Se encuentra usted aquí

 

Instalación de butano

Cómo instalar butano

El butano es uno de los gases más comunes en España, ya que está presente en muchísimos hogares tanto para la cocina como para el agua caliente. A día de hoy, el cambio de butano a gas natural es una de las instalaciones más demandadas para los instaladores.


¿Cómo hacer la instalación de butano?

La instalación de butano es el elemento indispensable para disfrutar del suministro de butano en casa o en un local. El gas butano es uno de los suministros energéticos más utilizados en España por dos motivos:

  1. Es de fácil transporte porque se comercializa en bombonas.
  2. Permite acceder al suministro de gas en los lugares donde no hay acceso al gas natural.

A diferencia del otro GLP, el propano, el butano tiene la peculiaridad de que se comercializa únicamente en bombonas, de forma que, si se tiene la instalación de gas para butano, será necesario cambiar la bombona cuando se vacíe el envase.

Para hacer la instalación del butano es necesario:

  • Ponerse en contacto con el instalador autorizado.
  • Pedir diferentes presupuestos de instalación de butano.
  • Acometer la obra.
  • Obtener el certificado de instalación del gas.
  • Firmar el contrato de butano con el proveedor.

El instalador de butano debe ser un técnico autorizado para esta tarea. Para ello debe estar reconocido por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital o el organismo competente de la Comunidad Autónoma.

En caso de duda, siempre es recomendable solicitar la acreditación como técnico autorizado antes de contratar el proyecto con una empresa.

Por lo general, los propios proveedores de butano también ofrecen el servicio de instalación; esta es una buena manera de confirmar su autorización para hacer las obras necesarias.

¿En qué consiste la instalación de butano?

Por sus características, la instalación de butano es de las más sencillas de acometer, ya que simplemente hay que canalizar el gas desde la bombona hasta los aparatos que la necesitan. Eso sí, las conexiones deben hacerse correctamente para disfrutar del gas con plena seguridad.

Los elementos de los que consta la instalación de butano son:

  • Esquema de la canalización de tuberías que se va a colocar.
  • Válvula que conecta la botella y el tubo flexible hasta la tubería o aparato.
  • Regulador de presión.
  • Abrazadera que conecta el regulador y el tubo flexible.
  • Llave de paso del gas entre el tubo flexible y las tuberías.
  • Sistema de tuberías que llevan el gas desde la bombona hasta los aparatos.
  • Llave de paso del gas entre tuberías y aparato, que debe poder cerrarse para cortar el suministro a aparatos averiados o que se van a cambiar.
Una vez realizada la instalación de gas, el técnico debe entregar un certificado de instalación de gas favorable para garantizar que se encuentra en perfecto estado para recibir el suministro con seguridad. Además, este certificado es necesario para firmar el contrato de butano con el proveedor, por lo que si no se emite en ese momento, será necesario contratar a un técnico para que haga una revisión y certifique el buen estado de la instalación.
Certificado de instalación de butano

Precio de la instalación de butano

El precio de la instalación de butano depende de dos términos:

  1. La utilización del gas que se le va a dar en la vivienda, es decir, la cantidad de aparatos que van a estar conectados a él: la cocina, el horno, la caldera, el calentador de agua, la calefacción...
  2. El precio de la mano de obra y del equipamiento presupuestado por el instalador.

Al solicitar el presupuesto de la instalación de butano es interesante comprobar si existe la posibilidad de contratar con el proveedor revisiones periódicas de la instalación, tanto obligatorias como de seguimiento.

¿Cómo pedir un presupuesto para instalar butano?

Para pedir el presupuesto de instalación del butano se pueden hacer dos cosas:

  • Llamar por teléfono a diferentes compañías instaladoras independientes.
  • Acudir a una estación de servicio autorizada y hacer la solicitud del presupuesto presencial.

En cualquier caso, en el presupuesto se debe incluir el detalle y precio de cada una de las acciones a realizar por los técnicos, así como el importe total por la operativa y mano de obra.

En este sentido es interesante tener en cuenta posibles descuentos y promociones por la compra de determinados aparatos, así como la contratación de otros servicios, como servicios de mantenimiento de la instalación de gas.

Además, es recomendable comprobar qué periodo de garantía tiene la instalación y si es posible contratar con ellos mismos las revisiones periódicas de la instalación: la inspección obligatoria del gas y la revisión bianual de la caldera.

¿Con qué equipos es compatible la instalación de butano?

El suministro de butano, al igual que otros combustibles, es perfecto para ser utilizado con equipos de calor. El butano tiene un alto poder calorífico, por lo que tiene un gran rendimiento para:

En el caso de la caldera de gas, es conveniente tener en cuenta si esta surtirá de agua caliente sanitaria y agua caliente para el circuito de calefacción. En este caso, la demanda de energía será mucho mayor, por lo que el tiempo de duración de la bombona se verá mermado notablemente.

En este sentido, la bombona de butano sale rentable a aquellos consumidores que hacen un uso eventual del suministro, como equipos portátiles o en residencias estacionales o de vacaciones. Si se quiere disfrutar del suministro continuamente y se utiliza para la mayor parte de la carga energética de la vivienda, sin duda es conveniente optar por otra alternativa energética y cambiar de butano a gas natural.

Cambiar de butano a gas natural

 

Cambiar de butano a gas natural es un proceso sencillo de llevar a cabo: el cliente solo tiene que ponerse en contacto con la distribuidora de gas natural de su zona o con un instalador de gas autorizado y solicitar los distintos presupuestos.

A diferencia del cambio de propano a gas natural, en el caso del butano es necesario acometer toda la obra de instalación de gas desde el principio.

En este sentido, las diferencias que existen entre la instalación de butano y la de gas natural son las siguientes:

Instalaciones de butano y gas natural
Butano Gas natural
  • Es independiente
  • Necesita de pocas tuberías para canalizar el gas
  • El gas proviene de la bombona
  • Los aparatos se conectan a las pocas tuberías instaladas
  • No es necesario realizar acometida de gas
  • Es necesario hacer instalaciones en cada zona en la que se va a situar la bombona
  • Han de guardarse bombonas de repuesto
  • Es necesario realizar la acometida de gas
  • El suministro depende de que haya red de distribución en la zona
  • El gas está canalizado a toda la vivienda
  • Las tuberías se conectan con la acometida exterior
  • Si es un piso, hay que hacer una instalación común, la IRC
  • Los aparatos se conectan al suministro continuo ofrecido por la distribuidora

Hacer el cambio de butano a gas natural es prácticamente lo mismo que acometer la obra de instalación de gas desde el principio. Por esta razón, el importe de la instalación puede ser algo más elevado que en el caso del cambio de propano a gas natural. Sin embargo, las posibilidades de amortización de la inversión son muy interesantes si el consumo de gas es diario.

El presupuesto de instalación de gas natural depende de si es necesario instalar un nuevo equipamiento: una caldera de gas de condensación, un nuevo calentador de agua, etc. Eso sí, para fomentar su instalación, existen múltiples ayudas públicas de las Comunidades Autónomas que sufragan parte de los costes de esta instalación, así como la renovación de los aparatos de gas por otros más eficientes.