Se encuentra usted aquí

 

Instalar gas natural en Sevilla: precio, presupuestos y tipos

Presupuesto para poner el gas natural en Sevilla

La ciudad de Sevilla se caracteriza por el contraste de temperaturas durante el año, aunque nunca sin llegar a ser tan bajas como en el norte de España. Al poner gas natural en Sevilla es posible tener gas natural para conectar la cocina, el agua caliente o la calefacción, pero para ello es necesario hacer previamente la instalación de gas.


¿Cuánto cuesta instalar gas en Sevilla?

El precio por la instalación de gas depende del tipo de instalación que se deba realizar y de la empresa que vaya a acometer la obra.

El coste de la instalación de gas en Sevilla ronda los 1.500€. Nedgia, la distribuidora de gas de la zona, subvenciona hasta 550€ para nuevas altas de suministro.

 

Antes de optar por una empresa u otra es importante solicitar diferentes presupuestos de instalación, ya que las tarifas de cada empresa pueden variar, e incluir determinadas ofertas y ventajas asociadas por la compra de equipamiento, por ejemplo.

En el presupuesto de instalación de gas interviene:

  • El tamaño de la vivienda, que afecta directamente a la extensión de tuberías que haya que instalar.
  • El tipo de instalación que se vaya a realizar.
  • La colocación del armario exterior para colocar el contador de gas.
  • El número de piezas de conexión que sea necesario ubicar.
  • El equipamiento a instalar junto a la instalación, si es que se va a poner la caldera o la calefacción desde el primer momento.

Aparte de este coste, es necesario contar con el coste por poner el gas natural en Sevilla, es decir, por activar el suministro. El precio por conectar el suministro de gas natural se corresponde con los derechos de alta de gas.

 ¿Qué son los derechos de alta del gas natural?

Al poner el gas natural es necesario abonar una serie de derechos para cubrir el coste de la operación. Ambos se destinan a la distribuidora de la zona -en este caso, Nedgia-, pero se cobran por la comercializadora en la primera factura del gas que llegue.

El importe se relaciona con dos conceptos:

  1. Los derechos de acometida, que se utilizan para pagar a la distribuidora por utilizar su acometida de gas.
  2. Los derechos de alta, que son los que, como tal, se abonan para engancharse a la red y por las operaciones necesarias para ello.

El precio de los derechos de acometida está regulado por el Gobierno a través del BOE. La diferencia en el precio depende de si es de nueva construcción o si ya existe acometida de gas frente al inmueble. Así:

Acometida de nueva construcción
Según la siguiente fórmula: Coste = 104,20*(L-6), donde L es la longitud de la acometida en metros
Acometida ya existente
Tarifa de acceso Precio
3.1 (<5.000 kWh) 128,67 €
3.2 (5.000 - 15.000 kWh) 128,67 €
3.2 (15.000 - 50.000 kWh) 244,40 €

Por otro lado, los derechos de alta de gas dependen de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre la instalación.

Los derechos de alta del gas en Sevilla son de 72 € para las tarifas de acceso 3.1 y de 76 € para las tarifas 3.2.

¿Cómo poner gas natural en Sevilla?

En Sevilla es posible poner el gas natural para surtir con este suministro los equipos que más consumen en una vivienda: la cocina,el agua caliente y la calefacción. Para poner el gas en casa en Sevilla es necesario hacer la instalación de gas, que consiste en colocar la infraestructura que permite utilizarlo.

La instalación del gas se hace a petición del usuario, siempre, por lo que, en caso de querer poner el gas en casa en Sevilla, el consumidor deberá contactar con una empresa autorizada para realizar la obra. Estas pueden ser:

  1. La distribuidora de gas natural de la zona.
  2. Instaladores de gas de Sevilla.

Bien sea con un tipo de empresa u otra, las personas que realizarán la obra siempre serán instaladores autorizados de gas, ya que para operar con el combustible es necesario cumplir un estricto reglamento de seguridad.

¿Cuál es la distribuidora de gas en Sevilla?Las distribuidoras de gas natural están asignadas por zona geográfica, ya que se encargan de la gestión, mantenimiento y operativa de la red de distribución general del gas. La distribuidora de gas en Sevilla es Nedgia, anteriormente conocida como Gas Natural Distribución.

En cualquier caso, en la realización de la obra para tener gas natural intervendrá, sí o sí, la distribuidora de gas, ya que es la encargada de efectuar la obra de acometida, que es imprescindible para poder conectarse al suministro, ya que es la infraestructura que permite engancharse a la red de distribución.

En la ciudad de Sevilla existen 1.470.871 acometidas de gas construidas, a las que están conectados más de 155.000 puntos de suministro.

