfectos para viviendas donde la demanda de calor es muy reducida, como segundas residencias, pisos pequeños o viviendas ubicadas en zonas climáticas cálidas.

Uno de sus mayores atractivos es que no requieren instalación, lo que supone un ahorro económico importante. Por contra, el precio de la luz es bastante caro si lo comparamos con otras energías, de ahí que suela usarse cuando la demanda es pequeña.

Tipos de radiadores eléctricos

 radiadores con un fluido térmico en su interior: hacen que este fluido, normalmente aceite, se caliente y ceda el calor al material del radiador.

 radiadores no requieren de fluido: radiadores que no requieren fluido, sino que funcionan con una resistencia eléctrica que calienta el radiador.

 Radiadores por infrarrojos: generan unas ondas de radiación que calientan los cuerpos a su alcance, no el aire. La calefacción por infrarrojos se usa tanto en interior como en exterior.

 Radiadores acumuladores: son capaces de guardar el calor para soltarlo después. Esto es un gran avance ya que pueden cargarse por la noche y así aprovechar el precio bajo nocturno de una tarifa con discriminación horaria y emitir el calor durante el día.

También existen los convectores eléctricos que, aunque se parecen a los radiadores, no funcionan igual. Los convectores están abiertos en su interior dejando que pase el aire, el cual es calentado mediante resistencias eléctricas.

Tipos de radiadores: ventajas y desventajas
Característica Radiadores de agua Radiadores eléctricos
Consumo  Bajo  Alto
Temperatura  Alta  Baja
Instalación    No
Área de calor  Amplia  Limitada

Tipos de radiadores según el material

El material con el que están construidos los radiadores influyen en gran medida en su rendimiento, pues cada material tiene unas propiedades físicas que hacen que reaccione de diferente forma al calor.

 Radiadores de hierro fundido: están cayendo en desuso debido a su elevado coste. Este tipo de material es muy resistente y tiene una gran inercia térmica, es decir, mantiene el calor durante más tiempo una vez está apagada la calefacción. Por contra, tardan más en calentarse. Los radiadores Baxi Roca de la serie Época son los más famosos ya que tienen un diseño espectacular inspirado en los años 20.

 Radiadores de acero: son bastante resistentes tanto a los golpes como a la corrosión. La emisión de calor se produce en gran parte por radiación, viajando por el aire hasta que algún material lo absorbe.

 Radiadores de aluminio: son menos resistentes que los de acero y su inercia térmica es muy baja. Lo bueno que tienen es que se calientan muy rápido. La emisión de calor es en gran parte por convección, es decir, se calienta el aire cercano y este asciende al techo.

 Radiadores de mica: la mica es un mineral con una gran resistencia al calor y que conserva sus propiedades de conductividad eléctrica a altas temperaturas. Es por esto que se utiliza como material de fabricación en algunos radiadores. Alcanzan altas temperaturas en menos de un minutos y emiten el calor mediante radiación.

Tipos de radiadores según su temperatura

 Radiadores de alta temperatura: son los radiadores convencionales, los de toda la vida. Para proporcionar calor a la vivienda necesitan que el agua que circula por ellos esté a unos 70 °C, esto hace que el consumo de energía sea elevado. Si se instala Turbofans en estos radiadores pueden trabajar a 40°C. La marca más famosa de radiadores es la de radiadores Ferroli.

 Radiadores de baja temperatura: radiadores de baja temperatura funcionan completamente por convección y necesitan que el agua que circula por ellos alcance solo los 45 °C. Como funcionan a menor temperatura, se reduce el consumo energético.

Los radiadores a baja temperatura son perfectos para sistemas de calefacción como la aerotermia y la geotermia. También son muy adecuados para calderas de condensación con gran capacidad de modulación.

Tipos de radiadores según su instalación

 Monotubo: los radiadores se instalan en serie mediante una única tubería. Este sistema tiene el problema de que el agua va cediendo su calor y, por tanto, los últimos radiadores del circuito están más fríos.

radiadores monotubo

 Bitubo: los radiadores se conectan en paralelo, habiendo dos tubos. El agua que ya ha cedido su calor no pasa por el resto de radiadores, sino que va directamente a la tubería de retorno. Es una instalación más costosa pero más eficiente.

radiadores bitubo

Tipos de radiadores según la estética

 Radiadores toalleros: su nombre se debe a que están diseñados para colgar varias las toallas mojadas y que estas se sequen a la vez que se calienta el cuarto de baño. Los radiadores toallero pueden ser eléctricos o funcionar con agua caliente.

 Radiadores planos: tienen poco grosor debido a la disposición de sus partes. Esto hace que sean perfectos para pasillos o lugares con poco espacio.

 Radiadores verticales: son estéticamente muy modernos y permiten tener más espacio en la pared para colocar mobiliario. Además, su longitud puede ser bastante mayor que si se colocase uno horizontal.

Radiadores Radiadores

¡Instalación de radiadores! Primeras marcas

¿Qué radiadores elegir?

Escoger entre unos radiadores u otros puede ser un quebradero de cabeza a la hora de cambiar de sistema de calefacción o de sustituir los radiadores antiguos. La elección depende de muchos factores:

  • Tamaño de la vivienda
  • Estética
  • Clima de la zona
  • Sistema de calefacción
  • Presupuesto

Tamaño de la vivienda

En viviendas muy pequeñas o estudios donde la demanda de consumo no es elevada lo más recomendable es utilizar radiadores eléctricos, ya que no se necesita gran emisión de calor. Además, los radiadores eléctricos no necesitan instalación como sucede con los de agua, lo que supone un ahorro importante.

En casas medianas y grandes es mejor utilizar radiadores de agua ya que este tipo de casas demandan un consumo mayor y el coste del gas natural es menor que el de la electricidad. El ahorro en energía hace que el la inversión en la instalación se amortice a corto plazo.

Zona climática

El clima es otro factor muy a tener en cuenta a la hora de elegir los radiadores: en zonas de costa donde no hace mucho frío se suele instalar calefacción eléctrica, ya que el consumo es bajo. En cambio, en áreas donde el frío es más notable se suelen instalar radiadores de agua.

Tipo de calefacción según la zona
Zona Electricidad Gas natural
Zona continental 21,0% 45,7%
Zona atlántica 35,7% 39,3%
Zona mediterránea 66,8% 20,4%

Fuente: estudio del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE)

Estética

Cuando se eligen radiadores también hay que pensar en la decoración del hogar, así podemos encontrar radiadores verticales permitiendo que se puedan colocar más muebles, radiadores planos para dejar más espacio en la estancia y radiadores toallero, ideales para los cuartos de baño.

Cabe mencionar que el sistema que más respeta la estética del hogar es el suelo radiante, ya que se instala bajo el suelo y, por tanto, ni se ve ni ocupa espacio.

Sistema de calefacción

El sistema de calefacción utilizado es determinante a la hora de seleccionar los radiadores. Si el usuario desea instalar gas natural debe escoger radiadores de agua, que puede ser de alta o baja temperatura. Cuando dispone de aerotermia deben ser radiadores de baja temperatura o suelo radiante, ya que la aerotermia calienta el agua a unos 40 grados.

Presupuesto

El precio de los radiadores varía en función del material y la tecnología que incorporen. Los radiadores de aluminio son los más económicos debido a que su proceso de fabricación es el más sencillo, aunque le siguen de cerca los radiadores de acero o chapa de acero. Sucede lo contrario con los radiadores de hierro fundido, cuyo precio es bastante elevado.

Los radiadores de aluminio son los más utilizados en nuestro país ya que tienen la mejor relación calidad precio.

Actualizado a