Instalación gas propano: depósitos, bombonas, precios e instaladores

Cómo hacer la instalación de propano

La obra de instalación de propano depende del tipo de suministro que se vaya a contratar, ya que el propano se puede tener en bombona, a granel o canalizado. Según cada caso, tanto el precio por instalar propano como el trámite de la instalación, serán diferentes.


Cómo instalar propano

La instalación de propano permite a los consumidores acceder al suministro de gas que necesitan para sus equipos de calor, principalmente la cocina, la calefacción y el agua caliente sanitaria.

El gas propano se puede conectar con los diferentes aparatos que se utilizan con estos fines, ya sean calderas de gas, calentadores de agua, chimeneas de gas o equipos portátiles como estufas o barbacoas.

El propano, al igual que el butano, es un gas licuado del petróleo (GLP). Esto hace que tenga un alto poder calorífico. Además, es un suministro perfecto para zonas frías porque su temperatura de congelación (cuando pierde el poder de gasificar) es muy baja. Así, el propano suele ser el más frecuente en áreas del norte de España, tanto en viviendas habituales como en segundas residencias o viviendas estacionales.

Para hacer la instalación de propano es imprescindible:

  • Analizar las necesidades energéticas de la vivienda.
  • Elegir un tipo de instalación de propano.
  • Contactar con un instalador de propano autorizado.
  • Solicitar diferentes presupuestos para comparar.
  • Firmar un contrato de propano con un proveedor.

Instaladores de propano

Los instaladores de propano, al igual que los instaladores de gas natural, deben ser técnicos debidamente autorizados por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, así como por el organismo de la Comunidad Autónoma competente. Para garantizar la seguridad de las operaciones, estos técnicos deben someterse a un examen que los acredita como técnicos preparados para proyectar y acometer las obras necesarias para la instalación de propano.

Por lo general, cualquier empresa que se anuncie como instalador de propano debe cumplir con estos requisitos, pero nunca está de más solicitar la acreditación de instalador autorizado al técnico que vaya a llevar a cabo el proyecto.

La mayor parte de los proveedores de propano también son instaladores autorizados, ya que suelen ofrecer un servicio integral que incluye la instalación y el suministro del gas a posteriori.

¿Cuánto cuesta instalar propano?

El precio de la instalación de propano depende del tipo de suministro que se vaya a utilizar en la vivienda y de los metros cuadrados de superficie que haya que cubrir. En función del tipo de instalación, será necesario colocar más o menos tuberías para canalizar el gas y distintas conexiones hasta los aparatos.

Además, el coste por instalar propano puede variar de unos instaladores de propano a otros, ya que, dentro del precio de mercado, cada uno es libre de fijar diferentes precios a su mano de obra, por ejemplo. Además, es posible encontrar diferentes ofertas por comprar también el equipamiento a través de la empresa o contratar el suministro posterior con ellos.

Presupuesto de instalación de propano

El presupuesto de instalación de propano puede ser diferente según el instalador que lo realice. No obstante, por lo general debe contener los siguientes conceptos:

  • Realización de la acometida para conexión con el tanque, si la instalación lo requiere.
  • Construcción del cobertor del depósito.
  • Proyección de las tuberías por donde va a circular el gas.
  • Compra e instalación del equipamiento que va a utilizar el propano: caldera de gas, calentadores de agua...
  • Conexión de los aparatos a la canalización del suministro.
  • Compra e instalación del equipamiento que va a utilizar el propano: caldera de gas, calentadores de agua...
  • Dimensionado de radiadores e instalación de tuberías y elementos para la calefacción.
  • Certificado de Instalación del Gas.

Tipos de instalación de propano

El propano es un gas que permite su utilización de distintas formas, por lo que existen diferentes tipos de instalación según el suministro que va a utilizar el cliente. Así, se pueden distinguir tres tipos de suministro de propano:

  1. Bombonas de propano: es decir, el suministro en botellas. En el caso del propano, pueden ser de 12'5kg o de 35kg. La diferencia fundamental es que el precio de las bombonas tradicionales de 12'5kg tienen un precio regulado por el Gobierno, mientras que las grandes tienen un precio libre establecido por el proveedor. Este tipo suministro está recomendado para puntos de gas portátiles y para viviendas temporales.
  2. Depósito de propano a granel: que necesita de la instalación de un depósito en el exterior de la vivienda.
  3. Propano canalizado: que es la solución cuando existe una gran demanda de gas, ya que se instala un tanque central del que se surten varias viviendas.

Las obras que haya que realizar para la instalación de propano, así como su precio, dependerán de la forma en la que se vaya a utilizar en la vivienda.

Propano en bombonas

Instalación de bombonas de propano

La instalación de gas necesaria para utilizar bombonas de propano es bastante sencilla. En este caso, solo es necesario colocar las tuberías que conectarán el gas desde la bombona hasta los aparatos que lo necesiten.

Aquí la clave está en que los elementos que conectan a la bombona (válvulas, reguladores, tubos flexibles) estén en perfecto estado y conectados con plena seguridad para que no se produzcan escapes.

Por lo general, la instalación del propano para bombonas puede realizarse sin acometer grandes obras.

