IRC o Instalación Receptora Común de gas natural

Instalación receptora comun IRC

La IRC es la Instalación Receptora Común de gas de un edificio. Esta permite conectar la instalación individual de cada piso a la acometida de gas natural, procedente de la red de distribución, y así abastecer al conjunto de vecinos.


Instalar gas natural Instalar gas natural

¿Quieres instalar gas natural? ¡Fácil y Rapido!

Instalar gas natural Instalar gas natural

¿Quieres instalar gas natural? ¡Fácil y Rapido!

¿Qué es la Instalación Receptora Común?

La Instalación Receptora Común o IRC es el término que se utiliza cuando hacemos referencia a la instalación de gas natural en edificios. Esta instalación la conforma un conjunto de tuberías, accesorios y equipos que distribuyen el gas natural desde la válvula de la acometida hasta las Instalaciones Repceptoras Individuales (IRI) de cada piso.

Este tipo de instalación es indispensable para tener gas natural en un edificio, ya que permite conectarse a cada uno de los vecinos a la red principal de distribución de gas, suministrando así este tipo de energía a toda la comunidad en partes iguales.

En los edificios nuevos puede venir instalada o no, dependiendo del proyecto realizado por el arquitecto. En los inmuebles de nueva construcción es obligatorio instalar una parte basada en energías renovables, como por ejemplo, gas natural complementado con paneles solares. En ese caso, la constructora del edificio realiza la Instalación Receptora Común de gas (IRC) en el momento de la obra. Además, contacta con la distribuidora de gas para que realice la acometida y así conectar la IRC a la red de distribución.

Si por el contrario, se decide utilizar un sistema totalmente renovable como la aerotermia, no será necesario instalar una IRC, ya que la aerotermia lleva su propia instalación, ya sea por radiadores o por suelo radiante, este último mucho más eficiente.

La Instalación Receptora Común se puede llevar a cabo de dos maneras distintas, dependiendo de lo que elijan los vecinos y de lo que recomiende el profesional que se encargue de la instalación:

  1. A través de una sala de contadores centralizada, siendo la preferida por las distribuidoras de gas natural, ya que facilita contabilizar mejor el consumo de gas de los diferentes vecinos.
  2. A través de contadores individuales que se encuentran en las diferentes viviendas de los vecinos de dicha comunidad. Esta opción puede hacer más difícil la lectura del contador.
Instalación receptora común

¿Cómo solicitar la IRC en una comunidad de vecinos?

Para solicitar la Instalación Receptora Común en un edificio o comunidad, lo primero que hay que tener es el consentimiento de, al menos, un tercio de los propietarios que formen parte de dicha comunidad. Una vez hecho esto, la comunidad debe ponerse en contacto con una de las empresas autorizadas por el Ministerio de Industria.

Dado que la Instalación Receptora Común de gas (IRC) debe ser realizada por una empresa autorizada y los precios no son fijos, recomendamos pedir varios presupuestos.

Instalar gas naturalInstalar gas natural

Solicita un presupuesto 100% personalizado

Instalar gas naturalInstalar gas natural

Solicita un presupuesto 100% personalizado

  • Pasos para solicitar la IRC
  • Que al menos 1/3 de los vecinos de la comunidad estén de acuerdo en instalar gas natural en el edificio o comunidad.
  • Ponerse en contacto con las diferentes empresas autorizadas de gas natural y solicitar un presupuesto acerca de la IRC.
  • Instalar también una IRI o Instalación Receptora Individual que gestione el consumo y suministro de gas natural de cada una de las viviendas receptoras.
  • Solicitar el Certificado de Instalación de Receptora Común una vez que ya se ha hecho la instalación. Es decir, cada vez que se lleve a cabo una nueva instalación de gas natural, la empresa encargada de hacerlo debe expedir este documento para que esté completa la IRC.

Para instalar la IRC se suele exigir un 50% de penetración, es decir, que al menos la mitad de los vecinos quieran instalar gas natural en sus viviendas.

Después de llevar a cabo todos estos pasos, ya se puede tener la Instalación Receptora Común en completo funcionamiento, suministrando y contabilizando el consumo de gas natural de un edificio, en las diferentes viviendas que allí se encuentran.

Una vez instalada la IRC se aplica el llamado Canon de finca. El Canon de finca es el fraccionamiento del pago de la IRC, de esta forma los vecinos no tienen que abonar el importe en el momento, sino que podrán hacerlo a través de sus facturas del gas durante unos 20 años.

Una de las ventajas, a parte de la comodidad de pagarlo a plazos, es que la instalación receptora común es propiedad de la distribuidora durante esos veinte años, teniendo que encargarse esta del mantenimiento de la IRC.

