Un asesor energético le atenderá en el

91 123 89 19

Certificado de instalación de la caldera

Energy Call

Llámanos gratuitamente

Si necesitas asesoramiento o solicitar información puedes llamarnos gratuitamente.

Qué es y cuándo es necesario el certificado de la caldera

El certificado de instalación de la caldera es el documento que garantiza que el equipamiento puede ser utilizado en plenas condiciones de seguridad. Es necesario que un instalador autorizado emita este certificado tanto en el momento de la instalación como tras cada revisión obligatoria que se realice.


¿Qué es el certificado de instalación de la caldera?

El certificado de instalación de la caldera es el documento que acredita que se encuentra en óptimas condiciones para funcionar con seguridad. Este certificado se emite tras hacer las comprobaciones necesarias en el equipamiento y revisar el estado en el que se encuentran todos sus elementos.

El certificado de la caldera contará con diferentes conceptos en función de la utilización que se le dé al aparato. Es decir, el certificado de instalación de la caldera puede variar si la caldera es:

  • Exclusivamente para surtir de agua el circuito de calefacción.
  • Si, además, ofrece agua caliente sanitaria en los grifos de la vivienda cuando hay demanda.

Este certificado sólo es necesario para las calderas de gas y las calderas que funcionan con gasóleo, ya que el objetivo de la revisión de seguridad es comprobar que la quema del combustible se realiza correctamente y con seguridad tanto para el cliente como para sus vecinos y para el medio ambiente.

¿Cuándo pedir el certificado de instalación de la caldera?

El certificado de la caldera debe solicitarse siempre que se realicen cambios en la instalación de gas, el equipamiento u otros aparatos conectados a él. Además, es necesario que se emita periódicamente como comprobante de que el aparato funciona correctamente.

La emisión de los certificados junto con las comprobaciones necesarias para hacerlos están recogidos en el RITE, el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios. Esta normativa regula las condiciones que deben cumplir las instalaciones de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria para ser consideradas seguras y aptas para su uso.

El certificado de instalación de la caldera debe ser una declaración expresa de que la instalación del aparato se ha realizado según los parámetros exigidos por esta normativa, por un instalador autorizado y que cumple con las condiciones de seguridad establecidas en la regulación.

Veamos a continuación cuándo ha de emitirse el certificado de la caldera.

Instalación de la caldera

Tras la instalación de la caldera, es necesario emitir un certificado que garantice que la colocación y conexión se ha realizado correctamente. En este certificado deben aparecer los siguientes conceptos:

  • Croquis de la instalación de la caldera
  • Identificación de cada uno de los elementos conectados
  • Descripción de materiales y tuberías utilizados
  • Valores de presión del flujo de gas y resultado de las comprobaciones realizadas
  • Estanqueidad de la caldera

En caso de que se realice un cambio de caldera por cualquier motivo, esto se entenderá como una nueva instalación por lo que será necesario emitir un certificado que garantice que la nueva caldera de gas está en perfectas condiciones para ser utilizada.

Revisión obligatoria de la caldera

La revisión obligatoria de la caldera se debe hacer cada dos años. Aún así, la mayor parte de instaladores recomienda hacer una revisión preventiva de la caldera de forma anual para asegurar su correcto funcionamiento sobre todo antes de que llegue el frío, cuando la caldera funciona con su máxima carga para surtir también de agua caliente el sistema de calefacción.

Durante la revisión de la caldera deben realizarse las siguientes tareas:

  • Estanqueidad de la caldera
  • Ausencia de fugas en las tuberías conectadas
  • Presión del gas
  • Revisión del vaso de expansión
  • Correcto cierre y apertura de las llaves de paso
  • Comprobación del estado del aislamiento térmico del aparato
  • Caducidad de los tubos flexibles
  • Comprobación y limpieza del circuito de humos
  • Limpieza, si procede, del quemador de la caldera
  • Conexiones entre la caldera y la instalación de gas del inmueble
  • Conexión entre la caldera y el sistema de calefacción
  • Conexión entre la caldera y el sistema de agua caliente para grifos
  • Estado de la llama piloto, si la hubiera
  • Revisión del sistema de tratamiento del agua
  • Revisión y limpieza de filtros de agua

Precio del certificado de instalación de la caldera

El certificado de instalación de la caldera se incluye dentro de los presupuestos de instalación o revisión de la caldera.