Presupuesto de instalación de gas en Sevilla

Teniendo en cuenta la magnitud de la obra de instalación de gas, es importante que antes de decantarse por una empresa u otra se soliciten diferentes presupuestos. Estos presupuestos pueden variar notablemente según la empresa que lo emita, ya que cada una es libre de incluir determinadas ventajas y descuentos.

Habitualmente, las empresas instaladoras ofrecen una rebaja en el precio por adquirir el equipamiento a través de ellas. De esta misma forma, pueden incluir otras reducciones en la contratación de otros productos añadidos como servicios de mantenimiento de gas.

Además, el importe del presupuesto dependerá del tipo de instalación de gas que sea necesario llevar a cabo.

Tipos de instalación de gas en Sevilla
SH - Vivienda unifamiliar SV - Vivienda en comunidad
  • Comprobar si hay acometida
  • Realizar la acometida si no está hecha
  • Hacer la Instalación Receptora en la vivienda
  • Colocar el armario que conecta la instalación con la acometida
  • Instalar el contador de gas
  • Colocar e instalar el equipamiento de calor (caldera, radiadores, etc.)
  • La acometida ya suele estar realizada, por lo que no se incluye
  • Obra de Instalación Receptora Común, si no se ha realizado anteriormente
  • Instalación Receptora Individual en cada una de las viviendas
  • Colocación de la repisa y el contador individual en el exterior de cada vivienda
  • Instalación del equipamiento

Poner la caldera de gas en Sevilla

La caldera de gas natural es imprescindible para poder disfrutar de agua caliente y calefacción por gas en la vivienda. La instalación de la caldera también debe ser realizada por un técnico autorizado, que puede pertenecer a la distribuidora, a una empresa instaladora independiente o a la empresa fabricante.

Actualmente, los instaladores tienen que poner calderas de condensación. Este nuevo equipamiento es más eficiente y aprovecha el vapor del agua de condensación para seguir generando calor.

El precio de las calderas de condensación es más elevado que el de las calderas tradicionales; en torno a los 1.100 €. Sin embargo, el ahorro que se puede alcanzar gracias a su eficiencia a medio plazo compensa con creces la inversión. Además, a la hora de poner una caldera de condensación, hay que tener en cuenta el coste de instalación. Por eso, es recomendable solicitar un presupuesto conjunto al realizar la instalación, ya que habitualmente es más rentable realizar toda la operación junta.

En este sentido es importante tener en cuenta qué incluye la instalación y compra del aparato, es decir, si el instalador contempla la colocación de las piezas añadidas como los codos y tubos flexibles necesarios para la conexión con la instalación de gas.

A día de hoy existen diferentes subvenciones por la compra y sustitución de calderas antiguas por las nuevas calderas de condensación. Son los llamados Planes Renove de Calderas, patrocinados por las Comunidades Autónomas en colaboración con algunos fabricantes del mercado.

Para poner la caldera de gas en Sevilla es necesario reunir las dos condiciones básicas:

  1. Contar con instalación de gas
  2. Tener el certificado de instalación de gas en vigor

Calentadores de gas en Sevilla

Calentador de gas para tener agua caliente sanitaria en Sevilla

Si el cliente no desea tener calefacción por gas o no la necesita, es posible que instale un calentador de agua de gas para tener agua caliente sanitaria. Este tipo de aparato es más económico y ligero, y puede tener un depósito de microacumulación para tener agua caliente inmediatamente al abrir un grifo.

Además, los calentadores de gas son más económicos que las calderas. En caso de que no haya una gran necesidad de agua caliente (como sucede con los circuitos de calefacción por radiadores o por suelo radiante), es una opción más rentable para el usuario. En Sevilla, los calentadores de gas Junkers son de los más solicitados.

Estos calentadores a gas pueden ser adquiridos directamente al fabricante (que cuenta con servicio técnico e instaladores) o a través de un vendedor autorizado.

Instalar calefacción en Sevilla

En Sevilla, más de 71.000 hogares cuentan con calefacción. De ellos, casi 60.000 cuenta con calefacción individual. Esto significa que cada usuario se hace responsable de su consumo directamente, sin que el coste por el suministro sea compartido por calefacción central comunitaria.

Al igual que la propia instalación de gas, la instalación de la calefacción depende de las necesidades de cada hogar. Así, en el coste por la instalación influirá el tamaño del área a calefactar, el tipo de calefacción, el número de radiadores necesarios y el tipo de emisores que se vaya a utilizar.

En el momento de instalar la calefacción de gas es imprescindible que un técnico experto realice un correcto dimensionado de los radiadores. De esta forma se podrá ahorrar en el coste por el equipamiento (probablemente será necesario instalar menos radiadores de lo previsto) y en las futuras facturas de suministro, ya que el sistema estará optimizado para trabajar de forma eficiente. Los sistemas capaces de trabajar a baja temperatura (como la propia caldera de condensación) son claves para el ahorro energético de la vivienda, ya que permiten obtener las mismas prestaciones de calor y confort con un gasto de gas natural mucho menor.

