Revisión de la caldera de gas natural

Revisión de la caldera de gas natural

La revisión de la caldera de gas es una inspección que realiza un técnico autorizado y que garantiza la operatividad y seguridad de funcionamiento de la caldera, aumentando su fiabilidad y alargando su vida útil.


¿Cada cuánto hay que revisar la caldera de gas natural?

Revisión de calderas de gas: plazos
Aparato Revisión
Caldera ≤ 70 kW Cada 2 años
Caldera > 70 kW Cada mes
Calentador ACS ≤ 24,4 kW Cada 5 años
Calentador ACS 24,4 kW ≤ 70 kW Cada 2 años

La revisión de la caldera de gas de uso doméstico es obligatoria cada 2 años, tal y como recoge el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) en su instrucción Técnica tercera (IT3), dedicada al uso y mantenimiento de instalaciones térmicas.

En esta normativa podemos comprobar que la revisión de calderas de gas con una potencia nominal inferior a 70 kW tienen una periodicidad de dos años mientras que las que las calderas que superen esos 70 kW tienen que hacer la revisión de forma mensual. Estas últimas son propias de sistemas de calefacción central, las cuales abastecen a edificios enteros o comunidades de propietarios.

La revisión de los calentadores de agua caliente sanitaria a gas con una potencia nominal menor que 24,4 kW tiene una periodicidad de 5 años, mientras que si la potencia está comprendida entre 24,4 y 70 kW se realiza cada 2 años.

Aunque la revisión de la caldera de gas de uso doméstico es obligatoria cada 2 años, es recomendable realizar una revisión anual preventiva, ya que si el técnico detecta un problema, puede solucionarlo antes de que se convierta en un fallo más grave e implique un desembolso mayor. Por ello es recomendable contratar un servicio de mantenimiento con la comercializadora.

El usuario es el responsable de solicitar la revisión de la caldera de gas, la cual no debe confundirse con la Inspección Obligatoria de la instalación de gas, que debe realizarse cada 5 años y, cuyo certificado es completamente diferente.

La revisión de la caldera de gas sirve para asegurar que se encuentra en buen estado y con una eficiencia energética óptima. Es fundamental para garantizar tanto la seguridad de la vivienda como el mayor aprovechamiento energético del equipo.

Precio de la revisión obligatoria de la caldera

No existe un precio estipulado para la revisión de la caldera, por tanto, es aconsejable valorar cuál de estas opciones merece más la pena:

La revisión de la caldera tiene un coste aproximado de 100€.

La revisión de la caldera de gas debe solicitarla el usuario, salvo que tenga un servicio de mantenimiento contratado y, en tal caso, el servicio técnico notifica al cliente de que tiene realizar la revisión y propone una fecha. Sabiendo esto, hay que desconfiar de los "técnicos" que se presentan en la vivienda sin avisar.

Es fundamental tener en cuenta que la revisión siempre se paga en la factura del gas natural, independientemente de la empresa o técnico que lo haya llevado a cabo. Nunca hay que pagar directamente al técnico que realiza la revisión, ya que el pago se carga automáticamente en la siguiente factura de la compañía.

En caso de tener contratado un servicio de mantenimiento que incluya la revisión de la caldera, tanto con el fabricante del equipo como con una compañía de gas, no se deberá pagar un extra por dicha revisión.

¿Quién puede realizar la revisión de la caldera?

La revisión de caldera deberá llevarse a cabo por un técnico autorizado. Sin embargo, el cliente podrá elegir entre diferentes empresas que ofrecen este servicio:

 El servicio de mantenimiento de una comercializadora

Las principales comercializadoras de gas ofrecen diferentes servicios de mantenimiento, los cuales suelen cubrir la revisión de la caldera y diferentes coberturas ante averías. Algunos de ellos se pueden contratar aunque no tengas una tarifa con la compañía.

A continuación, mostramos los principales servicios de cada comercializadora, aunque puede llamar al 91 198 12 18 para que le aconsejemos sobre el mejor servicio según sus necesidades:

Servicios de mantenimiento para el gas natural y la caldera

  • OKGas
  • Revisión anual de la caldera
  • Reparación urgente en 3 horas
  • 3 horas de mano de obra
  • Reparaciones ilimitadas
  • Sin materiales incluidos
  • Precio con descuento: 4.78 €/mes
  • Precio final: 9.14 €/mes
  • Servigas Complet
  • Revisión anual de la caldera
  • Reparación urgente en 3 horas
  • 3 horas de mano de obra
  • Reparaciones ilimitadas
  • Sin materiales incluidos
  • Precio con descuento: 8.65 €/mes
  • Precio final: 9.61 €/mes
  • Funciona Plus
  • Revisión anual de la caldera
  • Reparación urgente en 3 horas
  • 3 horas de mano de obra
  • Reparaciones ilimitadas
  • Sin materiales incluidos
  • Precio con descuento: 6.50 €/mes
  • Precio final: 13 €/mes
  • Asistente Gas
  • Revisión bienal de la caldera
  • Reparación urgente en 3 horas
  • Mano de obra ilimitada
  • Reparaciones ilimitadas
  • Hasta 300 € en materiales
  • No tiene descuento
  • Precio final: 7.95 €/mes
  • Mantenimiento Gas
  • Revisión anual de la caldera
  • Reparación urgente en 24 horas
  • 3 horas de mano de obra
  • 2 reparaciones al año
  • Hasta 50 € en materiales
  • No tiene descuento
  • Precio final: 8.95 €/mes

Los usuarios pueden realizar las revisiones con una compañía de gas, en caso de tener contratado un servicio de mantenimiento que incluya esta revisión. De hecho, es lo más recomendable debido a su comodidad y a que no tiene que preocuparse por nada, ya que es el propio servicio de asistencia técnica quien contacta con con el usuario para llevar a cabo la revisión de la caldera.

