Radiadores eléctricos de bajo consumo: ¿Merecen la pena?

Actualizado a
min. lectura
Radiadores de bajo consumo

Los radiadores de bajo consumo son emisores de calefacción que destacan por ser más eficientes que otros radiadores eléctricos, pero ¿realmente merecen la pena? Te lo contamos.

Mejores radiadores de bajo consumo según la OCU
Orbegozo RRE 1310
radiador eléctrico Orbegozo
Cecotec Ready Warm 5600 Space
radiador eléctrico Cecotec
Aigostar Pangpang 33IEJ
radiador eléctrico Aigostar
Ver precio Ver precio Ver precio
10 puntos 9,7 puntos 9,3 puntos
Radiador calor seco Radiador de aceite Radiador de aceite
1.300 W 600 a 1.500 W 1.000 a 2.220 W
Incluye termostato Incluye termostato Incluye termostato

radiadores

Deja espacio para la comodidad, no para el frío

Instala o cambia tu radiador desde 303 €

radiadores

Deja espacio para la comodidad, no para el frío

Instala o cambia tu radiador desde 303 €

¿Qué son los radiadores de bajo consumo?

Los radiadores de bajo consumo son dispositivos que funcionan conectados a la corriente y constituyen uno de los sistemas de calefacción eléctrica más eficientes.

Funcionan gracias al efecto Joule: cuando el dispositivo se conecta a la corriente los electrones chocan contra una resistencia eléctrica, calentándola. Esta, a su vez, calienta el líquido que circula por el interior de los radiadores de calefacción, que puede ser aceite o fluido térmico de calor azul.

Diferencia entre un radiador de bajo consumo y otros radiadores eléctricos Por norma general, los radiadores eléctricos convencionales llevan una resistencia incrustada que calienta el material del radiador, que a su vez emana calor. Por su parte, por el interior de un radiador eléctrico de bajo consumo circula un líquido con una gran inercia térmica, que tardan algo más en calentarse, pero retienen el calor incluso después de apagarse. Su capacidad para retener el calor mientras la calefacción está apagada es lo que les ha dado el sobrenombre de "radiadores de bajo consumo".

Este tipo de radiadores son útiles en aquellas zonas donde el clima es suave y la calefacción se utiliza durante poco tiempo, porque su alta inercia térmica permite mantener la temperatura de confort durante más horas que una estufa eléctrica sin necesidad de consumir más electricidad.

Sin embargo, no es una opción recomendable para zonas de clima frío donde la calefacción permanece encendida durante la mayor parte del día. Ten en cuenta que la electricidad es una de las energías más caras, por lo que un uso prolongado de la calefacción eléctrica eleva el coste de las facturas.

¿Merece la pena comprar un radiador eléctrico de bajo consumo?

Cuando surge la necesidad de poner calefacción en el hogar, los usuarios se enfrentan a una elección difícil que no conviene tomar en vano. El precio del dispositivo es el factor que más influye en la decisión de los consumidores, pero no es la única variable que debemos tener en cuenta.

¿Quieres saber qué tipo de emisor se adapta mejor a tus necesidades? Sigue leyendo ¡Te lo contamos!

¿Radiador de calor azul o de aceite?

De un tiempo a esta parte, los radiadores de calor azul han ganado popularidad. Sus defensores afirman que son más eficientes que la calefacción eléctrica tradicional, por lo que se han posicionado como los radiadores de bajo consumo por excelencia.

Pero, ¿son realmente más eficientes que los radiadores de aceite? Para descubrirlo, te recomendamos fijarte en lo siguiente:

  • Potencia: indica la cantidad de energía que puede generar un dispositivo en una cantidad determinada de tiempo. Para calentar 1 m2 de una habitación con aislamiento normal se necesita 1 vatio de energía, por lo que para calentar una habitación de 10 m2 debemos tener una potencia mínima de un 1 kW.
  • Eficiencia: se trata de la cantidad de energía que genera un sistema de calefacción en base a su consumo. La eficiencia de la calefacción eléctrica es del 100%, al igual que la de una caldera de condensación de gas natural. Sin embargo, la aerotermia puede llegar a tener una eficiencia del 600%.
  • Conductividad de los materiales: de esto depende el tiempo que tarda en calentarse una estancia. El aluminio conduce el calor mejor que el hierro: tarda menos en calentarse, pero también se enfría con mayor rapidez.
  • Inercia térmica de los fluidos: el aceite se calienta más rápido, pero el fluído de los radiadores de calor azul retiene el calor durante más tiempo.
  • Programación: característica que permite al usuario modificar los patrones de funcionamiento del aparato, para que trabaje de manera más eficiente y sin excederse en el consumo. Por ejemplo, los dispositivos más modernos pueden encenderse de manera remota, a través de una app.
  • Precio de la energía: el precio de la electricidad ronda los 0,2 €/kWh, mientras que el del gas natural se encuentra en 0,07 €/kWh.
Radiadores de calor azul vs radiadores de aceite
Radiador de calor azul Radiador de aceite
 Precio de la energía: la energía eléctrica tiene un precio de 0,2 €/kWh  Precio de la energía: la energía eléctrica tiene un precio de 0,2 €/kWh
 Eficiencia del 100%: generan 1 kW de energía térmica por cada kilovatio de energía eléctrica consumido  Eficiencia del 100%: generan 1 kW de energía térmica por cada kilovatio de energía eléctrica consumido
 Entre 250 € y 1.000 €  Entre 30 € y 250 €
 No necesita instalación profesional  No necesita instalación profesional
 Tarda más en calentarse, pero retiene durante más tiempo el calor  Tarda menos en calentarse, pero retiene durante menos tiempo el calor
 Genera 190 gramos de CO2/kWh  Genera 190 gramos de CO2/kWh

¿Radiadores eléctricos de bajo consumo o radiadores de baja temperatura?

