¿Para qué se utiliza el gas natural?

Usos gas natural

Descubre para qué sirve el gas natural y todas sus aplicaciones en los distintos sectores. Conoce las diferencias de uso y eficiencia entre el gas natural y otras energías.


¿Cuáles son los principales usos del gas natural?

Debido a su alto poder calorífico, a su seguridad y comodidad de uso, el gas natural tiene diversas aplicaciones en el hogar, el comercio, la industria y el transporte. Por tanto, el gas natural ofrece una amplia variedad de usos con un alto rendimiento. Te contamos por tanto cuáles son los usos mas relevantes:

Calefacción de gas natural

Su aplicación como fuente de energía para la calefacción es uno de los usos más comunes del gas natural. Va sustituyendo poco a poco a otras fuentes similares como el gas propano o el butano, ya que la red de distribución de gas natural crece cada año, mientras que el propano y el butano solo se usan donde no llega el gas natural.

El gas natural también está dejando haciendo que disminuya el uso de la calefacción eléctrica, ya que a pesar de que la instalación de gas natural tiene un coste algo elevado, su diferencia de precio con el la electricidad hace que se amortice en muy poco tiempo.

La calefacción de gas natural se usa principalmente en zonas donde el invierno es frío ya que una de las ventajas que el gas natural ofrece aquí el gas natural es su bajo precio. Cuando se requiere un consumo alto para poder calentar la casa es fundamental tener un precio del kwh ecónomico.

Precio calefacción de gas natural vs eléctrica
Tamaño vivienda Calefacción gas natural Calefacción eléctrica
80m2 600 €/año 1.200 €/año
100m2 770 €/año 1.600 €/año

precios orientativos

El gas natural está compuesto principalmente de metano, el cual es más ligero que el aire, por lo que ante una fuga es fácil que el gas natural se disperse hacia el exterior. Al contrario de lo que ocurre con el butano o el propano, que son más pesados que el aire y descienden al suelo.

Otra gran ventaja de la calefacción de gas natural es la posibilidad de regular la temperatura con un termostato para escoger la temperatura ideal. Además, existen modelos programables que ayudan a realizar un mayor ahorro en las facturas de gas natural.

Esta reducción en los recibos puede ser aun mayor si en lugar de radiadores se instala suelo radiante para la calefacción de gas natural. El suelo radiante reduce mucho el consumo porque no requiere una temperatura del agua inferior (40 °C) que la que necesitan los radiadores (70-80 °C).

Nuestros asesores energéticos le ayudarán en todo el proceso de instalación

Presupuesto gratis 91 198 12 18

Agua caliente sanitaria (ACS) con gas natural

agua caliente sanitaria a gas natural

El agua caliente sanitaria es el segundo uso del gas natural que más energía consume en el hogar, solo superado por la calefacción. Es imprescindible, ya que permite calentar el agua de la ducha y de cualquier grifo de la vivienda.

Para producir el agua caliente se pueden utilizar diferentes tipos de aparatos que usan gas natural:

  • Caldera de gas natural: sirve para generar agua caliente y calefacción al instante. La caldera calienta de forma instantánea un caudal de X litros de agua, que será el total que se pueda usar a la vez.
  • Calentador de gas natural: tiene el mismo funcionamiento que una caldera pero solo sirve para generar agua caliente, no calefacción.
  • Acumulador de gas natural: almacena agua caliente para poder utilizarla cuando sea conveniente.

Al igual que sucede con la calefacción, la generación de agua caliente con gas natural tiene un consumo mucho más económico que usando electricidad, gasoil o algún glp (butano o propano). En cualquier caso, siempre es conveniente escoger la tarifa más barata de gas natural.

Cocinas con gas natural

cocina de gas natural

Es el tercero de los usos más frecuentes para el gas natural y es el que menos afecta al consumo medio de gas natural en una vivienda. Cocinar con gas natural facilita la regulación del fogón, en lugar de intentar adivinar en qué numero de la vitrocerámica eléctrica hay que poner la olla para que se considere “fuego lento”, por ejemplo.

Además, el gas natural proporciona calor de forma inmediata, no hay que esperar a que las resistencias alcancen la temperatura máxima. Y una vez se apaga el fuego, apagado queda. No hay que esperar un rato hasta que se enfrían las resistencias, como ocurre con las cocinas eléctricas.

Hay que señalar que además de las clásicas cocinas de fogón de llama azul que todos conocemos, el gas natural puede emplearse también en los hornos.

¿Por qué es más conveniente tener un horno a gas? Porque se gasta aproximadamente la mitad de dinero que con un horno eléctrico y, además, porque en la combustión del gas natural se expulsa vapor de agua, lo que ayuda a que los alimentos queden más jugosos.

Gasodomésticos

Los gasodomésticos son aquellos electrodomésticos de gama blanca que utilizan gas natural como fuente de energía. Suelen ser algo más caros, pero su eficiencia energética compensa en las facturas.

