Instalacion de gas natural en edificios

Instalación de gas natural en edificios

Te contamos los pasos a seguir para instalar gas natural en una comunidad de vecinos. Descubre sus precios y quien se encarga del mantenimiento de la instalación de gas en una comunidad de propietarios.


Cuánto cuesta la instalación de gas natural en edificios

El precio de la instalación de gas natural en una comunidad de vecinos no es fijo pues este depende de diferentes factores como las caracteristicas del edificio, de si se trata de la renovación de una instalación menos eficiente o de si lo que se necesita es una instalación individual o es la instalación común de todo el edificio.

Para la instalación de gas natural en edificios primero se procede con la Instalación Receptora Común (IRC), que supone la distribución general de gas del edificio. Para que el gas llegue a la IRC, esta se conecta, mediante una acometida, a la red gasística de la distribuidora.

El precio de la IRC depende de diversos factores, pero un precio aproximado sería de 2.500 € (sin IVA) para una instalación en un edificio de 10 vecinos, es decir, 250 € por vecino. Aunque, si el técnico tuviera que descolgarse por la fachada debido a la imposibilidad de realizar la instalación en la parte interior del edificio, el coste se vería incrementado en unos 500 €.

IRC y IRI gas natural edificio

A partir de la IRC, los vecinos que opten por instalar gas natural en sus viviendas precisarán el montaje de la Instalación Receptora Individual (IRI) que llevará el gas natural desde la IRC hasta la vivienda.

El precio de la IRI en un piso ronda los 560 € incluyendo la instalación, la memoria de cálculo técnico, el certificado IRG-3, la gestión y tramitación de licencias, permisos y puesta a punto.
Si el usuario quiere incluir la caldera, esta costará entre 840 € y 2.000 €, dependiendo del tamaño de la vivienda. Y si además quiere añadir calefacción, el precio ronda los 290 € por cada radiador con su circuito, pagando a parte la memoria y el certificado RITE que equivalen a 190 €.

Los integrantes de la comunidad de vecinos son quienes abonan el precio de la acometida de gas natural, que conecta la IRC con la red de la distribuidora. El precio de la acometida varía en función de la tarifa de acceso de gas, que depende del consumo que realicemos en las viviendas:

Precios derechos de acometida de gas natural
Tarifas de acceso 3.1 3.2 3.2 3.3 3.4
Consumo anual (kWh) < 5.000 5.000 < 15.000 15.000 < 50.000 50.000 < 100.000 > 100.000
Precios 128,67 € 128,67 € 295,72 € 591,48 € 591,48 €

Las instalaciones de gas natural para las comunidades de propietarios están en algunas ocasiones subvencionadas por la empresa distribuidora de gas y, en otras, por la Comunidad Autónoma donde se encuentre el edificio. Esto se debe a las ventajas del gas natural en cuanto a eficiencia, contaminación y mejora de rendimiento energético que suponen estas instalaciones frente a otras como el gasóleo o el carbón.

Cuando se procede a la sustitución de calderas y calentadores, los vecinos pueden acogerse al Plan Renove de Calderas que ofrece su comunidad autónoma, pudiendo beneficiarse de hasta un 30% de descuento en el precio de la instalación.

Sabiendo que el precio de la instalación de gas en la comunidad de propietarios es variable, recomendamos pedir presupuesto a varios instaladores autorizados, así como a la distribuidora de gas de la zona. Si desea que nuestros asesores le ayuden a encontrar el mejor precio para instalar gas natural en su comunidad de vecinos y obtener presupuesto de un instalador, puede ponerse en contacto a través del siguiente formulario.

Solicita un presupuesto 100% personalizado para tu vivienda o negocio

Presupuesto gratis

¿Que és el Canon de fincas de gas natural en edificios?

La instalación de gas natural en edificios puede ser realizada por la distribuidora o por un instalador autorizado. Cuando es llevada a cabo por la distribuidora, esta no cobra inmediatamente la instalación sino que hace que los vecinos la paguen a plazos.