Depósito de propano a granel

Para tener el suministro de propano a granel en la vivienda es necesario instalar un depósito que surtirá a la vivienda de gas. La instalación del depósito de propano puede ser de dos formas:

  1. Con depósito aéreo: es decir, con el depósito a la vista, sobre la superficie del terreno. Este tanque queda a la vista de todos, por lo que puede estar protegido por una especie de cobertor o contenedor que evite la ruptura del paisaje.
  2. Con depósito enterrado: en este caso, el depósito se entierra bajo el terreno, lo cual favorece la estética de la vivienda. Además, la distancia de seguridad con este tanque es menor, por lo que es la mejor opción para quienes no tienen mucho terreno para instalar el depósito de propano.

La instalación de propano a granel necesita de las siguientes tareas:

  • Realización del proyecto de instalación según sea un depósito aéreo o enterrado.
  • Obra de colocación del tanque en el exterior de la vivienda, incluyendo la fosa necesaria para el depósito enterrado.
  • Realización de la acometida que conecta el tanque con el inmueble.
  • Instalación de las tuberías necesarias para canalizar el gas dentro de la vivienda.
  • Compra y colocación de los aparatos que van a utilizar el propano.

Precio por instalar propano a granelEl precio del propano a granel está liberalizado, por lo que el cliente tiene la posibilidad de negociar con el proveedor el precio que crea conveniente. Por lo general, el precio pactado refleja el beneficio de haber hecho la instalación con la misma empresa, y se mantiene durante un periodo largo de tiempo que puede llegar a los 12 años. De esta forma, el precio por la instalación proviene del acuerdo entre cliente y proveedor.s

El tanque de propano será rellenado por el proveedor cuando el cliente lo requiera. También existe la opción de colocar un medidor de volumen de gas dentro del depósito, de forma que el proveedor pueda consultar cuál es el estado del depósito y proponerle al cliente directamente el rellenado.

Propano canalizado

La instalación de propano canalizado es muy similar a la del gas natural. En este caso, el suministro de gas se conecta por toda la vivienda, de forma que la canalización va desde la acometida principal hasta cada uno de los puntos necesarios. Su principal ventaja es que es un suministro continuo, sin que haya que hacer cambios de bombona o rellenados del depósito.

En este caso, el tanque es central conectado a diferentes viviendas, el cual se rellena y se mantiene por parte del proveedor. Esta es una solución muy práctica que permite ahorrar a los clientes que no tienen acceso al gas natural y pertenecen a una comunidad.

El precio del propano canalizado está regulado por el Gobierno y es más barato que la electricidad (aunque no tanto como el gas natural), por lo que es una buena alternativa energética para ahorrar en las facturas de energía.

La obra de instalación de gas para el propano canalizado consiste en:

Instalación de propano canalizado
  • Instalación del depósito central que va a surtir a las viviendas.
  • Canalización de este depósito hasta los puntos de suministro.
  • Realización de la acometida que conecte la instalación de los inmuebles con la red de distribución común.
  • Ejecución de la obra de tuberías en cada uno de los inmuebles para suministrar el gas.
  • Compra y colocación de los aparatos que van a funcionar con el gas.
  • Instalación de radiadores y otros elementos de calefacción.

Al igual que con todas las demás, con esta instalación es necesario que el técnico autorizado emita un certificado favorable sobre la instalación para que pueda comenzar a recibir el suministro con plenas garantías.

Cambiar de propano a gas natural

A día de hoy, el gas natural es una de las fuentes de energía más económicas del panorama energético español. Este gas cuenta con múltiples ventajas frente a otras alternativas como la electricidad o los GLP, y su alto poder calorífico lo convierte en la opción perfecta para equipos de calor, que son los que más consumen: calentadores de agua, cocina, calderas de gas, calefacción...

Así, la red de gas natural se expande cada día más para poder llevar esta energía hasta los usuarios que estuvieran interesados.

Esto ha hecho que muchos usuarios se planteen cambiar de propano a gas natural, ya que este suministro es más eficiente y seguro porque no requiere almacenar combustible cerca de la vivienda para disfrutar de él.

Según los tipos de suministro de propano, para cambiar de propano a gas natural, el cliente puede encontrarse en tres situaciones:

  1. Si tiene bombonas de propano, deberá acometer prácticamente toda la obra para hacer la instalación de gas natural.
  2. Si cuenta con un depósito de propano, habría que hacer la acometida de gas natural y conectarla a la canalización que ya existe en la vivienda. En este caso, habría que comprobar que el material de las tuberías soporta la presión y características del gas natural y, si no fueran las adecuadas, cambiarlas.
  3. Si cuenta con propano canalizado, será necesario llevar el gas natural hasta el punto de suministro y realizar la acometida de gas. En este caso, si es una comunidad en un edificio, por ejemplo, habrá que revisar el estado de las tuberías de la IRC y la IRI, al igual que si tuviera instalado un depósito de propano.

En los tres casos, siempre es conveniente solicitar diferentes presupuestos y negociar con la compañía la aplicación de descuentos cuantos más procedimientos haya que llevar a cabo.

Eso sí, lo primero que habría que comprobar es que el suministro de gas natural llega hasta la zona en la que está situado el inmueble. Para ello es posible ponerse en contacto con la distribuidora de gas que opera en el área geográfica a la que pertenece y consultar si esta zona cuenta con acceso al gas natural.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar