Compresor de aire acondicionado para casa: funcionamiento y precio

Compresor de aire acondicionado

El compresor es el corazón de cualquier tipo de aire acondicionado. Te mostramos cuál es su labor, cómo funciona y los problemas que puede tener.


Aire acondicionado Aire acondicionado

¿Quieres instalar o cambiar el aire acondicionado?

¿Qué es un compresor de aire acondicionado?

Compresor de aire acondicionado

El compresor de aire acondicionado o de una bomba de calor es el encargado de comprimir el gas que actúa como fluido refrigerante. Al aumentar la presión, las partículas que componen el gas se mueven más rápido y aumenta su temperatura.

Este aumento de temperatura se realiza para que el gas llegue al condensador más caliente que la temperatura ambiente y pueda expulsar ese calor al exterior. La compresión y descompresión del gas es la que permite que pueda realizar la transferencia de temperatura con el ambiente, expulsando al exterior el calor y renovando el interior de la estancia con aire frío.

Compresor de aire acondicionado

El compresor suele ir montado en la unidad exterior de los equipos de climatización que se componen de dos aparatos (interior y exterior), como el aire acondicionado split o el aire acondicionado por conductos.

La mayoría de los aires acondicionados portátiles suelen tener una única unidad que se coloca en el interior de la casa, y esta incorpora el condensador, lo que suele ser algo molesto ya que el condensador genera ruido. Si se trata de un aire acondicionado portátil con unidad exterior, el condensador se sitúa en la unidad de fuera, situada en el exterior de la ventana.

 

Tipos de compresor de aire acondicionado

 

Compresor de tornillo aire acondicionado

 Compresor de tornillo: se compone de dos tornillos, uno macho y otro hembra, que giran en sentido apuesto. Cuando el gas penetra por un lado en el espacio que existe entre los dos tornillos va aumentando su presión a medida que el espacio entre los tornillos se reduce con el movimiento.

El aire entra por uno de los lados a baja presión y al llegar al final de los tornillos sale con una presión mucho más alta. Para que los tornillos giren es necesario un motor que mueva ambos tornillos y un sistema de lubricación (aceite) para que haya poco desgaste.

Compresor de scroll de aire acondicionado

 Compresor de scroll: se compone de dos espirales, una fija y otra móvil. El aire se adentra en el espacio entre las espirales y con el movimiento de la espiral interior, se va comprimiendo en función llega al centro para ser expulsado a gran presión.

Como el sistema de tornillos, es necesario un motor que haga que uno de los elementos gire, además de la lubricación pertinente para que no haya fricción.

Compresor de pistón aire acondicionado

 Compresor de pistón: un cilindro actúa como cámara de compresión, la cual se comprime cuando el pistón avanza y se adentra más en el cilindro, reduciendo el espacio y comprimiendo el gas. El gas entra mediante una válvula de entrada y otra de escape.

Para que el cilindro entre y salga se requiere de un cigüeñal y de una biela. El cigüeñal gira gracias a una polea que viene desde el motor, el cual necesita energía eléctrica para funcionar.

 Compresor inverter: dispone de una fuente de alimentación que puede variar el voltaje y la frecuencia para cambiar la velocidad del motor. De esta forma varía la capacidad frigorífica aumentando o disminuyendo la producción de frío o calor en función de la demanda.

Esta modulación continua es mucho mejor que la que ofrecen los compresores tradicionales de velocidad fija, que únicamente se apagan y se encienden. Por tanto, el compresor inverter mejora mucho en rendimiento y eficiencia energética.

Posibles averías del compresor de aire acondicionado de casa

El compresor de aire acondicionado está compuesto por piezas móviles y como cualquier otro aparato mecánico puede tener problemas y averías. A continuación, mostramos las averías más usuales:

 Sobrecalentamiento: si existe una fuga de gas refrigerante y no llega al compresor este va a funcionar en vacío. Esto supone un problema, ya que el compresor se refrigera mediante el propio gas y si este no llega puede hacer que el compresor se caliente demasiado.

Para evitar este fallo existe una pieza llamada clixon, que no es más que un interruptor termostático compuesto por dos metales diferentes. Estos metales están en contacto, pero cuando aumenta mucho la temperatura, el metal más sensible al calor se curva dejando de estar en contacto con el otro y cortando así la corriente eléctrica.

El exceso de temperatura también puede ser causado por un fallo en el ventilador. Si falta ventilación para expulsar el aire caliente, el compresor se calienta en exceso.

 Rozamiento: este problema surge cuando hay una falta de lubricación. El aceite no llega correctamente y las piezas del compresor sufren rozamientos que hacen que se desgasten prematuramente y el compresor gripe. Esto suele ocurrir porque la instalación no se ha realizado de forma correcta.

Cuando la unidad exterior está situada a más altura que la interior es conveniente instalar unos sifones en los conductos, de manera que cuando el aceite baje a la unidad interior una parte se quede en los sifones y pueda luego subir de forma más fácil.

 No arranca: cuando el compresor no arranca puede deberse a varios motivos, por lo que es importante realizar las siguientes comprobaciones:

  • Verificar que el equipo está enchufado.
  • Comprobar que las conexiones eléctricas están bien.
  • Revisar el termostato, ya que el problema puede ser que el sensor del termostato no capte bien la temperatura.
  • Si todo lo anterior está bien puede que se trate de un problema en el relé de arranque, en un rotor o en el clixon.

¿Cómo cambiar un compresor de aire acondicionado?

En la actualidad es prácticamente imposible cambiar el compresor de aire acondicionado en una casa. Esto se debe a dos motivos:

 Económico: el trabajo que supone cambiar un compresor (soldaduras, retirada del gas, generación del vacío, carga del gas, montaje, electricidad), sumado al precio del compresor hace que económicamente no suela salir rentable cambiar de compresor.

 Técnico: existen factores que dificultan el cambio de compresor, como que debe ser de la misma marca que el resto del sistema. Además, la mayoría de los aire acondicionados cuentan con gas R22 y R410A, pero ahora se está usando el gas R32, por lo que no se puede en la gran parte de los casos.

Por ejemplo, el antiguo gas requiere de unas tuberías que soporten hasta 8 bar de presión, mientras que el gas R32, por su mayor presión de ejercicio, necesita tuberías con un máximo admisible de 16 bars.

En instalaciones industriales y hoteles si se puede realizar un cambio de compresor ya que se trata de equipos muy costosos donde dicha operación técnica si sale rentable.

Pasos para cambiar el compresor de aire acondicionado:

  1. Limpiar la unidad.
  2. Desconectar de la corriente eléctrica.
  3. Evacuar el gas refrigerante y almacenarlo para su reciclaje.
  4. Cortar la tubería de baja presión (succión) y la de alta presión (salida).
  5. Poner el nuevo compresor y soldar la tubería de alta y la de baja.
  6. Realizar el vacío en la instalación mediante una bomba para que no haya aire dentro.
  7. Inyectar la carga de gas refrigerante.
  8. Conectar el nuevo compresor a la corriente.
  9. Comprobación de rendimiento.
Actualizado a
91 198 12 18
Quiero que me llamen