El contrato debe contener los siguientes datos:

  • Importe que tiene que pagar el usuario, incluyendo el mantenimiento.
  • Periodos de facturación de dicho precio.
  • Plazo en el que la instalación vuelve a ser propiedad de los usuarios, también conocido como plazo de reversión. Este no puede exceder los 20 años.
  • Términos de incorporación de nuevos usuarios.
  • Condiciones de mantenimiento.

¿Con qué empresa es más barata una IRC para una comunidad de vecinos?

Una vez que ya se ha decidido mediante una junta de vecinos que se llevará a cabo la Instalación Receptora Común, el siguiente paso es buscar la empresa instaladora de gas natural más barata para saber el presupuesto que se destinará a dicha instalación.

Es difícil dar cifras exactas del precio y los plazos de la instalación de gas natural en el edificio, ya que cada instalador y empresa tiene sus propias tarifas. Si quieres elegir la IRC más económica, tan solo tienes que llamar al teléfono 91 198 12 18

El precio de la instalación de gas natural, como ya hemos comentado, varía en función de las características del edificio y del instalador. Aun así podemos ofrecer un precio aproximado: en un edificio de 10 viviendas la IRC costaría unos 2.500 €, es decir, 250 € por vivienda siempre y cuando todos los vecinos quisieran tener gas natural. A ese precio hay que sumarle el descuelgue del operario, que suele rondar los 500 €.

Una vez elegida la compañía instaladora, esta se pondrá en contacto con la distribuidora de gas que corresponda a tu zona para llevar a cabo la conexión del gas natural.

Revisión de la Instalación Receptora Común

Según la normativa de gas natural, la inspección de la instalación receptora común de gas natural se realiza cada 5 años y es independiente de las inspecciones de la instalación de cada piso. Esta revisión puede ser llevada a cabo por la distribuidora de la zona o por una empresa habilitada.

La distribuidora avisa a la comunidad mediante correo postal que le corresponde realizar la revisión de la instalación receptora común cuando el plazo de 5 años está cerca de agotarse. Si la comunidad desea que la distribuidora sea la que realice la inspección no tiene que hacer nada, pues en la carta viene incluido el precio y la fecha del procedimiento.

Unos días antes de la inspección, la distribuidora coloca un cartel en la comunidad indicando los datos del técnico que va a llevar a cabo la revisión para que los vecinos puedan identificarle.

Si los vecinos no están conformes con el precio que la distribuidora atribuye a la revisión, pueden contactar con una empresa instaladora y solicitar presupuesto. En el supuesto de elegir a la empresa habilitada, esta deberá realizar la inspección y entregar el certificado a la distribuidora antes de la fecha dispuesta en la notificación entregada a la comunidad por parte de la distribuidora.

El cobro de la revisión de la Instalación Receptora Común nunca lo realiza el técnico, se abona mediante las facturas del gas.

Certificado de la Instalación Receptora Común de gas (IRC)

Una vez que se ha decidido realizar una Instalación Receptora Común, la empresa habilitada que se ha encargado de la instalación del suministro debe expedir un documento que pruebe que se ha llevado una correcta instalación en el edificio.

El Certificado de Instalación Receptora Común siempre tiene que hacerse cuando se trata de una nueva instalación de gas en el recinto. Además de en nuevas instalaciones, este certificado se tendrá que volver a expedir cuando se realicen las revisiones obligatorias de dicha instalación para comprobar, de manera periódica, que se encuentra en perfecto estado.

El Modelo IRG-2 es el documento que la empresa instaladora debe cumplimentar para certificar que la Instalación Receptora Común de gas cumple con todas las disposiciones y normativas de la legislación vigente. Este documento ha de contener las siguientes partes:

  • Datos de la empresa instaladora.
  • Datos del instalador.
  • Datos de instalación: dirección, potencia de diseño de la instalación común y número de IRI que alimenta.
  • Si se trata de una instalación nueva, modificación de una existente o de una ampliación.
  • Croquis de la instalación
  • Declaración del cumplimiento de la instalación con la normativa.

¿Qué es el IRI o Instalación Receptora Individual?

La Instalación Receptora Individual (IRI) es el punto de suministro individual de cada una de las viviendas que forman una comunidad de vecinos. Lo conforma la llave de paso a la instalación individual, las válvulas y el entramado de tuberías repartido por el piso y necesario para llegar a los aparatos de gas natural.

En edificios, la IRI se conecta a la IRC mediante la llave de paso, permitiendo que el suministro llegue al interior de la vivienda. Si se trata de una vivienda unifamiliar, al no hacer falta una instalación receptora común, la IRI se conecta directamente a la red de distribución mediante la acometida.

Actualizado a