Si hay un dispositivo que ha revolucionado el panorama de la climatización son los radiadores de baja temperatura.

Estos emisores de calor, que pueden ir conectados tanto a una caldera de condensación como a una bomba de calor para aerotermia, tan solo necesitan agua a 35º para calentar los espacios. De esta forma, la calefacción trabaja mucho menos, lo que supone un gran ahorro en las facturas.

Entonces, ¿qué es mejor? ¿Instalar radiadores eléctricos de bajo consumo o radiadores por agua de baja temperatura?

Radiadores de calor azul vs radiadores de aceite
Radiador por agua de baja temperatura Radiador eléctrico de bajo consumo
 Precio de la energía: el gas natural tiene un precio de 0,07 €/kWh  Precio de la energía: la energía eléctrica tiene un precio de 0,2 €/kWh
 Como funcionan con agua a 35ºC, consumen menos energía para alcanzar la temperatura de confort  Consumen 1 kW de energía por cada kW de calor que generan
 Entre 170 € y 500 €  Entre 30 € y 250 €
 Necesita instalación profesional, cuyo precio ronda los 135 €  No necesita instalación profesional
 Tarda poco en calentarse, pero retiene poco tiempo el calor  Tarda poco en calentarse, pero retiene poco tiempo el calor
 Genera 182 gramos de CO2/kWh  Genera 190 gramos de CO2/kWh

Ten en cuenta que, aunque poner radiadores por agua es más caro, el precio de la instalación se compensa gracias al ahorro en las facturas.

radiadores

El confort térmico al alcance de tus manos

Instala o cambia tu radiador desde 303 €

radiadores

El confort térmico al alcance de tus manos

Instala o cambia tu radiador desde 303 €

Alternativas al radiador de bajo consumo

Como ya hemos visto, la eficiencia de un emisor eléctrico "de consumo reducido" es la misma que la de un sistema de calefacción eléctrica al uso. Además, hemos comprobado que se trata de una energía mucho más cara que el gas natural.

Por desgracia, no todo el mundo tiene la posibilidad de instalar gas natural en sus hogares. Por suerte, hay un sistema que permite calentar tu hogar utilizando la electricidad y a un precio realmente bajo: la aerotermia.

  • ¿Por qué elegir la aerotermia frente a los radiadores de bajo consumo?
  • Tres cuartas partes de su consumo son gratuitas, porque extrae la energía térmica del aire, que es gratuita.
  • Genera 4 kWh de energía calorífica por cada kilovatio de energía eléctrica que consume, por lo que su eficiencia es del 400%.
  • Puede combinarse con emisores de calefacción muy eficientes, como el suelo radiante y los radiadores de baja temperatura.
  • Proporciona calefacción en invierno, refrigeración en verano y agua caliente sanitaria.
  • Aunque el precio de su instalación es elevado, puede amortizarse en menos de diez años gracias al ahorro en las facturas.

Radiadores eléctricos de bajo consumo: Opiniones de los usuarios

Ya sabemos qué opinan los expertos sobre los radiadores de bajo consumo. Sin embargo, son los usuarios que han instalado este tipo de dispositivos en su hogar los que mejor saben si merecen la pena o no.

Radiadores de bajo consumo: un término engañoso

He tenido tanto calefacción eléctrica como calefacción de gas y sé que no existe nada parecido a un "radiador eléctrico de bajo consumo", porque todos consumen lo mismo, como su eficiencia es del 100%, generan 1 kW por cada kilovatio que consumen. En resumen: calientan muy bien, pero su consumo es muy alto.

EmilioForocoches

No es la calefacción eléctrica de menos consumo

Por mucho que digan, los radiadores de calor azul no son la calefacción eléctrica que menos consume. De hecho, la mejor opción es instalar una bomba de calor, que por cada vatio de electricidad que consume genera 4 o 5 kW. Todos los emisores de calefacción que funcionan con resistencias eléctricas generan lo que consumen.

UsuarioForocoches

Mantienen el calor durante mucho tiempo

La principal ventaja de este tipo de emisores es que mantienen las estancias calientes durante más tiempo, aunque también tardan más en calentarse. Eso es lo que les diferencia de una estufa eléctrica de las de toda la vida, porque estas se calientan rápido, pero dejan de emitir calor en cuanto las desenchufas. Por eso prefiero los radiadores de bajo consumo, especialmente si se pueden controlar en remoto, pues conviene encenderlos antes de llegar a casa.

LuisForocoches

Han mejorado mi calidad de vida

En mi experiencia, merecen más la pena que una estufa eléctrica de toda la vida. Cambié las mías hace un año por radiadores de calor azul y, aunque el gasto es el mismo, la casa está caliente durante todo el día, mientras que antes mi habitación se enfriaba quince minutos después de apagarlos.

JoséForocoches

Poco ahorro

Ningún radiador eléctrico es mejor que otro: todos generan la misma energía térmica y todos suponen un gasto enorme en el consumo eléctrico. Si tienes la opción de instalar gas natural en tu zona no lo dudes. La eficiencia es similar y la instalación es más cara, pero el precio de la energía es menos de la mitad. A la larga siempre sale más rentable la calefacción de gas.

ArquímedesSolo ingeniería

En mi opinión: no merecen la pena

Aunque al principio aseguraban que los radiadores de calor azul consumían menos, cada vez hay más evidencia de que no es así. Además, los primeros son mucho más caros que un radiador eléctrico tradicional. Su única ventaja radica en el sistema de programación que tienen, que permite gestionar de manera más eficiente la emisión de calor.

UsuarioSolo arquitectura