El coste del certificado de instalación de la caldera puede oscilar entre los 120€ y los 200€.

Dependerá del tipo de caldera que se tenga instalada y de su utilización, así como del suministro que utilice para funcionar: si es de gasóleo, es una caldera eléctrica o es una caldera de gas.

Precio del certificado de instalación de la caldera

El precio por el certificado de la caldera es libre, por lo que cada instalador autorizado puede marcar el precio que crea conveniente. Por lo general, rondan los mismos importes, ya que el precio de mercado suele ser el mismo. No obstante, es interesante pedir diferentes presupuestos antes de decantarse por uno para conseguir la mejor oferta posible.

Además, la emisión del certificado -sobre todo en caso de la revisión de la caldera- puede estar incluida en los servicios de mantenimiento de gas y luz que ofrecen las diferentes comercializadoras energéticas. Si el conjunto del servicio resulta atractivo para el consumidor, conviene comprobar si estos incluyen estas prestaciones y según qué cuota.

¿Quién emite el certificado de la caldera?

El certificado de la caldera debe ser emitido por un técnico autorizado. Tanto en el momento de la instalación como después de cada revisión, el certificado debe ir firmado y sellado por el personal experto.

Dependiendo de la compañía que haya realizado la instalación o revisión de la caldera, el certificado podrá estar emitido por:

  • La comercializadora de gas: si hay un servicio de mantenimiento de gas contratado que incluye la revisión de la caldera, el certificado estará emitido por la propia compañía de gas.
  • La distribuidora de gas: si se requiere, la distribuidora puede poner a disposición de los usuarios el servicio de revisión de la caldera con una tarifa concreta, exactamente igual que si se hiciera con un técnico autorizado externo.
  • Una empresa instaladora autorizada: si la revisión de la caldera se contrata con una empresa independiente, esta debe estar debidamente autorizada para realizar las tareas de mantenimiento.
  • El servicio técnico oficial de la marca: esta es una de las mejores opciones, ya que los técnicos propios de la marca conocen a la perfección el producto y sus características. Además, si se contrata un servicio de mantenimiento con ella, es posible que se incluya la cobertura de reparación o sustitución de piezas en caso de que fuera necesario.

¿Cómo ahorrar en el consumo de la caldera?

Para ahorrar en el consumo de la caldera es imprescindible tener en cuenta dos factores:

  1. El tipo de caldera
  2. El suministro de energía que utiliza para funcionar

A la hora de elegir la mejor caldera para agua caliente y calefacción, la máxima eficiencia se concentra en la calderas de condensación que funcionan con gas natural.

Las calderas de condensación son las más seguras para el consumidor y para el medio ambiente. Por su parte, el gas natural es la mejor opción para ahorrar en las facturas, pues es uno de los suministros energéticos más baratos y necesita menos kilovatios hora (kWh) de gas que otros combustibles para producir una buena cantidad de calor.

Elegir la caldera más adecuada es fundamental para ahorrar en las facturas, pero llevar a cabo buenas prácticas de consumo ayuda considerablemente a reducir el gasto en agua caliente y calefacción.

  • Buenas prácticas para ahorrar en calefacción y agua caliente
  • Mantener una temperatura constante en la caldera.
  • Colocar termostatos inteligentes para regular el encendido y apagado de la calefacción.
  • Purgar los radiadores para optimizar la emisión de calor.
  • Reforzar el aislamiento de la vivienda.
  • Ventilar la vivienda durante las horas de sol - con 10 minutos es suficiente.