En Selectra te ayudamos a elegir el mejor servicio de mantenimiento

Pedir asesoramiento gratis

Otra ventaja de estos servicios es que las comercializadoras conocen la marca de caldera del cliente y le envían un técnico de la propia marca, por lo que cada comercializadora puede operar con muchísimas marcas de caldera. Además, incluyen extras como el desplazamiento y la mano de obra.

También hay que valorar que con el mantenimiento preventivo anual, el cliente se ahorra el precio del desplazamiento y de la mano de obra en el caso de detectar alguna anomalía durante ese mantenimiento, ya que pueden solucionarla al instante.

 Servicio técnico oficial de la caldera

La mayoría de fabricantes de calderas ofrecen un servicio de mantenimiento o asistencia técnica. Esta opción está bien porque el fabricante conoce a la perfección sus propios productos: cuál es su funcionamiento y cómo aprovechar su máximo rendimiento.

Además, es una forma de garantizar que los recambios que se utilizarán en caso de reparación serán los originales, asegurando el cuidado óptimo de la caldera.

Hay fabricantes que ofrecen un servicio de mantenimiento de extensión de garantía que cubren todas las piezas originales hasta que la caldera cumple 15 años, como es el caso de Saunier Duval.

 Empresas autorizadas para la revisión

Otra opción es contratar de forma independiente a una empresa autorizada por el Ministerio de Industria. Es obligatorio que el técnico de la empresa disponga del carnet de instalador expedido por la comunidad autónoma, de esta forma se pueda garantizar que cumple con la condición de instalador, así como de especialista en puesta en marcha, mantenimiento y reparación de aparatos de gas.

Contratar la revisión de la caldera de gas con una empresa autorizada es más barato que adquirir un servicio de mantenimiento con el fabricante, pues ronda los 50 €, pero tiene sus desventajas:

Sin mantenimiento contratado, el cliente se ve desprotegido en caso de avería, teniendo que contratar a un técnico autorizado o a la propia marca para el arreglo, cobrando por desplazamiento, mano de obra y piezas. Solo esa reparación puede costar más que el mantenimiento anual de la comercializadora.

  • Sin servicio de mantenimiento el cliente debe ocuparse de gestionar las revisiones y mantenimientos. Mientras que con el servicio de mantenimiento de la caldera gana en seguridad y puede despreocuparse, ya que es la comercializadora la que programa las revisiones, además de realizar revisiones preventivas que pueden detectar problemas de antemano.
  • Los técnicos instaladores no conocen las calderas como los propios técnicos de la comercializadora o de la propia marca.

¿Quién paga la revisión de la caldera? ¿El inquilino o el propietario?

Todavía hay muchos inquilinos que desconocen si han de pagar ellos la revisión de la caldera o deben ser los propietarios. Pues bien, el artículo 21 de la Ley de Arrendamientos Urbanos estipula que la conservación de la vivienda corre a cargo del arrendador. De esta forma quedan incluidas, tanto las revisiones obligatorias como las reparaciones, siempre que estas no se produzcan por un mal uso o un mal trato del inquilino.

Estas revisiones han de ser costeadas por el propietario sin derecho a elevar el precio del alquiler, pues el inquilino ya está pagando un precio en el que se incluye el uso de la vivienda y la conservación de esta por parte del propietario.

¿En qué consiste la revisión de la caldera?

El técnico especializado que se acerque a la vivienda para realizar la revisión de la caldera, deberá realizar:

  • Comprobación del buen estado y conservación de las partes visibles de la caldera.
  • Realizar una prueba de estanqueidad, es decir, verificar que no tiene fugas.
  • Limpieza del quemador y del ventilador, este último en las calderas de gas de tiro forzado.
  • Medir la presión de la caldera de gas y la temperatura de la calefacción, comprobando su rendimiento.
  • Analizar la combustión y comprobar que la mezcla de aire y gas sea la correcta.
  • Comprobar el sistema de revoco de la caldera de gas, que impide la entrada de aire y con ello la vuelta de los productos de la combustión.
  • Examinar la cantidad de monóxido resultante de la combustión.
  • Sustituir piezas desgastadas o defectuosas.
  • Confirmar que la evacuación de los gases de escape y la ventilación de la habitación donde se encuentra la caldera sea correcta.

¿Qué pasa si no hago la revisión de la caldera?

Si el usuario no tiene contratado un servicio de mantenimiento que incluye la revisión de la caldera de gas, tiene que ocuparse de que un técnico revise el aparato. En ocasiones, los usuarios sin servicio de mantenimiento olvidan o desconocen que tienen que pasar la revisión de la caldera, esta negligencia por su parte puede desembocar en lo siguiente:

  • La combustión puede no ser la correcta y derivar en riesgos para la seguridad.
  • Perder eficiencia energética y con ello un aumento del consumo.
  • Taponamiento de la ventilación.

En caso de accidente, los seguros se eximen de responsabilidad ya que el gas natural es un combustible seguro y el accidente es provocado por la negligencia del cliente al no realizar la revisión obligatoria de la caldera.

Actualizado a
91 198 12 18
Quiero que me llamen