  • Tipos de gasodomésticos
  • Lavadora bitérmica: puede tomar el agua fría de la red o caliente de la caldera. Al usar gas en lugar de luz para calentar el agua se consigue un ahorro importante, pues el gas es más barato que la luz.
  • Lavavajillas a gas natural: supone un ahorro de entre un 35 y un 60% frente a los lavavajillas eléctricos.
  • Vitrocerámica a gas: también conocidas como cristal-gas, tienen la apariencia de una vitro eléctrica pero con el ahorro energético que ofrece el gas natural.
  • Frigorífico de gas: puede funcionar con gas natural, propano y butano. Es ideal para zonas donde no hay electricidad como casas de campo o campings.
  • Secadoras a gas: se emplea el gas produciendo calor por quemadores de gas natural. Este aparato tiene como ventaja que gasta la mitad de dinero que una secadora eléctrica y que se puede simultanear con otros aparatos.

El uso de gasodomésticos permite una reducción del tiempo de lavado en un 30%, un ahorro del consumo de electricidad, ya que no se usa para calentar agua y un incremento de la vida del aparato por menor utilización de las resistencias.

Climatización con gas natural

Es complicado asociar el gas natural a aparatos que generan aire frío, pero en Japón y Estados Unidos es un método clásico por lo consolidado que está. Hay dos sistemas de generación de frío por gas:

  1. Absorción: empleado sobre todo en viviendas unifamiliares y pequeños negocios. El frío se genera bajanmdo la temperatura de una tubería de agua haciendo que subre esta pase por una cámara de muy baja presión donde caen unas gotas de agua que se evaporan al contactar con la tubería enfriando esta y el agua que contiene. El vapor de agua es absorvido por una solución con un punto de ebullición mucho más alto. El gas se usa aquí para calentar dicha solución y que el vapor de agua se separe al evaporarse y, así poder volver a usar la solución.
  2. Compresión: el gas se emplea para hacer funcionar un compresor que aumenta la termperatura del refrigerante. Este luego para por una condensador y una válvula de vaporización que lo enfría y gasifica para producir un iuntercambio de calor con el aire cercano al refrigerante, que es enviado a la estancia a climatizar.

Aplicaciones industriales del gas natural

Aunque pareazca que el doméstico es el primero de los usos del gas natural, en realidad está a la cola tras el uso industrial y la producción de electricidad, siendo el uso industrial el mayor consumidor de gas natural con amplia diferencia. En la siguiente tabla podemos observar los diferentes usos del gas natural en España:

Usos del gas natural
Uso Porcentaje
Industrial 54%
Producción de electricidad 28%
Doméstico y comercial 15%
Uso no energético 3%

El uso del gas natural en la industria es muy alto y variado, esto se debe a que es un combustible económico, con un suministro continuo y con una combustión muy limpia que no deja residuos.

El gas natural puede es usado en la mayoría de las ocasiones como fuente de calor, pero también puede ser utilzado como materia prima para la elaboración de plásticos y químicos.

  • Usos del gas natural en la industria
  • Metalurgia
  • Siderurgia
  • Cerámica
  • Alimentación
  • Vidrio
  • Textil
  • Agrícola

El gas natural se utiliza como fuente de energía para hornos industriales que sirven para el tratamiento de metales, producción de cerámicas, ladrillos y para la fusión de las materias primas que componen el vidrio.

Otro uso industrial del gas natural se basa en el abastecimiento de calderas para la generación de agua caliente o vapor que se utiliza en la cocción y secado en industrias como la de la alimentación.

El gas natural también se utiliza como materia prima para la produción de hidrógeno, etileno y metanol mediante un proceso llamado "reformado del gas natural". El hidrogeno se utiliza para crear amoniaco para fertilizantes destinados a la industria agrícola.

Uno de los usos más novedosos del gas natural es el de deshumidificación, pudiendo regular la humedad relativa de un lugar. Esto es muy importante en la industria del plático y en la farmaceútica, ya que la humedad puede dañar el producto.

Gas natural como fuente de electricidad

La electricidad es una de las energías más utilizadas y su producción puede llevarse a cabo de muchas formas. Una de ellas es mediante la combustión de gas natural en plantas de ciclo combinado.

Estas plantas basan su funcionamiento en dos turbinas que son las que generan electricidad. Para hacer girar la primera turbina (turbina de gas) se introduce el gas natural que, mezclado con aire a presión producen una combustión. El calor generado por la combustión calienta el agua que se convierte en vapor y hace girar las palas de una segunda turbina (turbina de vapor).

Esta fuente de producción de electricidad tiene un bajo impacto ambiental comparado con otras fuentes como la nuclear, pero sigue por detrás de energías renovables como la eólica o solar.

Uso vehicular del gas natural

Otro de los usos del gas natural es el de combustible para vehículos. Para ello es necesario comprimirlo a una presión de 200 a 250 bar, consiguiendo así el denominado gas natural licuado (GNC). Se comprime para que ocupe un menor espacio en el depósito del vehículo.

El GNC reduce notablemente la emisión de gases y partículas contaminantes, además de tener un precio inferior a la gasolina, por lo que para un mismo trayecto se puede ahorrar en torno al 40%. Su punto negativo es la red de abastecimiento, que aún es escasa, contando con menos de 100 estaciones de repostaje en toda España.

Por el momento, el mayor uso vehícular que se da al gas natural es en el consorcio de transporte de la administración pública, limitando su uso a autobuses urbano y recogidas de basura.

Actualizado a
91 198 12 18
Quiero que me llamen