El precio de instalación de la calefacción de gas suele rondar los 2.000 €. A este presupuesto habría que añadir el coste de la caldera si fuera necesario instalar una nueva.

 ¿Cómo ahorrar en calefacción en Sevilla?

La calefacción de gas es el equipamiento que más combustible puede consumir en un hogar. Las exigencias de temperatura y el esfuerzo por alcanzarlas en toda la vivienda hacen que ahorrar en calefacción sea la clave para reducir el coste de los recibos de gas natural.

En este sentido, contar con elementos de control de eficiencia energética es fundamental. Ejemplo de ello son los sistemas de calefacción a baja temperatura, que permiten obtener la misma sensación de confort en el hogar trabajan con agua procedente de la caldera en torno a 40°C y no a 70°C-80°C.

Además, es recomendable la instalación de dispositivos para controlar la temperatura. Estos pueden ser válvulas termostáticas, que permiten adaptar la temperatura, apertura y cierre de cada radiador. Son muy sencillas de colocar y se pueden poner en sistemas de calefacción de cualquier tipo, antiguos o nuevos.

Los termostatos inteligentes son la alternativa puntera a estas válvulas. Los termostatos digitales permiten controlar la calefacción tanto fuera como dentro del hogar, ya que la mayoría puede ser sincronizada con apps móviles. Sus funcionalidades van desde encender, apagar y programar la calefacción, hasta seleccionar la temperatura de consigna y qué radiadores se desea que estén en funcionamiento en cada momento. Además, gracias a estos dispositivos se pueden controlar otros aspectos que afectan a la calefacción como la calidad del ambiente, el porcentaje de humedad de las estancias, la luz natural de cada estancia, etc.

Cambiar GLP por gas natural en Sevilla

El suministro de gas natural está llamado a ser la alternativa más económica, práctica y rentable a los gases licuados del petróleo (GLP), el butano y el propano. A principios de 2018, en Sevilla el dato se situaba en más de 7.000 toneladas de GLP consumidas en la provincia, englobando propano y butano envasado y a granel.

Muchos de los usuarios que utilizan este tipo de suministro para cocina, agua caliente y calefacción pueden conseguir ahorrar en sus facturas de energía con el cambio de GLP a gas natural. La principal ventaja del gas natural frente al butano y el propano es que tiene un precio más económico y es más cómodo en su utilización, ya que no depende de rellenar depósitos ni de comprar envases cuando se agotan.

Para cambiar de GLP a gas natural en Sevilla es preciso modificar la instalación de gas para adaptarla a las características del nuevo suministro. La obra de modificación dependerá del suministro con el que cuente la vivienda actualmente, ya que si se surte de gas envasado, será necesario hacer toda la instalación de gas desde cero, mientras que, si tiene gas canalizado, el proceso se centrará en comprobar si la infraestructura de la instalación es compatible con el gas natural.

El precio por cambiar de GLP a gas natural dependerá de la obra de modificación que haya que llevar a cabo. La inversión se ajustará al presupuesto pactado con el instalador autorizado del gas.

SEVILLANOS CAMBIADOS DE REPSOL A GAS NATURALCon la venta de los activos de propano canalizado de Repsol, muchos clientes que tienen este suministro serán cambiados a gas natural por su nueva distribuidora, Nedgia. Esta compañía ha planteado el cambio de 3.924 puntos de suministro de propano de Repsol a gas natural desde 2016. De ellos, por ejemplo, se modificarán unas 300 instalaciones durante los meses de mayo y junio en toda la provincia de Sevilla.

Mantenimiento de gas en Sevilla

Al igual que el resto de instalaciones energéticas, las instalaciones de gas natural precisan llevar a cabo determinadas tareas de mantenimiento para garantizar su correcto funcionamiento en plenas condiciones de seguridad.

Para realizar el mantenimiento de gas en Sevilla, los sevillanos tienen que contactar con técnicos de gas autorizados. Estos pueden pertenecer a su propia distribuidora de gas (que se encarga por defecto de la revisión obligatoria del gas), a una empresa instaladora independiente o a una compañía de gas con la que esté contratado un servicio de mantenimiento.

El mantenimiento de gas consiste en:

  • La Inspección Periódica del Gas, que debe realizarse cada 5 años (4 para el País Vasco). Esta revisión debe realizarse para comprobar que la instalación de gas está en perfecto estado. Si se pasa con éxito, el técnico debe emitir un nuevo Certificado de Instalación del Gas, que es exigido por las compañías de gas para hacer los trámites del contrato de gas natural.
  • La Revisión Obligatoria de la Caldera, que hay que pasar cada dos años. En este caso, la revisión de la caldera también puede realizarla el fabricante, ya que conoce perfectamente cuáles son las prestaciones del equipamiento y los valores que debe cumplir.