El Canon de fincas es el importe que la distribuidora cobra a los vecinos del edificio por instalar el gas natural. Este precio se paga durante 20 años e incluye el mantenimiento de toda la instalación hasta pasado ese tiempo, que pasa a ser propiedad de la comunidad de vecinos.

La mayoría de las distribuidoras exigen un mínimo de penetración del 50% para instalar la IRC, es decir, que al menos la mitad de las viviendas quieran instalar gas natural. Actualmente, Redexis es la única que no fija un mínimo de penetración.

Si comparamos los costes de una instalación de gas natural en edificios realizada por instaladores autorizados y la llevada a cabo por la distribuidora, podemos apreciar que la realizada por la distribuidora es bastante más cara, pero esta incluye el mantenimiento y la ventaja de pagarlo comodamente durante 20 años.

¿Se necesita permiso de la comunidad para instalar gas natural?

Para la instalación de gas natural en una comunidad de vecinos es necesaria la aprobación de 1/3 de los vecinos siendo estos propietarios como rige el artículo 17 de la Ley de Propiedad Horizontal para nuevos suministros energéticos. Es decir, tan solo hace falta que un tercio de los vecinos de la comunidad estén de acuerdo para que se instale el gas natural en una comunidad de vecinos.

Los propietarios que voten a favor, siempre que alcancen 1/3 de la totalidad, pueden instalar la IRC de gas natural en el edificioo, pero la instalación de la IRI la decide cada vecino de manera individual. De forma que, si votas expresamente en contra de la instalación de gas natural en el edificio, no tendrás que abonar ni el coste de la instalación ni el mantenimiento, pero tampoco podrás hacer uso de la instalación.

Si con posterioridad solicitas el el uso de estas instalaciones podrás hacerlo siempre que pagues el importe que te hubiese correspondido actualizado y aplicando el correspondiente interés legal.

Si se produce una fuga o avería en la instalación de gas, únicamente deberán abonar su reparación los vecinos que votaron a favor de la misma y que hagan uso de ella. En ningún caso pueden obligar al resto de vecinos a ser participes de la derrama.

Cómo instalar gas natural en una comunidad de vecinos

La comunidad de propietarios que desee instalar gas natural en su edificio debe seguir los siguientes pasos:

  1. Confirmar que la red de distribución de gas natural llega a esa zona
  2. Contactar con la distribuidora de la zona y/o instaladores autorizados para comparar precios
  3. Comprobar si existen subvenciones en su comunidad autónoma
  4. Cuando la obra esté terminada, una vez emitido Certificado Instalación de gas natural y asignado el código CUPS, deberá solicitar el alta de gas natural con la comercializadora que la comunidad desee.

Nuestros asesores energéticos le ayudarán en todo el proceso de instalación

Presupuesto gratis 91 198 12 18

Preguntas frecuentes sobre la instalación de gas natural en edificios

La inspección obligatoria del gas debe hacerse cuando se realiza la instalación o cuando se modifica una ya existente y, cada 5 años (4 en el País Vasco).

La distribuidora debe avisar al cliente con 3 meses de antelación. Si este no notifica a la distribuidora que desea que una empresa autorizada realice la inspección, será la distribuidora quien la realice.

La revisión de la caldera de gas, ya sea comunitaria o particular, debe realizarse cada 2 años (1 en el País Vasco) según recoge el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE).

El certificado de instalación de gas natural lo debe emitir la empresa autorizada o la distribuidora que haya realizado la instalación, modificación o inspescción periódica. Este certificado le sirve a la distriuidora para saber si tu inmueble cumple las condiciones necesarias y así suministrar el gas con garantías.

Una empresa autorizada de gas natural debe estar inscrita en el Registro Integrado Industrial del Ministerio de Industria y contar con el carnet de instalación tipo A o B, validos para instalaciones tipo IRC.

Actualizado a
91 198 12 18
Quiero que me llamen